calcamonias_transito_titulo_1974_arkivperu © 2011 . All rights reserved.

“Ahorro es progreso” (1974)

Era una época mundialmente compleja. La cuarta guerra árabe-israelí había ocurrido y a Tel Aviv le costó mucho derrotar a los ejércitos árabes dotados de plataformas móviles de misiles antiaéreos rusos (100 aviones israelíes derribados el primer día de los combates, y trescientos la primera semana de las hostilidades, así lo atestiguan). El resultado final del conflicto devino en un embargo mundial de petróleo impulsado por los países árabes (contra todos aquellos países que apoyaron a Israel en la también conocida como “Guerra del Yom Kippur”, en la que finalmente Israel volvió a ganar) y en un reajuste internacional del precio del barril de crudo (como desenlace de una larga pugna entre los páises productores, las empresas de hidrocarburos y los países compradores de petróleo), con sensibles consecuencias para las economías de los países desarrollados y para las del resto del mundo.

Gasolinera de la cadena “Amoco”, en una ciudad estadounidense, durante el embargo petrolero en los años 70

Las noticias internacionales propaladas por la radio y la TV (carentes de videos en el Perú, como muchos recuerdan, eran tiempos complejos para nuestra televisión) y las radiofotos de los periódicos, nos mostraban la magnitud de la crisis, sobre todo en el mundo desarrollado, con colas enormes de vehículos sin combustible enfrente de los surtidores también vacíos de las gasolineras. El embargo de crudo, o su restringida disponibilidad internacional a precios altos (catalizado por la disminución de la producción), obligó a todos los Estados a ensayar medidas de racionamiento en el corto plazo, y a largo plazo, a ensayar medidas de racionalización del consumo.


Filas de automóviles en las inmediaciones de una gasolinera en los Estados Unidos, en el peor momento del embargo de crudo por los países árabes.

Entre estas últimas medidas es que se comienza a avanzar, a nivel automotriz, en la generación de vehículos más eficientes en cuanto a consumo y generación de monóxido de carbono, cuya expresión más cabal la constituyó un modelo de la japonesa “Honda” (fabricante, por excelencia, en ese tiempo, de motocicletas baratas con motores de 4 tiempos), coche bautizado como “Civic” y que sería impulsado por el eficiente y revolucionario motor “CVCC” (siglas en inglés de “Compound Vortex Controlled Combustion”, motor aparecido en 1975).

La crisis del petróleo también representa el declive de los vehículos estadounidenses de gran volumen y consumo de gasolina, los que surgieron en el contexto de una gasolina ultrabarata. La crisis del petróleo trajo el fin de los enormes vehículos de sedientos motores.

Pero si todo esto pasaba en el mundo, ¿Qué ocurría en el Perú?

Juan Velasco Alvarado gobernaba el Perú el año de la crisis del petróleo. Si bien los hallazgos petroleros en el oriente nuestro fueron presentados como grandes triunfos y sinónimo de autoabastecimiento, lo cierto es que nuestra economía dependía del crudo o derivados importados, entre ellos la costosa gasolina (por aquella época los camiones funcionaban mayoritariamente a gasolina).

Naturalmente los carros pequeños se pusieron de moda, entre ellos los ensamblados en el Perú Toyota, Datsun, Daihatsu, Hillman y el pequeño Volkswagen (uno de los reyes del bajo consumo por aquél tiempo). Aún el Coronet de la Dodge, ensamblado también en nuestro país, era, con sus seis cilindros, más eficiente que los enormes lanchones V-8 estadounidenses.


Antiguo Comercial de Volkswagen, narrado por Arturo Pomar.

Pero de modas y decisiones personales sobre autos no se hace la política. Entonces fue necesario adoptar una política de racionalización del consumo, la que se tradujo en la introducción de un régimen de restricciones de circulación de vehículos por días de la semana, basado en la tenencia de calcomanías de tres colores, las que facultaban para circular unos días y otros no. Con ello se esperaba reducir el consumo de la gasolina mayoritariamente importada, muy costosa en la coyuntura mundial antes descrita.


