© 2009 . All rights reserved.

"El estilo Chocco" (1975)

arkivperu

Segundo Gonzáles Villacorta, más conocido como "Chocco", junto a Silvio Arroyo García, nombre completo del famoso Silvio (propietario del recordado y exclusivo salón de belleza “Silvio Coiffure"), fueron los peinadores estrellas de la “alta sociedad” limeña de los años 70 y 80, así como de reinas de belleza, primeras damas y artistas nacionales y extranjeras que llegaban a nuestra capital.

Chocco, era informal en el vestir, siempre se le veía en ropa estilo casual, Silvio por el contario, era más conservador y generalmente vestía elegantes ternos. Gustaba del perfil bajo.

Segundo Gonzáles nació en 1948 en Chiclayo y desde muy niño gustó de las inquietudes artísticas, pintando cuadros abstractos y tomando clases de baile español. A los 15 años propuso a sus padres seguir la carrera de peinador, pero encontró el franco rechazo de sus padres y familiares. De nada valieron ofrecimientos de premios, viajes, carro o cualquier premio que les pidiera. Su sueño estaba idealizado, los estudios estaban demás. Contra viento y marea dejó todo para iniciarse en un camino bastante difícil de alcanzar la gloria, que logró, sin embargo, a base de ingenio y buen gusto, convirtiéndose en un artista cuya fama se extendió a todo el país.

La prueba de ese éxito, era la distinguida clientela que lo rodeaba, en su mayor parte beldades de la época como Ana María Álvarez Calderón de Olaechea, Teresa Candamo de Picasso, Patricia Llona de Arena, Gladys Zender de Meier y otras damas de la alta sociedad.

Choco inauguró en 1967, su primer instituto de belleza, situado en la Avenida Emilio Cavenecia 256 en San Isidro, el mismo distrito donde Silvio tenía su elegante peluquería “Silvio Coiffure". La especialidad de Chocco eran las líneas de peinados muy largos o muy cortos, además de peinados con postizos, que eran en ése entonces el último grito de la moda, y que adornaba con cintas o lazos muy finos.

arkivperu
Chocco y Norma Belgrano durante una presentación de productos "Indola" (1965)

En el invierno de 1971, Silvio inauguró un local en el centro de Lima, similar al de San Isidro. Estaba ubicado en la Plazuela Santo Domingo, frente a la Iglesia del mismo nombre, en la segunda cuadra del Jr. Conde Superunda. Al inaugurarlo (por cierto en gran forma y por todo lo alto, inclusive asistieron un par de generales, jefes de no se que organismo estatal, recuerden que nos encontrábamos en plena “Revolución”), Silvio declaro, a la revista “Gente”, que lo hacía “para que la mujer moderna, que trabaja en el Centro de Lima, tenga un centro de belleza de categoría internacional y no pierda tiempo trasladándose hasta San Isidro”.

Este local funciono solamente dos o tres años, aunque en 1980 inauguro un salón en el Hotel Bolívar, el cual, me parece, se mantuvo hasta el cierre del hotel.

Su local de San Isidro, ubicado a la espalda de la segunda cuadra de la Av. Rivera Navarrete, mantuvo sus actividades hasta mediados de los años 90.

Chocco era más dado a las cámaras y a la farándula, pero siempre con cierta sobriedad. En una entrevista que le hizo Jaime Bayly, en 1991, en su programa “Qué hay de nuevo”, el periodista le preguntó sobre la razón del alto costo de sus productos y este le respondió de manera autosuficiente que “En otro lugar puedes encontrar productos mas baratos, conmigo estás pagando la marca, Jaime, por algo me has invitado a tu programa”. Nada modesto.

Los nombre de ambos peinadores, estuvieron ligados, cuando en 1970 o 71, el temible Ministro del Interior, Armando Artola Azcarate, sorprende al país con una pintoresca denuncia, sobre un pretendido complot para asesinar al líder aprista Víctor Raúl Haya de la Torre, citándose a declarar, como presuntos implicados, a Chocco y a Silvio. A este último no lo salvo de las investigaciones, ni el hecho de ser el peinador personal de Consuelo Gonzáles de Velasco, esposa del dictador.

