© 2010 . All rights reserved.

El futuro a la antigua: “Fuga en el Siglo XXIII”, “Buck Rogers en el siglo XXV” y “Galáctica, Astronave de Combate” (América TV, 1981)

“Fuga en el Siglo XXIII”

“Buck Rogers en el siglo XXV”:

“Galáctica, Astronave de Combate”

49 Comments

  1. Me doy cuenta con este post que nunca me han movido las series retrofuturistas, a lo mucho me enganche con Sankuokai y dejo de contar. Que curioso ver a Dirk Benedict antes de su papel mas famoso como el popular “Fast” en “los Magnificos”. De Battlestar Galactica creo que hay una nueva versión en cable.

  2. Joaquín

    La nueva versión de Galáctica es muchísimo mejor que la original. Las historias son distintas y la nueva versión es más o menos un futuro divergente de los sucesos de la primera. El único actor que participó en las dos versiones fue Richard Hatch, pero en la nueva Galáctica ya no como Apolo sino como el lider de un movimiento subversivo que luego se incorpora a la política “formal”. Fuga en el Siglo XXIII siempre me pareció monse, sobre todo el ver a los guardias y a Logan con unos uniformes que parecían pijamas.

  3. Tino, Dirk Benedict no era “Fast” sino “Face” (por la pepa).

  4. Omar

    Las series americanas futuristas hasta los 70 fueron frias y aburridas, las japonesas son mucho mejores. Despues de Star Wars el concepto de ciencia ficcion cambio en Hollywood y fue al reves donde los japoneses copiaron ese concepto (vease Sankuokai y Robotech)

  5. Jorge no veia mucho “Los Magnificos” pero tengo entendido que en ingles era “Faceman” o “Face” pero en America Latina era “Fas” por fascinador, se que es un poco forzado pero de eso se nutren las adaptaciones y traducciones latinas. En ningun caso era “Fast” como puse erroneamente al inicio.

  6. No quiero dejar de nombrar la parodia de Porky y el Pato Lucas de la antigua serie de “Buck Rogers” titulada: “Duck Dodgers in the 24th & 1/2 Century”.

    Cartoon Network proclamó con toda justicia este capítulo como el mejor dibujo animado de la pasada década:

    http://www.youtube.com/watch?v=HOtPeN5BIgM

  7. “Galáctica, astronave de combate” se estrenó en el cine Roma, como si fuera una película. La exhibieron con el sistema Sensurround, al igual que se había hecho con “Terremoto” y “La batalla de Midway”; como en esta última, el sistema de sonido potenciaba el ruido de las explosiones en medio de los combates. Ahora, claro, está la pregunta de cómo diablos se podía escuchar en el espacio la explosión de una nave, si en él no existe aire ni ningún otro medio a través del cual pueda viajar el sonido.

  8. Se han dado cuenta que el tema de Logan’s Run (Fuga en el Siglo XXIII) tiene un ventarrón a lo Star Trek – Viaje a las Estrellas?

  9. K.·.

    Hola,
    SI mal no recuerdo “Galáctica” fué una trilogía, culminando cuando llegan a la tierra (corríjanme si estoy mal, por favor).
    La serie era chévere y, como Buck Rogers, siempre habían naves luchando y disparos de láser (además de los efectos especiales). Fuga.. si era más misia, la nave “futurista” era un coche con máscara de plástico y los argumentos monses.
    Las series, películas, precuelas, secuelas y spin off de “Star Trek”, combinan tanto efectos como argumentos entre regulares y muy buenos y también acción.
    Saludos
    K.·.

    PS. ¿Sabén si se consigue en Polvos Azules las diez películas de la serie de Star Trek?

  10. K.·.

    Para Arkivperu:
    La parodia de Duck Rogers no era a esta serie de TV sino al cómic, al ser Buck Rogers el primer superhéroe espacial o de Ciencia Ficción, anterior incluso a Flash Gordon.
    Saludos
    K.·.

  11. Nano

    Yo tengo la parodia Duck Rogers en una colección de DVDs de los Looney Tunes. Sencillamente genial.

  12. peparias

    Y una de las mejores parodias de este tipo de series o películas es “El dormilón” de Woody Allen.