Se exigió a los automovilistas eliminar de sus parabrisas las calcomanías antiguas de revisiones y pagos de impuestos con el fin de no distraer la visibilidad del chofer, y para facilitar la inclusión de estos nuevos distintivos para el ahorro de la gasolina. (Los consejos para la eliminación de las viejas calcomanías eran la de aplicar un poco de agua caliente en un trapo humedecido, y con una navaja de afeitar, lo que sacaría el pegamento en pocos segundos). Solamente debían permanecer en los parabrisas las calcomanías correspondientes a la última revisión técnica y pago de impuestos al rodaje.

Las nuevas calcomanías eran rojas (sus poseedores no podían circular ni lunes ni miércoles), blanca (sus poseedores no podían circular ni martes ni jueves). Posteriormente aparecería una calcomanía celeste (principalmente usada por los profesionales del volante, o las movilidades escolares, que necesitaban circular los “días útiles”). El castigo es que, sábados y domingos, sus poseedores no podían conducir.

Las dichosas calcomanías eran fabricadas por “Varela”, una firma líder en nuestro país por esos años (¿Se acuerdan de esa calcomanía tan popular que rezaba “Gordito pero agilito” y que todo el mundo quería tener en su maleta escolar en los lejanos 70? Pues ésa y otras eran fabricadas por “Varela”). Pero las calcomanías no eran tan buenas (muchos las pegaron al parabrisas al revés, por defecto de instrucciones o de fabricación). En su frente decía “Ahorro es Progreso” y en su dorso los días en los que no se podía circular.

Enrique Chirinos Soto, en su libro “El Septenato”, pese a ser muy
crítico del velasquismo, alabó la medida, la misma que contribuyó, según
el autor, no sólo a paliar el enorme gasto por la importación del
costoso hidrocarburo, sino también a mitigar los efectos de la crisis
que en otras latitudes se sintió con mayor intensidad.

29 Comments

  1. Diego Mamani

    Excelente recuerdo el de las calcomanias! A muchos que eramos niños entonces se nos quedo grabada la frase, y cada vez que se habla de ahorrar en lo que sea, asi hayan pasado 37 años, decimos “ahorro es progreso”.

    Como economista tengo algunos comentarios. Yo diria que ademas de las guerras en Palestina, otra causa determinante de la crisis del petroleo de 1973-74 fue la posicion de la OPEP (que incluye a Ecuador y Venezuela), que exitosamente restringio la oferta de petroleo para asi elevar los ingresos de sus paises miembros.

    Las largas colas de autos que se ven en las fotos fueron creadas por una mala politica del gobierno de R. Nixon: la congelacion y control de precios. (Como sucederia con Alan Garcia en 1985-1990, los politicos antes pensaban, ignorantemente, que la economia en general, y los precios en particular, se pueden controlar por decreto). Al tratar de controlar los precios, el gobierno de Nixon no hizo sino empeorar los efectos de la escasez de petroleo,

  2. Sandro Escandon

    Me acuerdo clarito que en la pagina inicial de Arkiv se burlaban de estas calcomanias(la gente se pirateaba esas calcomanias para salir)

    • Gregorio Huaroto Offenhauser

      Recuerdo que un tío, por ese entonces joven estudiante, regresó a su casa, de Lima a Chaclacayo, con su auto con calcomanía blanca inhábil para circular ese día. Lo hizo de noche, con el parabrisa pintado con témpera roja por fuera, justo encima de donde era visible el adhesivo. Por ese entonces no había autopista Ramiro Prialé, ni congestión ni alto tráfico. Llegó a toda velocidad.

      GH

      GH

  3. Arturo

    Nefasta etapa de nuestra historia, ojalá nuca se repita un gobierno tan corrupto como los que hemos tenido a lo largo de nustra vida republicana. La veda de carne, prohibicion de importaciones entre otors “aciertos”.