Recuerdo haber visto unas fotos, publicadas por la revista “Caretas”, donde se aprecia a estos personajes, saliendo apurados de la Prefectura, después de haber prestado declaraciones.

Al final y como era de esperar, todo resulto una patraña, lanzada como cortina de humo por el inefable Artola. En el colmo del escándalo, en esta denuncia, se llego a especular que el motivo del complot, eran los celos, involucrándose a un imaginario italiano.

Una ridiculez total.

arkivperu
Arriba: Chocco mostrando el peinado de Patricia Aspíllaga el día de su matrimonio (1977)

Chocco, falleció hace tres años, aproximadamente. Fue un triunfador, que duda cabe.

Silvio, otro triunfador, actualmente, se encuentra retirado de la profesión que fue su vida y dedicado a la promoción de artistas plásticos.

Ambos marcaron una época en el peinado.

chocco_70s_arkivperu.jpg

34 Comments

  1. zipo

    Choco fallecio hace no mucho. si no me equivoco tambien lo implicaron en la famosa cortina de humo, en que implicaron en la epoca de Fujimori a la señora mundo, a Susan Leon , a Chibolin, a Susy Diaz, por el caso Vaticano.
    Recuerdo un titular «Choco y Chibolin ‘felices’ por la suerte que les espera en la carcel’.
    Chuiman lo imitaba como «Choclo». Choco salio en una propaganda de rimmel o algo asi, con pestañas postizas diciendo «Amigas ahora sus pestañas pueden ser mas bellas con…» y al poco tiempo salia el loco Ureta en Risas y Salsa con su peluca imitandolo para al final exclamar «AAAAAAAAAAAy me quede sin pestañas».
    Habian otros salones como Toto Hall, Silvio Coffiure, pero creo que solo Carlos Cacho, y Koki Belaunde del Peru han seguido con este tipo de locales del cual Choco fue pionero, se hizo famoso y soporto todo nuestro machismo en una epoca dura.

  2. Daniel García Silva

    Segundo Gonzáles, más conocido como Chocco, junto a Silvio Arroyo García, nombre completo del famoso Silvio (propietario del recordado y exclusivo salón de belleza “Silvio Coiffure), fueron los peinadores estrellas de la “alta sociedad” limeña de los años 70 y 80, así como de reinas de belleza, primeras damas y artistas nacionales y extranjeras que llegaban a nuestra capital.

    Chocco, era informal en el vestir, siempre se le veía en ropa estilo casual, Silvio por el contario, era más conservador y generalmente vestía elegantes ternos. Gustaba del perfil bajo.

    Ambos eran propietarios de elegantes peluquerías, ubicadas en San Isidro. La mayor parte de las concurrentes, eran damas de las clases altas.

    En el invierno de 1971, Silvio inauguró un local en el centro de Lima, similar al de San Isidro. Estaba ubicado en la Plazuela Santo Domingo, frente a la Iglesia del mismo nombre, en la segunda cuadra del Jr. Conde Superunda. Al inaugurarlo (por cierto en gran forma y por todo lo alto, inclusive asistieron un par de generales, jefes de no se que organismo estatal, recuerden que nos encontrábamos en plena “Revolución”), Silvio declaro, a la revista “Gente”, que lo hacía “para que la mujer moderna, que trabaja en el Centro de Lima, tenga un centro de belleza de categoría internacional y no pierda tiempo trasladándose hasta San Isidro”.

    Este local funciono solamente dos o tres años, aunque en 1980 inauguro un salón en el Hotel Bolívar, el cual, me parece, se mantuvo hasta el cierre del hotel.

    Su local de San Isidro, ubicado a la espalda de la segunda cuadra de la Av. Rivera Navarrete, mantuvo sus actividades hasta mediados de los años 90.