  13. Inti:
    El piloto de la serie fue una película para la televisión (algo muy común), y en esa época se estrenaban en el cine muchos telefilmes (costumbre que duró hasta los 90s).
    En la página del piloto en la IMDb, donde está el dato de la duración, señala que:
    Runtime: USA:125 min (theatrical version)
    Así que es muy probable que hasta se haya exhibido en los cines en su país de origen.
    La que sí fue una película es “Fuga en el Siglo XXIII”, con Michael York (en el personaje de Logan, que en la serie desempeñara Gregory Harrison), Farrah Fawcett y Peter Ustinov.

  14. zipo

    George Lucas pidio que Duck Rogers fuera el corto a ser emitido en cines previo a Star Wars new hope.

  15. Yo recuerdo haber visto Duck Dodgers en el cine dentro de un especial de dibujos animados de la Warner Broters.

  16. zipo

    con Duck Rogers aparece por primera vez Marvin el Marciano que luego aparecera en algunos otros cartoons. Una vez Bugs Bunny lo conoce cuando Marvin, todo un astronomo en marte, va a destruir la tierra….porque no le deja ver Venus!

  17. Roberto

    Creo que falto reseñar la serie Space 1999, otra de las que mas recuerdo aparte de las ya mencionadas.

  18. Hasta antes de la reaparición de los canales 2 y 9, era América Canal 4 quien se disputaba con el 5 los mejores enlatados. Normalmente era el 5 quien despuntaba con la mejor producción nacional y el 4 con las mejores series.

    Muy aparte de las series, el aviso de América, de acuerdo a la técnica usada (todo era manual, nada de computadoras) eran bastante modernos y mucho más audaces a los clásicos de Panamericana.

    Dan
    http://www.telenovelasperu.com

  19. Compañeros arkiveros:
    Me puse a averiguar, y la Leonard Maltin tiene catalogada al especial de dos horas de “Galáctica” como película de cine:
    http://img251.imageshack.us/img251/4801/galactica01.jpg
    y
    http://img251.imageshack.us/img251/7439/galactica02.jpg
    Por lo visto pegaron algo del primer capítulo con el quinto y de ahí sacaron la película. Fue considerada para los Emmys (lo cual le da carácter de ser un telefilm). Y aunque se exhibió en los cines, se estrenó primero en la tele con una duración de 148 minutos, a diferencia de los 125 que duró en las salas.

    La serie “Cosmos 1999” no viene reseñada aquí porque el anuncio que da origen a este tema es sobre las series que transmitió América en el 81, y “Cosmos…” se transmitía en los 70s por el canal 7.

  20. Kachito

    Veo que no han tomado encuenta estas series que fueron las primeras , tales como Viajes a las Estrellas ( Star Strek) , OVNI (UFO) , Odisea 1999 (Spase 1999) , estas dos ultimas eran series britanicas.

  21. Repito lo aclarado por Felipe F:

    Otras series no vienen reseñadas aquí porque el anuncio que da origen a este tema es sobre las series que transmitió América TV en 1981.

  22. “Cosmos 1999”
    http://www.youtube.com/watch?v=TqdMmH7UE_s
    efectivamente, era británica, lo cual no lo suponíamos porque era protagonizada por el Mtro. Martin Landau (quien ganó el Óscar por interpretar a Bela Lugosi en “Ed Wood”) y su esposa Barbara Bain, después de que ambos trabajaran juntos en “Misión: Imposible”, se transmitía por canal 7, y “OVNI”
    http://www.youtube.com/watch?v=Y8RfzkhqBLY
    la transmitía alguno de los otros dos canales.

  23. Kachito

    Felipe F, La serie “OVNI” y Odisea 1999 (cosmo 1999) inicialmente fue trasmitido por Panamericana en la decada de los 70’s y “Mision Imposible” sin temor a equivocarme por ATV (canal 9) a mediado de los 80’s (inaugurado) .