  4. Patrick

    Yo recuerdo un comentario de la época, medio en sorna medio en serio, recuerdo haber oído en mi entorno familiar que eso de las calcomanías obligaba a mucha gente comprar otro carro o ponerse de acuerdo entre ellos para pedir calcomanias que se complemente y así tener cómo transportarse todos los días de la semana

  5. Gregorio Huaroto Offenhauser

    Me crié en una atmósfera familiar marcadamente antivelasquista (a mi abuela y un tío les expropiaron un fundo). De ese tiempo recuerdo varias cosas:

    i) Una tía, hermana de mi padre, llamó a la casa para preguntar que color de calcomanía íbamos a comprar (para prever que la familia tuviera un carro disponible en caso de emergencia). Conque lo que Patrick señala es correcto, varias familias previeron eso.

    ii) Una familia vecina mía tenía dos autos. Uno tuvo calcomanía celeste, el otro la blanca. Hasta ahora me acuerdo que salimos, invitado por esa familia, un domingo en la tarde a los juegos mecánicos de Chosica, en el carro de fin de semana, un Fiat 1100, como el de la ilustración:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Fiat_1100R_aus_Garmisch_mit_Reisebus.jpg

    iii) Pese a la crítica de mi familia a Velasco y su gobierno (ambiente en el que crecí) no puedo dejar de reconocer que esta medida de las calcomanías no resultó mala. De hecho hay varias ciudades que la aplican para facilitar el tránsito, y evitar la congestión vehicular y la contaminación.

    GH

  6. Gregorio Huaroto Offenhauser

    El señor que maneja el auto en la primera foto parece el “Nene” Cubillas Arizaga…

    GH

    • Diego Mamani

      El señor de la foto, esta sonriendo o muestra los dientes al hablar? O sera que quiere moder al que le tomo la foto?

  7. Lucho T.

    Gregorio, una de esas ciudades que aplican este plan para reducir el tráfico es Sao Paulo, según me cuenta un amigo. Esa ciudad como mucho más población que Lima, creo que en algún momento se va a tener que hacer algo así acá, porque este tráfico no lo arregla ni Mandrake.

  8. Hilbert Zeballos

    Es dificil hablar del gobierno de Velasco imparcialmente y sin apasionamientos. Como Gregorio Huarotto, yo tambien creci en una familia antivelasquista. Mi padre (ya fallecido) era aprista y profundamente respetuoso del derecho ajeno (mi mama le fastidiaba diciendole que mas parecia suizo). Y mi madre una senora muy religiosa, conservadora y acerrima anticomunista.

    Con esa influemcia, fui (y soy) un acido critico de la dictadura de Velasco, que destruyo al pais en solo 7 anos, pero no dejo de reconocer uno de sus pocos aciertos con este sistema de calcomanias, blancas que impedian salir martes y jueves y creo que rojas para los lunes y miercoles.

    Posteriormente salieron unas azules para sabado y domingo, que no fueron muy populares porque a la gente no le hacia gracia quedarse en casa el fin de semana despues de trabajar de lunes a viernes.

    Las sanciones eran duras: Creo que mil soles de la epoca a la primera infraccion, tres mil a la segunda y decomiso del carro a la tercera (A Velasco siempre le gusto quitar las cosas).

    Como anecdota recuerdo que el terremoto del 3 de octubre de 1974 fue a las 9:20 am de un jueves y nosotros teniamos la calcomania blanca, pero por la radio dijeron que la medida quedaba suspendida por ese dia para todos los carros para ayudar a los heridos y atender emergencias. Que recuerdos…

  9. erick

    Caray, y eso que los militares en las burocracias y en palacio de gobierno eran los mas beneficiados pues con sus carros importados de lujo se daban la regalada gana. Es bueno saber que lo precios del barril en EUA antes de 1973 eran por debajo de 1 dolar, a partir de 1973-75 se dispararon a 20 o mas.

  10. Lucho T.

    Hilbert, buen recuerdo ese del terremoto del Jueves 03/10/74, sólo me ha quedado la duda sobre la hora porque recuerdo claramente que estaba en mi casa, recuerdo mis carritos Machtbox cayéndose de un anaquel, y ya que era jueves se supone que a las 9:20 am. ya debia estar en el colegio…o me tiré la pera?

