(ARKIV: Guarda ahí)

 


¡Pídala, léala, colecciónela!


Gran parte de nuestra niñez  la pasamos leyendo, devorando más bien, cómics. Estas historietas --o "chistes" como los llamábamos entonces-- significaron para muchos de nosotros la primera introducción al mundo de la lectura, sus páginas coloridas y llenas de emocionantes historias y pintorescos personajes despertaron tempranamente nuestra curiosidad y desarrollaron nuestra fantasía.

Principal artífices de esta devoción al mundo cómic fue la editorial mexicana Novaro, que se encargó de sacar a la calle una infinidad de títulos que se convertirían en referentes de varias generaciones, como Supermán, Batman, Archie, Tarzán, Lulú, Fantomas, etc.

Para rendir un merecido homenaje a esta inolvidable editorial, ARKIV levantó el celular y contactó a los especialistas del cómic: KINGDOM para darnos una mano y de paso proponer una idea que se caía de madura: elaborar una lista de los cómics más raros, bizarros e increíbles que desfilaron por nuestros kioskos.


Agradecimientos a Fernando Franco Quiroz por la colaboración.
 

La editorial Novaro en el Perú.
A inicios de los 50s, la editorial mexicana Editorial Novaro despegó con fuerza publicando una serie de revistas para su público infantil y juvenil. Varias generaciones tuvieron la oportunidad de leer por lo menos una de ellas, y como no, de coleccionarlas. La imaginación rebosaba en cada una de las páginas llenas de color y copiosos textos, muchos admiraban a Superman, Batman, El Zorro, Flash Gordon, etc. por las diversas seriales que se pasaban en los cines y ahora los podían tener al alcance de sus manos y disfrutar sus aventuras semanalmente. Los padres resultaban ser los "castigados", al tener que leer a sus hijos estos cómics, hasta que ellos aprendieran por si mismos a hacerlo.
 


Ya por la época de los 60s y 70s estas revistas eran ya muy populares y abarrotaban los kioskos de Lima, causando delicias y también polémicas, como lo acontecido durante el gobierno militar del general Velasco Alvarado, el cual consideraba que estos cómics no contenían otra cosa que mensajes capitalistas norteamericanos y que implicaban un peligro latente para la niñez peruana.

Mientras tanto, en las calles, los revendedores no tardaban en ubicarse en los principales jirones de la capital y provincias, en las puertas de cines, en los parques, y como figuritas de un álbum, vendían y cambiaban cómics antiguos, otros, que estaban en estado más lamentable, eran puestos en extensas hileras de madera para ser alquilados a los transeúntes.

Para 1974, Novaro reduce el tamaño de sus publicaciones, un duro golpe al lector, que ya acostumbrado al cómic grande, vio como su colección se "degradaba" un poco en la pequeña "serie Águila". En fin, eran tiempos en los que no se podía quejar, ya que de todas maneras había material por leer. La serie Avestruz que sacó Novaro en la segunda mitad de los 70s (formato grande, aunque no tanto como las clásicas) hizo que la sonrisa vuelva al lector, que fiel a sus personajes favoritos, seguía adquiriéndola. De vez en cuando un especial de 64, 80 o 96 páginas que publicaban, alegraban a los pequeños aunque para el bolsillo de papá era un golpe bajo.

La mayoría de coleccionistas, guardaban sus cómics en las indispensables cajas de leche Gloria, galletas Field, etc. Los papás más formales, mandaban a encuadernar (empastar) los cómics de sus hijos para que no se le perdieran y puedan ocupar un lugar en la biblioteca del hogar. Los chicos preferían tenerlas debajo de su cama, en las cajas, para poder leerlas en la noche bajo la luz de una linterna.



Lamentablemente
, el clima limeño afectaba gravemente los cómics, humedeciéndolos y hongueándolos si no se ventilaban constantemente (aún no existían las bolsitas individuales de polipropileno o Polybags). Otros enemigos eran la cargosa polilla, el "pescadito" de la humedad y las larvas, que hacían desmanes insalvables en nuestros cómics.

A fines de los años 70, muchas distribuidoras peruanas como INCA, DISTRIBUIDORA DE SELECCIONES, LA ESTRELLA, VALVERDE, ALVIÓN, ANYARÍN INJANTE, etc. lanzan una ofensiva total al mercado peruano, importando saldos completos de cómics que a veces nunca habían llegado al Perú.

Fue una época espectacular, los cómics de serie Águila y Avestruz se encontraban por kilos en cada distribuidora y los coleccionistas podían seleccionar hasta el mejor ejemplar a llevar. Ya que eran saldos, Novaro agrupaba los cómics a veces de dos en dos (salvajemente pegados, mutilando la portada de uno de ellos) o de tres en tres (aquí eran algo más respetuosos... ¡los engrampaban!)

De vez en cuando se nos iluminaba la sonrisa al encontrar que los cómics contenían ofertas para canjear polos y llaveros de Supermán, entradas al cine, viajes a Disneyworld, etc. pero toda esta ilusión se venía abajo al constatar que lamentablemente estas ofertas solo eran aplicables en México.