    Chocco era más dado a las cámaras y a la farándula, pero siempre con cierta sobriedad. En una entrevista que le hizo Jaime Bayly, en 1991, en su programa “Qué hay de nuevo”, el periodista le preguntó sobre la razón del alto costo de sus productos y este le respondió de manera autosuficiente que “En otro lugar puedes encontrar productos mas baratos, conmigo estás pagando la marca, Jaime, por algo me has invitado a tu programa”. Nada modesto.

    Los nombre de ambos peinadores, estuvieron ligados, cuando en 1970 o 71, el temible Ministro del Interior, Armando Artola Azcarate, sorprende al país con una pintoresca denuncia, sobre un pretendido complot para asesinar al líder aprista Víctor Raúl Haya de la Torre, citándose a declarar, como presuntos implicados, a Chocco y a Silvio. A este último no lo salvo de las investigaciones, ni el hecho de ser el peinador personal de Consuelo Gonzáles de Velasco, esposa del dictador.

    Recuerdo haber visto unas fotos, publicadas por la revista “Caretas”, donde se aprecia a estos personajes, saliendo apurados de la Prefectura, después de haber prestado declaraciones.

    Al final y como era de esperar, todo resulto una patraña, lanzada como cortina de humo por el inefable Artola. En el colmo del escándalo, en esta denuncia, se llego a especular que el motivo del complot, eran los celos, involucrándose a un imaginario italiano.

    Una ridiculez total.

    Chocco, falleció hace tres años, aproximadamente. Fue un triunfador, que duda cabe.

    Silvio, otro triunfador, actualmente, se encuentra retirado de la profesión que fue su vida y dedicado a la promoción de artistas plásticos.

    Ambos marcaron una época en el peinado.

  3. Daniel García Silva

    Un dato que se me quedo en el tintero.

    Chocco, en más de una oportunidad, declaro que no era de su agrado, la parodia que de el, con el nombre de “Choclo”, hacía Adolfo Chuiman. Le parecía de muy mal gusto.

    • juan

      Lo de chibolin nunca fue cortina de humo , este sujeto era proxeneta de eso vivia un día lo conoci en la fabrica de Ricardo Chirique dueño de la marca Apache jean .Le maligno la vida, recuerdo que era un empresario exitoso y le puso a Juliana Herrera ,su especialidad , lo de Vaticano es otra historia , el le pedia las chicas que quería y chibolin las llevaba a campanilla cobrando por cada una, las chicas que viajaban saben la historia algún día la contarán.

  4. El sketch de «Risas y Salsa» donde se presentaba una imitación de Pocho Rospigliosi entrevistando al entrenador de voley, Man Bo Park. Hasta que hace su aparición Chuiman, vestido como marica, deschavado, camisa abierta, collar inmenso, peinado hacia adelante, pantalón apretadito. Era la imitación del peinador Chocco, «Choclo Couffiure». Aparece en el set justo cuando «Karate Mambo, qué rico mambo» le explicaba a Pocho que si quería «hacía puré a una de las chicas». «Choclo» lo interrumpe diciendo: «es un chino machista, está resentido conmigo» y termina explicándole a Pocho el nuevo deporte, «el juego de los ñocos». Cuando Pocho entiende de qué se trata el juego, «Choclo» le pregunta: «¿Te gustó?» Al final del sketch, Chuiman/»Chocco» termina peleando con el «feo» Guillermo Campos (que hace del boxeador «Rocco») totalmente amariconado, hasta caer noqueado. (La Lista # 20)

  5. GIANFRANCO

    Siempre me intrigo saber de la vida del «Flamboyant» estilista Chocco,me preguntaba que sera de su vida y me doy con la sorpresa de que fallecio,alguien sabe de que?.Que pena que no exista ese video de Risas y Salsa,ojala Arkivperu consiga algun dia estos videos «perdidos» de nuestra television de archivo.

  6. Ya era tiempo, Choco se merecía su post!!!!

    Lo recuerdo más no por él mismo si no por la imitación que hacía Chuiman, a quien bastaba ver entrar en escena parodiándolo para que empezaran las risas.