    • Gregorio Huaroto Offenhauser

      Al arkivista Lucho T.: Fue un día de semana el terremoto, estábamos de vacaciones escolares y fue en la mañana…

      GH

    • mcardenas59

      Al amigo Lucho T. : si bien el terremoto fue en día de semana, coincidió que esa era semana de vacaciones antes de empezar el último bimestre…….de no haber sido por ello, hubieran habido más fatalidades.

    • José Carlos Bustamante

      Lucho T.: Ese terremoto cayó sábado y fue a mitad de mañana. Lo recuerdo claramente, pues me mandaron al mercado de Magdalena , yo vivía en San Miguel y tomaba la 11, (una línea de micros celeste). Apenas bajándome del micro y a punto de entrar al merca, empezó un ruido enorme, el movimiento y la polvareda en la plaza principal de Magdalena. La torre de la iglesia se bamboleaba y parecía iba a caerse. Pasado el susto, a correr a la casa. Fue fuerte. Ah, y no era que ese día te tiraste la pera… Saludos.

    • Peparias

      José Carlos : No hay duda de que el 3/10/1974 cayó día Jueves y no Sábado (Se puede verificar con cualquier calendario de ese año). En efecto ese día no había clases en los colegios y por eso mis hermanos y yo e incluso un par de primas (todos de diferentes colegios) nos encontrábamos en casa esa mañana antes de bajar a desayunar (9.20 a.m.). La pregunta es por qué no había clases ese día, y la respuesta mas plausible es porque eran vacaciones escolares bimestrales. Yo pensaba que era porque ese día era feriado tal vez por el golpe del 3/10/1968, pero en realidad el feriado era el 9/10 que fue el día de la toma de La Brea y Pariñas (“Día de la Dignidad Nacional” que le decían), además ese día mi papá había salido a trabajar, lo que quita la posibilidad de que haya sido feriado.
      PP

    • ricardo

      Leo tu comentario y tienes razón, ese terremoto del 74 fue día de semana y yo recuerdo haber estado en casa, lo que no recuerdo es si faltamos al colegio porque mi hermano también estaba en casa o ese día era feriado .
      Alguien se acordara …………..

    • Gabriel

      Fue en la tarde. Recuerdo que estaba en el colegio cuando ocurrio. Yo estudiaba en el turno de la tarde.

    • Gregorio Huaroto

      El terremoto del 3 de octubre de 1974 ocurrió la mañana de ese día, los colegios del Perú se encontraban en la semana de vacaciones para el inicio del tercer y último trimestre del año, fueron 2 minutos con 15 segundos de un movimiento largo como intenso. Parte de los pabellones de la Universidad Nacional Agraria se vinieron al suelo como consecuencia del sismo, el mismo que cobró seis vidas (enre ellas, la de un trabajador que pereció en una torre de almacenamiento que se vino abajo en el Callao).

      GH

    • Omar Floppy

      El terremoto del 3-10-74 fue en la manana. los alumnos de los colegios estatales en su mayoria estaban de vacaciones. fue un sismo de mayor intensidad que el del 70 pero gracias a Dios con menor numero de damnificados y victimas.

  11. Lucho T.

    Gracias Gregorio y mcardenas59 por el dato, ya pensaba que habia alucinado lo de los carritos Machtbox…

  12. Patrick

    Yo creo que el gobierno militar no fue del todo malo, dependiendo del punto de vista que se mire, si tu familia no tenía nada, no la pasó tan mal: a los campesinos, le dieron tierras, se recuperaron algunos patrimonios estratégicos como la Brea y Pariñas, se impulsó una reforma educativa de verdad, donde la brecha educativa no fue tan grande como la actual, toda la generación que emigró a finales de los 80’s y los 90’s fue educada con esa reforma, recuerdo que una buena cantidad de jóvenes fueron becados en la URSS y recibieron una educación interesante, se eliminó el Latifundio y el gamonalismo, lo que de una manera u otra nos alejó del feudalismo de los países latino americanos, se impulsó la industria nacional, buena, mala o mediocre pero ahi estaba. Ahora, si tu familia tenía tierras o patrimonios e intereses económicos claro que fueron afectados en sus legítimas posesiones y por supuesto que estuvo mal, la OCI y toda mordaza a la libertad de prensa y ni que decir de las deportaciones políticas. Lo que quiero decir es que siempre hay dos caras de una moneda y dependiendo de que lado de la acera estés podemos estar de acuerdo o no con un hecho histórico.