  24. Kachito:
    “Cosmos 1999” es una serie de 1975, por lo que llegó a Perú muy rápido, algo inusual, tengo la absoluta seguridad que se transmitía en ENRAD-PERÚ en el 77 porque una querida tía mía fanática de la ciencia ficción estaba furiosa que le hubiesen quitado su serie favorita, la cual sólo ella veía porque el 7 no lo veía casi nadie en esos tiempos, y era obvio que durara poco porque “Cosmos” sólo se mantuvo por dos temporadas y sus capítulos llegaron muy rápido:
    http://www.imdb.com/title/tt0072564
    Estoy seguro de las fechas porque eso me lo dijo mi tía en su casa de San Isidro, y ella se mudó a Camacho en el 78.
    Y, también sin temor a equivocarme, “Misión: Imposible” fue transmitida por Frecuencia 2, más o menos en el 83.

  25. No es que me acuerde pero Misión Imposible debe haber sido transmitida primero a principios de los setenta o fines de los sesentas. Que despues la hayan repetido, es otra cosa.

  26. Por referencia de mis primos mayores supe que “Misión: Imposible” se había transmitido con anterioridad (eso sí no me tocó) pero se retransmitió en el 83 por Frecuencia 2, el horario era como de las 4 de la tarde y entre semana. No estoy seguro, alguien podrá confirmarlo o negarlo, pero creo que también RTP la transmitió por ahí del 81.

  27. Diego Mamani

    Claro, Mision Imposible es una serie sesentera, que con seguridad se difundio en Lima mucho antes de las temporadas en Canal 2 en 1983 que recuerda Felipe. Es como “La Familia Addams” y “Los Monsters” que para mi fueron novedosas en la 2da mitad de los 1970s, cuando en realidad las personas un poco mayores ya las habian visto antes!

  28. George C Coscia

    Mision Imposible comenzo a transmitirse en USA en 1966 y en Peru en 1968; recuerdo claramente que cuando la vi por primera vez a Color en 1969 , toda la familia se quedo sorprendida porque creian que el personaje principal ,el Jefe James Phelps (actor Peter Graves) era rubio cuando realmente tenia el pelo completamente canoso-blanco

  29. Diego:
    Efectivamente, “Los Locos Addams” se transmitió en la tele peruana tiempo antes que nuestra generación pudiera verla, también es una referencia de mis primos mayores; pero “Los Munsters” sí se estrenó hasta el 76 y debido a su gran éxito fue que el otro canal decidió transmitir “Los Locos Addams” y nosotros los pudimos descubrir y verlos en acción viva, porque ya conocíamos una versión en caricaturas que transmitía el 7 (aquella en la que vivían en una casa rodante)
    http://www.youtube.com/watch?v=XNzbe7-j3n8
    Luego, en el 85, Frecuencia 2 retransmitió ambas.

    George:
    ¿Dónde viste “Misión: Imposible” a color en el 69?

    Saludos a todos…

  30. George C Coscia

    Mision Imposible, Stark Trek, Bonanza, Beverly Hillbillies se transmitia a todo color en USA donde solia viajar de chico ..otra cosa, Los Munsters tambien los pasaron en Peru a fines de los 60s,…ese 1969 tambien recuerdo verlos en USA y saber quienes eran por los episodios que ya habia visto, es mas el que vi en USA nunca lo pasaron en Lima …Herman trataba de cruzar una avenida y el letrero electrico de peatones cambiaba muy rapido de “WALK” a “DON’T WALK” (Camine, no cruce) hasta que se enfurecio y arranco de raiz el poste con letrero y semaforo de la calzada . El Mundial 70 y 74 se vio a color en Peru si alguien tenia tv a Color, (igual que la entrega del Oscar, etc) eso ya se comento en otros posts , un saludo

  31. Pido perdón por la insistencia. Pero cuando a la generación que veía tele a finales del 60s y principios de los 70s les repetían algún programa en los mediados de los 70s o en los 80s, ellos siempre hacían comentarios de agrado o de rememoranza, tales como: “Yo la veía de niño”, “¡Qué bueno que la repitan, no me la voy a perder!”, etc., y esos comentarios se oían cuando “Los Locos Addams” fueron repuestos en el 76-77 o cuando RTP retransmitió “El Súper Agente 86”, o cuando en Frecuencia 2 retransmitían “Misión: Imposible”, “Batman” o “La Isla de Gilligan”. Pero nadie hacía comentarios cuando en el 76 se transmitió “Los Munsters”, en ese año fue un boom y no se hacían referencias a que eran reruns (lo que sí con “Los Locos Addams”) porque se tomó como una gran novedad. Por lo tanto les suplico si pueden dar más datos: ¿tendrá el Sr. Arkivperú una publicación de algún periódico o algo de los 60s en donde se señale que “Los Munsters” se transmitió en esas fechas en la TV peruana? ¿O será que en su transmisión en los60s pasó desapercibida? Incluso en el 76 vendían en Monterrey unas playeras de manga larga con la imagen de Herman. También gente ya anciana se hizo fan de la serie en el 76 y nunca mencionó que ya la había visto y esperaba ansiosamente ver el siguiente capítulo.