  7. Gregorio Huaroto

    Tres acotaciones:

    – En una entrevista publicada en «Gente», «Chocco» dijo que su apelativo provenía de su gusto por una golosina que vendían en bodegas y carretillas, en los años 60 y 70, un polvillo color cocoa en una bolsita llamada «Choccomel» (me parece marca «El Tigre»),

    – En los setenta, las dos mujeres mejores vestidas del Perú eran las esposas de los Generales Mercado Jarrín y Velasco Alvarado (en ese orden). Para el final de un año (¿1971, 72?) un par de agentes de Seguridad del Estado fueron a buscar a Enrique Escardó Vallejo-Gallo, Director de «Gente», diciendo tener órdenes de llevarlo a Palacio de Gobierno, donde lo esperaba el propio Velasco. El Dictador le dijo que sabía que en la edición de fin de año estaban declarando a la señora de Mercado Jarrín la dama más elegante del Perú y que, según Velasco, eso le iba a causar un problema en casa. Velasco podió que se proclamara a su mujer (lo que ya no era posible, pues la edición ya estaba impresa).

    Tras la circulación de la revista, Escardó fue detenido en una calle de Lima y escoltado a la Prefectura, en cuyos calabozos permaneció varias horas (el aludido contó la anécdota en un programa en «Radio Miraflores», «La Revista de El Momento», conducido por Jorge Henderson Palacios).

    -Para la famosa pelea «Pelo Contra Máscara» entre los luchadores «El Vikingo» y «Super Demon», si el primero era el derrotado, debía ser pelado a coco, para lo cual fue convocado el estilista Silvio (lo promocionaban como «Silvio Coiffure»). Silvio era un tipo muy sobrio, con terno y corbata y anteojos a lo García Calderón. Al final perdió Demon, y Silvio se quedó sin sacar sus tijeras de la maleta. Hubo otros duelos «pelo contra pelo», pero ya no convocaron estilistas, sino a un peluquero llamado Virgilio.

    GH

  8. César

    Allá por los lejanos comienzos de los 80s uno de mis compañeros de salón tuvo la valentía de rizar un poco sus rebeldes cabellos….hasta ahora sufre con el chaplín que la muchachada tuvo a bien endosarle : CHOCCO.

  9. Al peinado de Chocco le decían «peinado salchipapa».

  10. Gregorio Huaroto

    La peluca de utilería usada por Chuiman para caracterizar a Chocco y las parodias de un imaginario programa «Aló Chocco» (en tiempos de «Aló Gisella») fue usada en muchas otras secuencias más, como la que hacía Antonio Salim como «El Hombre Invisible».

    GH

  11. zipo

    Y era la misma peluca que Nancy Cavagnari usaba para Rafaella Carra y luego creo que alguno de ellos se ponia para hacer parodia al grupo menudo.
    En esas epocas se ponian peluca, hacian muecas y cantaban playback pero igual nos reiamos misma grabacion de risas que tambien ponian.

  12. Jajajajaja, qué tales recuerdos! hasta con la peluca de «Choclo», no quiero ni imaginar a qué olería luego ese vesturio del programa 😀

  13. Gregorio Huaroto

    Si, también era la peluca de «Rafaella Carrá», jijijiji.

    En las secuencias de «El Hombre Invisible» pasaban imágenes del inicio de la recordada serie, a la que superponían la imagen de Antonio Salim, con la dichosa peluca, haciendo unas caras y gestos que denotaban maldad.

    Este «Hombre Invisible» usaba su poder para hacer el mal (asechaba a la Chelita) y terminaba diciendo: «Esta Flaca, no se me escapa!!!»

    GH

  14. zipo

    Era el formato tipico, y la tecnologia que se usaban mucho de poner las imagenes originales superponiendo o intercalando con la imitacion.
    El hombre invisible de Antonio Salim como bien dice Gregorio usaba su poder para manhosear y las muecas que hacia la camara eran graciosas, una vez se le acaba la invisibilidad y aparece repentinamente…calato en medio de la gente.
    Claro de la cintura para arriba pero todo un chongo.