  13. Hilbert Zeballos

    Exacto, el sector educacion durante la dictadura de Velasco fue objeto de multiples experimentos. Yo hice la secundaria en la GUE Ricardo Bentin de 1969 a 1973 y recuerdo que el ’69, ’70 y ’71 tuvimos evaluacion trimestral en los cursos, asi que a fin de año debias acumular al menos 32 puntos para pasar el curso. Lo peor fue el ’72 y ’73 en que la evaluacion era mensual asi que a fin de año debias acumular 95 puntos para pasar el curso.

    Las vacaciones tambien variaron; el 69 solo tenias 2 semanas de vacaciones por fiestas patrias y luego las de verano, pero a partir del ’70 con el cuento de que los profesores tenian que hacer evaluaciones del año en curso, nos daban una semana de vacaciones cada dos meses, o sea la ultima semana de mayo, las fiestas patrias, la ultima semana de setiembre y la ultima semana de noviembre. Demas esta decir que ya agarrabas “viada” la ultima semana de noviembre y diciembre era ya un jolgorio por que solo ibas por dos semanas (Aunque para algunos fue un suplicio, porque era su ultima oportunidad para completar el puntaje minimo y asi poder pasar el curso).

    En 1974 el terremoto fue en la semana de vacaciones escolares que correspondia a la ultima semana de setiembre, por lo que gracias a Dios los colegios estaban vacios y no hubo mas victimas. Recuerdo que el Ministerio de Educacion suspendio las clases por una semana mas para que sus ingenieros evaluen el estado de los colegios de Lima y tambien evitar estampidas porque las replicas eran diarias. Si bien yo ya no estaba en el colegio, mi hermano menor aun si lo estaba y por eso recuerdo estos hechos…

  14. victor

    Las primeras calcomanias que salieron fueron la roja y la blanca, la restricción funcionaba entonces de lunes a viernes, quedando libres los sábados y domingos para circular. Lógicamente, mucha gente protesto por esa restricción justo en dias laborables, fue tanta la protesta que finalmente salieron las calcomanias celestes con la prohibición de circular los fines de semana. Quienes tenían dos carros, al principio tenían que coordinar para que un carro saliera en tal día y el otro en los días que el otro carro no podía. La calcomania celeste fue la solución, ademas en esa época no había la intensa actividad del fin de semana que ahora existe así que valía la pena dejar guardado el carro en fin de semana.

    Sobre lo positivo y negativo de la Revolución Peruana, creo que el saldo de todas maneras es negativo, el simple hecho de ser una dictadura ya lo descalifica. A los campesinos no se les dio la tierra sino a los dirigentes de las comunidades, el campesino siguió siendo tan o mas pobre que antes. La educación se deterioro muchísimo, recuerdo que nos inculcaban en el colegio cosas del Sinamos, la participación popular y se ensalzaba la figura del dictador, si hablabas de democracia te mencionaban la famosa democracia social de participación plena que no era partidaria como la democracia representativa, a la cual se calificaba de caduca. Sobre la recuperación del petroleo, al final la Revolución le dio una indemnización jugosa a la IPC y el Estado creció de manera monstruosa e ineficiente, por supuesto todo costeado por los impuestos. Al final la Revolución devaluó la moneda mas que otros gobiernos y nunca se investigo lo que se hizo en ese periodo.