    Algo más: ese capítulo en que Herman rompe el semáforo para peatones sí se transmitió en Lima, al menos en el 76, sólo que había capítulos que repetían hasta la saciedad y otros que sólo los pasaban una vez (como el de la falsa ex-esposa del abuelo que le mencionaba cosas que él ni recordaba porque eran falsas). La serie duró dos temporadas y en la segunda lanzaron una versión surf de su musiquita en la entrada institucional; se canceló para darle paso a “Batman”, por eso en la película en la que heredan una casa en Inglaterra hay un gag referente a Batman.

  32. Felipe F: En los 60s no había nacido o estaba muy pequeño para recordar si Los Munsters (o “Monsters” como se le llamó aquí) fue transmitida, tampoco la he encontrado en programaciones antiguas de esos años.

    Lo que sí recuerdo es que cuando se emitió en los años 70 fue todo un suceso y se puso muy de moda, algo que podría demostrar que su estreno en el Perú fue durante esa época.

    1976 fue el año que se desató la “Monstermanía”, algo que podemos comprobar en estas entradas:

    http://www.arkivperu.com/blog/?p=2113
    http://www.arkivperu.com/blog/?p=1712

    Editorial Novaro sacó también en esos años cómics de los Monsters o “Los Mounstruos”

    http://bp2.blogger.com/_G1M_FM7M7Wg/SHjZVmIKaGI/AAAAAAAAAoo/o-iM0MBvthE/s1600-h/LA+FAMILIA+MUNSTER.jpg

    Pepe Ludmir sin embargo descubrió a los Monsters años atrás durante sus constantes viajes a USA:

    http://www.arkivperu.com/blog/wp-content/uploads/2010/01/arkivperu_ludmirmonster.jpg

    Quizás otros arkiveros puedan recordar si esas serie se estrenó anteriormente.

  33. Diego Mamani

    Hace un par de semanas vi en la tele “Mi primo Vinny” (1992), esa jocosa pelicula con Joe Pesci y Marisa Tomei y donde Fred Gwynne (Herman Munster) hizo un excelente papel de juez sureño.

  34. Ahí está. El Sr. Arkivperú coincide conmigo en que fue un boom en el 76, algo que hubiera sido raro para una serie repetida. No estoy poniendo en duda la palabra de George, pero sabemos que luego nos confundimos y probablemente hubo una mescolanza cerebral con el que él la viera en los EE.UU. en el 69.

  35. Así es Diego, “Mi Primo Vinny” fue su última película. Incluso a Fred Gwynne se le pudo ver en otras películas, y el público cuchicheaba en la sala reconociéndolo como el actor que interpretaba a Herman Munster, tales como “Atracción Fatal”, “El Cotton Club” de Coppola, “La Luna” de Bertolucci, “Tallo de Hierro” de Babenco (con Meryl Streep y Jack Nicholson), “Sombras y Niebla” de Woody Allen y “Nido de Ratas” de Elia Kazan (con Marlon Brando).

    Algo muy curioso es que antes de trabajar en “Los Munsters” estuvo en una serie en donde también compartió créditos con ese maravilloso activista político de izquierda y crítico contestatario del sistema estadounidense que fue Al Lewis y que también ya falleció.

    En el 69 él participó en una versión para la TV de “Arsénico y Encaje Antiguo”, haciendo el personaje que mencionaban que era parecido a Boris Karloff (el intérprete original del monstruo de Frankestein). El mismo Karloff había estado en la producción teatral y no pudo participar en la adaptación cinematográfica debido a un contrato, pero luego también estuvo en otra adaptación televisiva de la misma.