  15. Gregorio Huaroto

    Era un «Hombre Invisible» con guayabera, hablando de guayaberas.

    GH

  16. ¿Han notado todo el juego de collares y canedas que trae sobre el pechho Chocco? Sólo le hevista más a Mister T.

  17. Max

    A la que peina en la foto grande es Carmen Amelia Ampuero, ex miss Perú.

  18. Carlos

    Una pregunta: ¿Alguien sabe de qué murió Chocco?

  19. CARLOS CASTRO MAYA

    A mi tocayo Carlos. El estlista Segundo Gonzales Villacorta, conocido como Chocco, murió de un tumor cerebral. Eso me lo refirió una amiga, que se llama Rosa del Corral, quien fue muy allegada a él. Estoy tratando de recordar el año de su fallecimiento, pero puedo asegurar que eso ocurrió hace más de tres años. Con esta amistad, acudi al velorio de «Chocco» que fue en la Iglesia Virgen de Fátima de Miraflores. Tanto «Chocco» como Silvio fueron unos profesionales en peinados, y su labor se centralizó sólo a ello, no como los estilistas de ahora que además del trabajo que hacen buscan el «figuretismo».

    • Nostalgia

      Yo recuerdo que falleció el 2005 e incluso salió un muy pequeño obituario o en una revista o en un periódico (debe haber sido El Comercio). Sólo mencionaban su fallecimiento y su trayectoria. RIP.

  20. MIguel Martinez

    Uy que bacan,leyendo hoy las noticias de rpp,lei que un peinador famoso fue encontrado muerto hoy,como yo me autoexilie en Houstin desde ya casi 32 años,no se como se me vino a la mente «SILVIO»,lo maximo para mi yo era chivolito y mis saludos al señor ojala que cuando regrese al Perú algun dia lo pueda conocer ya que solo regrese al Perú en el 2007 para ayudar a los danmificados del terremoto de Pisco,cosa que hize tambien en el 70 cuando el terremoto de Ancash,que recuerdos,yo quiero my Nusta(gaseosa)y mi chicle (TUMI),uy me recorde de «Para la chicha,chica Mochita es el regalo,para la chi,chichi para la chica,chica»,uy que tiempos,un saludo y arriba Perú,lo maximo,nunca pense ver un San Isidro y Miraflores estilo las calles del centro de Houston TX.Abrazos.

    @casalla

  21. Daniel García Silva

    En la edición de hoy del diario Correo, el director, Aldo Mariátegui, recuerda, en una parte de su columna, el episodio que les narré en mi comentario del 30 de mayo, sobre un supuesto complot para atentar contra la vida del lider aprista Haya de La Torre, en que se involucró a los peinadores Chocco y Silvio.

    Los hechos sucedieron, de acuerdo a la versión del Director de «Correo», en febrero de 1971.

    Una acotación. Aldo Mariátegui, refiere que fueron detenidos por 48 horas. No se si la versión, en este sentido, es real. Hasta donde recuerdo, ellos fueron citados a declarar, tal como lo anoto en mi comentario.

    Tampoco cita los rumores, sobre el supuesto italiano. Me imagino por tratarse de un tema muy delicado.

    Coincide, eso si, en que todo fue una cortina de humo.

    Aqui la trascripción.

