DESDE LOS MÁS REMOTOS RINCONES DE LA MEMORIA, ARKIV DESEMPOLVA LAS SERIES INFANTILES QUE EL TIEMPO SE LLEVÓ

(Agradecimientos a Gregorio Huaroto)
 



"El Club de
la Diversión"

("The Funny Company", 1963. Transmitido por el Canal 4)

Este dibujo lo transmitió originalmente el Canal 4, formando parte de las secuencias animadas de "Cachirulo y sus Cuatronaútas", desde 1969 o 1970, si mal no recuerdo.

El programa se llamó "El Club de Diversión", una serie que mezclaba cortos de programas educativos con las aventuras de un grupo de niños que tenían, en un lote baldío, un club, donde compartían pasatiempos y amenidades.

Los personajes eran; Jasper (un chico inventor), El Superjefe (un indio de plumas, que sólo emitía aullidos, diligentemente traducidos por su ayudante, otro indio estadounidense. Cada aullido significaba algo), el malvado Penny Laguna (y su primo, que era igual a él, pero más chiquito), y la pequeña y vergonzosa Violeta Retráctil (que se hacía chiquita, cada vez que pasaba algo que le apenaba o daba vergüenza).

En el programa solía salir un Profesor a quien los chicos visitaban, y que poseía una computadora llamada "Sabelotodo", que presentaba breves documentales sobre inventos y situaciones.

La introducción era una canción en inglés, con breves partes en castellano ("vengan todos, vengan todos!", "Mucha acción, mucha emoción, cuentos, canciones, juguetes!").

 


 

 

 


"Los Demonios
del Volante"

("Hot Wheels". Transmitido
por Panamericana)

"Hot Wheels" (llamada en español "Demonios del Volante") era una serie de dibujos animados sobre automovilismo, que apareció, a inicios de los setenta, en las secuencias de dibujos animados de "El Tio Johnny", antes que éste fuera censurado.

El programa tuvo como propósito ayudar en las ventas de las línea de carritos de juguete del mismo nombre de propiedad de la firma "Mattel". Los juguetes "Hot Wheels" no se vendieron en el Perú en el tiempo en que la serie fue lanzada al aire por Panamericana Televisión (pese a la prohibición a las
importaciones, aún se podían encontrar autitos de metal de las marcas "Husky", "Matchbox", "Corgi Juniors", "Corgi Rockets" y "Corgi Toys", pero no los mentados "Hot Wheels" hechos en los Estados Unidos).

La introducción que aparece en el enlace es la que corresponde al programa tal como se difundió en los Estados Unidos. En Latinoamérica, sólo se escuchaba la versión instrumental del tema introductorio. Estaba doblada en México.

El recuerdo de "Hot Wheels" nos transporta al tiempo en que parte de nuestros pasatiempos infantiles se centraban en las aventuras imaginarias con autitos de juguete.

 

 

 

"El Príncipe Dinosaurio"
("Kaiju Oji", 1967-1968. Transmitido por el Canal 4)

"El Príncipe Dinosaurio" era una serie de acción japonesa producida por la productora Fuji Telecasting, que puso en pantalla la historia de un niño que desaparece después de un accidente aéreo en las aguas agitadas del Océano Pacífico. Años después, varios científicos bajo las órdenes del doctor Ibuki visitan una isla volcánica en la misma zona, investigando los frecuentes sunamis que frecuentemente ocurren por ahí.

Ante su gran asombro, los científicos encuentran al niño perdido, pero este parecía un niño cavernícola puesto que había sido criado por su nueva "mamá", un enorme dinosaurio Brontosaurus, quien lo ayudaba (y, de paso, a los bobos militares japoneses) a salir de distintos entuertos y peripecias (los enemigos eran, mayormente, seres extraterrestres con propósitos protervos). El arma favorita del Príncipe Dinosaurio era su boomerang.

La daban en Canal 4 durante la primera mitad de la década de los 70. La voz en "off" que introducía la serie (la misma de los dibujos animados "Yam Yam y el Genio", y de "El Hombre de Acero", característica del doblaje mexicano) decía: "Príiiincipe Dinosaurio", y la musiquilla empezaba a sonar.

Lo desilusionante de ver estas series antiguas es que puesto que en esas épocas no había video, si te perdías un capítulo estabas frito porque nunca tenías la seguridad si el canal lo iba a repetir (y si lo hacían nunca lo anunciaban) y así te quedabas con todas las ganas de ver como le fue al Príncipe Dinosaurio.
 


 

 

 

"EL GRAN MUNDO DEL PEQUEÑO ADAM"
("The Big World of Little Adam", 1964. Transmitido por el Canal 4)

"El Gran Mundo del Pequeño Adam" fue una entrañable serie de dibujos animados de media hora que propaló el Canal 4, a fines de los años 60, cuando los astronautas estaban de moda, y era parte de las series del espacio infantil "Cachirulo y sus Ñonguitos", que se difundiera, de lunes a viernes, desde las cinco de la tarde, cuando acababa el bloque de las telenovelas.

Era una serie atípica (estaba doblada en Puerto Rico, el tema introductorio estaba cantado en castellano) y era -al igual que "Mi Amigo el Mago", también doblada en Puerto Rico- un espacio cultural, en este caso producidos por la NASA.

Adam era un niño curioso que preguntaba sobre cosas del espacio y la naturaleza. Su hermanito Wilbur (el típico chancón con lentes), con ayuda de sus libros, les explicaba todas sus interrogantes.

Lo que resultaba frustrante para los que veíamos la serie, era que, al final de cada capítulo, Adam lanzaba una pregunta superinteresante (no sobre el tema tratado, pero si relacionado), y su hermano mayor le respondía: "eso pequeño niño, es otra historia".

Los documentales de la NASA pasaron a ser obsoletos cuando Estados Unidos empezó a invertir millones para competir con los rusos en la Luna y el tema de la exploración del espacio se volvió demasiado grande y complicado para el pequeño Adam, causando que la serie desaparezca como un meteorito en el infinito universo.

 

SEGUNDA PARTE:
Mr. Magoo, Saturnino, Jonny Quest...

 

www.arkivperu.com