  36. Max

    “Ese maravilloso activista político de izquierda y crítico contestatario del sistema estadounidense ” parece que se viene otro discurso político izquierdista esta vez derivado del tema Herman Munster… salen así, de la nada….plop!!!

  37. No es que salgan de la nada. Hablar de “Los Munsters”, es también hablar de Al Lewis, de quien sabemos cuál era su posición ideológica, tal cual lo pudimos apreciar en un documental que se hizo sobre él titulado “Goodbye, America”
    http://img94.imageshack.us/img94/5048/gba01.jpg

    http://img193.imageshack.us/img193/5968/gba02.jpg
    y
    http://img94.imageshack.us/img94/179/gba03.jpg
    y también lo vimos feliz como una lombriz en “Bienvenido/Welcome 2” paseándose en el lobby del Hotel Nacional de La Habana.
    Aunque sé que está muy largo, aquí les copio la información de prensa que nos dieron en la Cineteca cuando se presento “Goodbye, America” en el 28 Foro Internacional de Cine.
    Goodbye, America

    Dirección: Sergio Oksman
    Guión: Sergio Oksman, Carlos Muguiro y Elías Querejeta
    País: España
    Año: 2006
    Fotografía en color y b/n: Paul Mailman y Rafael de la Uz
    Edición: Ángel Hernández Zoido
    Testimonios: Al Lewis, Karen Lewis y Scott Sliger
    Producción: Elías Querejeta Producciones Cinematográficas S.L., Ensueño Films, Elías Querejeta
    Duración: 80 minutos
    Distribución: Grake S. L.

    Célebre mundialmente por su creación del abuelo vampiro en la clásica serie televisiva La Familia Munster, el nonagenario Al Lewis se prepara para una presentación ante sus muchos admiradores. Sentado en una silla de maquillaje, frente a un espejo, el actor rememora tanto su infancia como su vida profesional, así como su contestatario activismo político en contra del establishment estadounidense. Un viaje por la historia de Norteamérica que ocurre mientras su afamado personaje cobra vida propia.

    La película es una despedida. Es como si el abuelo Munster nos estuviera utilizando para dejar su testamento. Y para ello evoca muchos momentos claves de la historia reciente de Estados Unidos. Yo creo que él tenía una sensación agridulce, amaba su país pero al mismo tiempo era un actor cuya madre inmigrante, víctima de la pobreza, murió sin ver una película. Esta desigualdad es lo que le hizo luchar por los excluidos.
    Sergio Oksman
    Sergio Oksman
    1970, SÃO PAULO, BRASIL

    Estudió periodismo en su ciudad natal y cine en Nueva York. Comenzó su carrera en la prensa y la televisión brasileña. Su documental Irmaos de Navío, acerca de la inmigración a principios del siglo XX en Brasil, consiguió el premio al Mejor Documental en el Festival de Berkeley, California. Es profesor del Instituto del Cine de Madrid y dueño de su compañía productora Documenta Films. Ha dirigido numerosos documentales para cine y televisión, cinco de ellos en colaboración con el célebre productor español, Elías Querejeta.

    Filmografía

    1996 IRMAOS DE NAVIO (documental)
    1997 RONALDO: MANUAL DE VUELO (documental)
    1999 EL PARTIDO DEL SIGLO: PELÉ (documental)
    2000 VOTO BLANCO (documental)
    AZNAR-ALMUNIA: DIARIO DE CAMPAÑA (documental)
    2001 RESTOS DE NOCHE (documental)
    2002 GAUDÍ EN LA FAVELA (documental)
    2004 A ESTETICISTA (documental)
    BENFICA NA MEMORIA (documental)
    2005 MARIZA: MEU FADO (documental)
    2006 GILBERTO GIL: UN MINISTRO EN DIRECTO (documental)
    GOODBYE, AMERICA (documental)

    Premios

    51a. Semana Internacional de Cine de Valladolid, España, 2006: Segundo Premio – Jurado Tiempo de Historia.