    «Este reciente y lamentable crimen del peluquero Marco Antonio me trae a la memoria un extravagante incidente ocurrido en febrero de 1971, durante la dictadura velasquista, que fue conocido como «El complot de los peluqueros».
    Resulta que en vísperas del discurso de la Fraternidad del día 22 de ese mes veraniego, fiesta aprista que celebraba el cumpleaños de Haya de la Torre, el temido (era bastante malvado; puedo dar fe de ello) ministro del Interior, general Armando Artola Azcárate (conocido como AAA), anunció que se había desbaratado una conspiración para asesinar a Haya con un rifle con mira telescópica, deteniéndose a dos universitarios menores de 21 años (o sea, aún no eran mayores de edad según la ley de la época).
    Hasta allí el asunto venía raro, pero se puso más loco cuando Artola ordenó una gigantesca redada en gran parte de las peluquerías limeñas, llevando, entre otros, a los famosos peluqueros «Choco» y «Silvio» a los calabozos de Seguridad del Estado por 48 horas.
    El tema no pasó a mayores y el pelado Artola se convirtió, una vez más, en el hazmerreír de la sociedad limeña, que a menudo lo hacía el personaje central de chistes sobre tontos».

    Que tal manera de hacer el ridiculo.

  22. Ya viene pronto una entrada sobre «Silvio».

    • janic

      Por favor, ruegoles hacer un merecido homenaje a DAMONETT, primer transexual del Peru y al ciego Picaso, quien financiaba sus espectaculos y era dueño del INTI. Primera discoteca Gay de Lima
      Janic

  23. Daniel García Silva

    Justamente hoy día, he leído el artículo, bastante interesante, escrito por el periodista Jaime Bedoya, al que hace referencia El Aprendiz.

    Como podrán observar, mi comentario sobre los peinadores Chocco y Silvio, fue escrito y publicado en este foro, el 30 de mayo. Mes y medio después, el 16 de julio, hago una ampliación, incluyendo lo escrito sobre el mismo tema, por el Sr. Aldo Mariategui, director del diario Correo, donde, en términos generales, coincide con mis comentarios.

    El articulo del Sr. Jaime Bedoya, fue publicado por el portal Terra.com, el 28 de julio, por lo que no puede habernos inspirado línea alguna. Inclusive, incurre en algunas inexactitudes. Por ejemplo, señala que el incidente del complot contra Haya de la Torre, sucedió en 1969, cuando el mismo ocurrió en febrero de 1971 o al indicar que el peinador de la esposa e hija de Velasco, era Chocco, siendo que este papel, lo desempeñaba Silvio. Por aquello tiempos, la revista “Caretas”, había revelado este detalle.

    De igual forma, dejo en claro, que no somos la misma persona. No tengo el gusto de conocer al Sr. Jaime Bedoya. Ha sido una coincidencia, que nos ocupemos del mismo tema.

    Saludos.

  24. recuerdos

    Porque se olvidan de Alexander Livonni? el fue uno prestigioso peinador de la epoca de los 80’s y 90’s en Lima.

  25. Frank Edgar

    También se han olvidado de Toto Hall otro famoso peinador de la época.

  26. Alejandro

    Chocco fue en los años 75/76 un gran amigo que nos apoyo en la introducion de la moda argentina a Lima Peru,el en forma desinteresada nos presento toda su gente amiga.
    Chocco te envio a donde estes descansando en paz mi abrazo.
    El che alejandro

  27. jshagfioy w4378ty3n

    Nótese como cambia el peinado del mismo Chocco en el término de 12 años del pelo corto del 65 al pelo muy largo del 77…signo de los tiempos…

  28. El demonio

    Año Chocco, Alo, la la, tu programa familiar, esperando tus llamadas y tus cartas…., un gran programa risas.

  29. Nostalgia

    Recuerdo una parodia de Adolfo Chuiman en la que imitaba a Chocco como “Choclo” y en la que promocionaba su candidatura por su partido cuyo símbolo era una rosca (ojo, de metal, no la rosca de comer) y pedía “marquen la rosca”. RIP Chocco, tenías mucho talento en lo que hacías y bastante cuerda para aguantar todas esas imitaciones.

  30. Hilbert Zeballos

    Chocco era un perfecto desconocido hasta 1968 en que Velasco asciende al poder. La suerte de Chocco era ser el peinador favorito de Consuelo Gonzales de Velasco desde hacia muchos años, por lo que Chocco salto a la palestra como el peinador de la Primera Dama de la nacion y eso le dio fama….

Deja un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*