Ya para 1984, Los cómics llegaban irregularmente al Perú, y había que recorrer todos los distribuidores en busca de los faltantes. Es así que sin previo aviso, en marzo de 1985 salen los últimos cómics de la Editorial Novaro, dejando a muchos lectores con la incógnita de que es lo que había ocurrido, sin saber que la verdadera razón fue que los problemas económicos habían enviado a la quiebra a esta grandiosa editorial, la que alegró los días de muchas generaciones.

Para el 2005 Novaro sigue vigente, ya que Internet se ha convertido en el centro de "reunión" y "kiosko" de muchos clásicos y nuevos lectores y coleccionistas de esa editorial, que siguen manteniendo en vida el viejo eslogan de Editorial Novaro: "Diversión sana para toda la familia".

 

-------------------------------------------------------------------------------------



Una labor TITÁNICA, HERÓICA Y AUDAZ a cargo de:
ARKIV (LA PRIMERA PÁGINA NOSTÁLGICA DEL PERÚ)
Y KINGDOM (EL UNIVERSO DE LOS CÓMICS)

Capítulo 1:
 

¡Santos cielos!
Batman y Robin en "Romances Juveniles"
Editorial Novaro, 1967.

Un número extrañísimo, tomando en cuenta que ROMANCES JUVENILES era una historieta algo similar a ARCHIE, cuyo fuerte eran las comedias románticas destinadas para los adolescentes y donde figuraban famosos personajes en versión cómic como Bob Hope y Jerry Lewis.

Justamente fue en un capítulo con el cómico Jerry Lewis de protagonista, que el hombre murciélago hace su aparición. Jerry y su sobrino Ramberto le dan vacaciones a su empleada, la vieja bruja Kraft. Esa noche, mientras ven el programa de Batman en la tele, se les ocurre disfrazarse como héroes para combatir el delito (en las identidades de Ratimán y Rompín) pero en su primera actuación, un villano, "El Canguro" secuestra a Ramberto no sin antes dejar una pista de su ubicación. Batman y Robin entran en escena y luego de descifrar la pista, van al rescate. El Canguro huye pero tiene también detrás suyo a la "Sociedad de delincuentes disfrazados" (conformada por el Guasón, el Pingüino, el Acertijo y otros villanos) quienes también planean capturarlo por la "mala" reputación que le da al crimen. Increíblemente, Ramberto estropea los planes del dúo dinámico, y Jerry Lewis captura a todos los villanos, resultando ser el misterioso Canguro nada más y nada menos que la bruja Kraft, quien les jugaba una broma. Robin no soporta esto y con un felpudo termina persiguiendo a Ramberto para darle una buena lección.

Galería: 1 2 3 4

-------------------------------------------------------------------------------------

¡Atiza!
Marvila presenta: "Cuentos de Misterio".
Editorial Novaro, 1955.

Durante la década de los años 50, Editorial Novaro emprendió una agitada carrera para publicar el extenso material que publicaban las diversas editoriales de USA (en este caso, la DC Comics). Es así que adquirió las licencias para publicar títulos como BATMAN, SUPERMAN, TOMAJUK, y también la de un personaje que sería muy popular en nuestro país: MARVILA (la Mujer Maravilla).

Inicialmente, Novaro no estaba convencido que los cómics con material de misterio que se publicaban con éxito en USA podrían ser una alternativa para Latinoamérica, así que decidieron publicarlo como complemento dentro de una colección que recién empezaba en 1955, y que tenía como protagonista nada menos que a la princesa Diana, la Mujer Maravilla. El primer número de Marvila equivale al Wonder Woman # 59 de USA.

Los números 6, 9, 15, 19, 21, 25 y 28 se presentaron con el titulo "Marvila presenta: Cuentos de Misterio", y contenían dos historias de Marvila y una de misterio (extraída de los títulos DC HOUSE OF MYSTERY y HOUSE OF SECRETS que si se publicaban ya en USA). Para atraer a los lectores, Novaro decidió que la portada siempre traería a la Mujer Maravilla.

Con el correr del tiempo los números 32, 34 y 36 fueron excepciones puesto que traían historias de Misterio, y sólo una de Marvila como complemento, y la portada no traía a Marvila sino una de misterio.

El extraño experimento de Novaro funcionó, ya que la aceptación de los títulos de terror de la DC Comics fue buena (no era tan agresiva como los títulos Harvey de CUENTOS DE BRUJAS que eran impresos por editorial la Prensa desde 1951, eso solo les bastó), y así Novaro estreno el título propio de "Cuentos de Misterio" en el año 1961, empezando con el HOUSE OF MYSTERY # 80 USA.

Galería 1 2 3 4

 

-------------------------------------------------------------------------------------

¡Pow! ¡Crash!
Los Supercomics y Baticomics.
Editorial Novaro, 1970's.

Unas series experimentales que en sus 22 números iniciales salieron como Digest (es decir, recopilaciones de los clásicos cómics de los años 50 a color y en formato de bolsillo, de 64 páginas cada uno). Después de 22 números, ambas series cambian de formato al convencional, ya presentando nuevas historias que se les iban quedando en el trayecto.