  15. El establecimiento de las calcomanías blanca y roja fue, de hecho, un dolor de cabeza para quienes hacían movilidad. La señora que me llevaba al colegio, probablemente dispondría de dos automóviles, porque dos veces a la semana venía a recogernos en otro carro. La movilidad que llevaba a mi hermana si tuvo, me parece, más problemas porque la señora no pudo disponer tan pronto de otro vehículo. Después, con la aparición de la calcomanía celeste, el asunto se resolvió para las movilidades escolares.

    Recuerdo que en un sketch de La Gran Revista (La primera versión de este programa fue en los años setenta) hacen una parodia de El Quijote y aparecen en escena los actores que interpretaban a Don Quijote y Sancho Panza (este, me parece, caracterizado por Jorge Montoro). Sancho Panza le pregunta a Don Quijote dónde estaba Rocinante. Y Don Quijote le responde: “Es que Rocinante tiene calcomanía roja y hoy no puede circular”.

  16. Omar Floppy

    La idea de usar calcomania era por la escacez de combustible, sin embargo en la coyuntura actual, en tanto no se solucionen los problemas del trafico con un metro, retiro de unidades antiguas y optimizacion de las vias, no resultaria descabellado retomar la idea. de esa forma mitigariamos en algo el excesivo numero de vehiculos que a diario circula por nuestra ciudad

  17. Dominique Peñaherrera

    Hacer obligatorio el uso de calcomanías para limitar el consumo de petróleo o gasolina es como lidiar con la escasez de agua, obligando a la gente a bañarse menos. El velascato se jactaba de nuestra producción petrolera, se acuerdan de los comerciales de PetroPerú? y sin embargo todo faltaba. Y no solo por la Opep sino por el pésimo manejo económico y la corrupción de los militares (nada que envidiarles a los civiles).

    Yo vengo de una familia de clase media, y mi padre era velasquista, y ahora a la distancia veo como el perú cambió para mal con Velasco. Hay un mito velasquista-nacionalista que se olvida que no había libertad de expresión, te clausuraban la revista o el periódico por decir nada, te deportaban, y la política de expropiaciones solamente destruyó la competitividad y la eficiencia del sistema agrario-industrial, auyentando la inversión y con el cuento de “luchar contra la desigualdad” (que la había y mucha) se destruyó el sistema educativo para siempre. Noten que el la educación Peruana nunca más se recuperó.

    Y ahora pagamos las consecuencias de ello. De Velasco me acuerdo de chico la desesperación de mi madre con cada paquetazo, la veda de carne, la falta de insumos, y al militar de siempre explicando por cadena nacional (expropiada y parametrada por el Sistema Nacional de Información) que en Ecuador el kilo de arroz costaba más que en el Perú de modo que no había por que sentirse mal, claro, cuando había arroz o azúcar. Mi tío en cambio, que era general Fap, lo conseguía todo en el bazar militar. Y alguien se olvida de la polarización de la sociedad? Nunca me olvidaré de la Navidad de 1977 con tres cuartas partes de la familia celebrando la muerte del dictador corrupto, que ejecutó un golpe de estado contra su jefe, Belaúnde, y a mi padre devastado. A partir de Velasco el Perú se partió en dos y en tres; todo lo que vino después fue casi lógico, incluso sendero.

  18. Recuerdo muy bien esa época, como siempre había un grupo de privilegiados, conocí a un muchacho hijo de militar que tenía un auto y dos calcomanías pegadas a sendos círculos de vinifan, las pegaba al parabrisas con un poco de saliva … que no me cuenten cuentos de las bondades del gobierno de Velasco, había corrupción, claro que comparada con la de ahora era un pecadillo venial!
    Alguien sabrá entre qué fechas estuvo vigente la medida? Agradeceré mucho la respuesta!

  19. Conocí a un miembro del ejército que tenía las tres calcomanías y las colocaba (no sé como) de tal manera que su auto circulaba los siete día de la semana.
    Respecto al terremoto del 3 de octubre de 1974, no fue ni día sábado, ni día de colegio, pues era vacaciones trimestrales. Además ese día era feriado para la dictadura de Velazco, ya que era el día de su golpe de Estado.

Deja un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>