En 1974, con el cambio de las ediciones al formato serie Águila, el "Baticomic" desapareció y sólo continuó el título de "Supercomic".

Galería: 1 2 3 4 5 6
 

-------------------------------------------------------------------------------------


 


¡Por Júpiter!
Los diseños provocativos de Superniña.
Editorial Novaro, 1973.

Para inicios de los años 70, la editorial DC decidió hacer una renovación a Supermán a cargo de los cartonistas Denny O'Neil y Curt Swan, haciendo que el hombre de acero pierda la mitad de sus poderes pero a la vez eliminando la kryptonita de la Tierra.

Para equilibrar sus poderes con los de su superprimo, Superniña tenia también que ser renovada de alguna forma. Es así que nuevamente Denny O'Neil, apoyado en los gráficos por Mike Sekowsky y George Roussos, calibraron una dramática experiencia en la heroína, que perdía sus poderes por un extraña píldora y los suplía con accesorios como jets propulsores y un exoesqueleto que le daba superfuerza. En algunas aventuras recobraba sus poderes, pero Superniña quedó definitivamente como una sombra de lo que era.

Pero lo más interesante de esa saga, fue el cambio de atuendo de la damisela de acero, que en cada aventura usaba una ropa mas ceñida y pequeña. Posteriormente, otros dibujantes, como Bob Oksner y Artie Saff decidieron darle también su aporte al traje heroico de Superniña, tratando de esta manera de levantar las ventas del cómic entre los hormonales lectores masculinos.

Galería: 1 2 3 4 5 6 7 8

-------------------------------------------------------------------------------------

¡Recórcholis!
Jaime Olsen y Superman dibujados
por el maestro de Marvel: Jack Kirby.
Editorial Novaro, 1975.

Para inicios de los 70s, las ventas de los títulos de la editorial DC (Batman, Supermán, Flash, etc.) habían bajado notablemente en comparación con los ofrecidos por la editorial Marvel (Hulk, los 4 Fantásticos, el Hombre Araña y compañía eran los nuevos ídolos de la juventud americana). La DC comics decide entonces contratar al legendario Jack Kirby, el co-creador de los mas resonantes personajes de la Marvel, para que renueve la imagen de la casa editorial.

La primera andadura de Kirby, por petición de el mismo, fue el título del compañero de Supermán, JIMMY OLSEN (Jaime Olsen en versión Novaro), que en ese tiempo estaba en peligro de desaparecer. Kirby a partir de ahí desarrolló lo que se llama "El Cuarto Mundo", que incluía otros nuevos títulos (Los Nuevos Idolos, Forever People y Maxisol). Los once números que dibujó a Jaime Olsen, fueron de lo mejor para esa alicaída serie. Lo primero que hizo fue retomar personajes como los Cinco Joviales y al Guardián (el mismo Kirby los dibujo en los 50s), creando nuevos lugares como Cadmus, el Refugio, etc y añadiendo ademas a sus famosos Monstruos que lo hicieron famoso en la compañía Marvel.

La forma que Kirby tenía de dibujar la cara del hombre de acero no era del agrado de los responsables de la DC y por ello todas las cabezas de Supermán fueron redibujadas por Alfred Plastino, el gran artista, veterano en los dibujos de Supermán, con la consiguiente protesta de algún lector que reclamaba el dibujo de Kirby para todo.

Galería: 1 2 3 4


-------------------------------------------------------------------------------------

¡Gulp!
Batman se enfrenta al Hombre Lobo.
Editorial Novaro, 1975.

No un cómic muy raro pero sí significativo. Cuando Bob Kane creó a Batman, era un personaje oscuro y violento, que incluso mataba a gente. Pero con el transcurso de los años, la imagen de Batman fue ablandándose para hacerla más digerible hacia el público infantil. Fue en 1971 cuando Neal Adams, un destacado dibujante de cómics de la DC fue designado para marcar un nuevo cambio en la imagen del hombre murciélago. La editorial buscaba algo diferente y distante a la versión Technicolor de Batman que predominaba en esas fechas y que era heredera directa de la versión de la entrañable serie de televisión.

Y vaya que lo logró. Con guiones de Denny O'Neil, Neal Adams realizó una versión realista, dinámica y oscura de Batman, convirtiéndolo en una verdadera criatura de la noche. Adams, un maestro del bibujo de la anatomía y del diseño de página, logró dejarnos verdaderas obras maestras, muchas de ellas publicadas íntegramente por Editorial Novaro, como "el retorno de Dos Caras", "la venganza del Joker", así como los enfrentamientos de Batman con el Manbat o la clásica saga de Ra's Al Ghul.

En 1975, cuando Novaro publicó "El Hombre Lobo", una de las última historietas del Batman con el acabado de Adams, él ya había reinventado definitivamente la figura del hombre murciélago. Aunque siguió dejando su sello en otros cómics y a pesar de que otros dibujantes se habían hecho cargo de Batman, antes y después de él, Adams es considerado como el mejor y más influyente dibujante de Batman; o como comentan los aficionados: "Hay que ver cómo sería Batman si no fuera por él".

Galería: 1 2 3 4 5


¡Continuará!
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ARKIV