    ENTREVISTA
    Entrevista a Sergio Oksman
    Nació en São Paulo y estudió periodismo, ¿por qué periodismo y no cualquier otra cosa?
    Siempre me gustó muchísimo escribir. Recuerdo que cuanto tenía 15 años tuve a un profesor de física que un día nos preguntó si conocíamos al Tío Gilito y nos propuso que buscáramos detrás del personaje de historieta, que siempre debíamos darnos cuenta de lo que había detrás de las cosas, de las personas y fue entonces cuando cambió mi visión del mundo y empecé a buscar. Así que, como me decidí a buscar y me gustaba escribir terminé haciendo periodismo, aunque después de trabajar unos años en algunos medios de São Paulo lo abandoné. La tele me frustró muchísimo, trabajé en el telediario y contar las cosas en un minuto y medio me fastidiaba. Sabía que el Tío Gilito tenía algo detrás que no se puede contar en un minuto. Así que decidí hacer un documental. Era sobre inmigrantes de varias etnias que llegan a Brasil. Esto me animó a estudiar cine, y me fui a Nueva York.

    ¿Y así se enganchó al mundo del cine?

    Bueno, no sé; yo prefiero considerarme un periodista. Cuando me llaman cineasta me siento raro, no me identifico con esa palabra. Creo que todavía soy un periodista curioso que le gusta husmear y buscar lo que hay detrás.

    Entonces, ¿cómo acabó viviendo en Madrid?

    Pues viviendo en Nueva York conocí a una chica española y, como decidí dejar los estudios de cine y me daba igual a donde ir, decidí venir a España tras esa chica. Fue entonces cuando llamé a Elías, al que había conocido en una ocasión en que vine a España a hacer un documental sobre Ronaldo. Llegué y le llamé sin saber que era Elías Querejeta, si lo hubiera sabido probablemente no le hubiera llamado.

    Y fue en ese momento cuando nació el primer proyecto en común…

    Pues yo le propuse hacer un documental acerca de cinco basureros en cinco ciudades del mundo. Quería comparar cinco sociedades a través de un basurero en Japón, otro en Brasil… y Elías me dijo que era buena idea, pero que no.

    Entonces, con el desparpajo de alguien que no llega a los treinta años le volví a llamar para intentar que nos conociéramos. Fue entonces que nos vimos para tomar un café que se convirtió en un montón de horas conversando. Tiempo después me llamó para hacer El partido del siglo. Yo hice el capítulo de Pelé y así fue como comenzamos a hacer cosas juntos. Los basureros los hice al final, pero sólo en Madrid, se llama Restos de noche. En ese momento fue cuando comenzó el cariño entre Elías y yo.

    Después realizó Diario de campaña junto a José María Aznar y en ese momento ya estaba establecido en Madrid. Ya que su trabajo con Querejeta no es continuo, ¿a qué dedica su tiempo Sergio Oksman?

    Pues al mismo tiempo tengo mi propia productora, Documenta Films, donde hago documentales para televisión. Ahora mismo estoy haciendo uno al mes, más o menos, es una locura. Esa es la gran ventaja de trabajar con Elías, el tiempo. Para él lo que importa es la película. En cambio en televisión todo es mucho más rápido. Yo propongo los temas y ruedo en Portugal y en España, para el Canal Historia o el Canal Odisea. De eso vivo.

    Y, ¿de dónde surgen los temas para los documentales?

    Todos somos temas para documental. Yo creo que un documental no se mide por el tema ya que todo es factible de convertirse en documental. Yo busco al personaje y cuando estás rodando tienes que estar abierto a todo lo que pueda surgir de tu relación con los personajes. Eso es lo más bonito de un documental.

    Ya que cualquier cosa es factible de convertirse en un hilo conductor de un documental, ¿tiene usted preferencias en cuanto a la selección final de sus temas?

    Sí, la gente mayor, más del cincuenta por ciento de lo que he hecho ha sido con gente mayor. Temas distintos, un actor de más de noventa años, inmigrantes, ex jugadores de fútbol… Ahora estoy trabajando en un documental sobre el Fiat seiscientos y voy a entrevistar a los trabajadores que construían ese coche en el 57. Me interesa la memoria, sobre todo la imprecisión de la memoria. Muchas veces, cuando entrevistas a alguien, un dato puede valer menos que la palabra que no le salga. Hay que saber escuchar leyendo entre líneas.

    Es usted profesor del Instituto de Cine de Madrid. ¿Cómo se convirtió en profesor?

    Conozco al director; hace años me invitó, aunque me daba mucho miedo al final me decidí. Di clases de ficción, pero en mi vida he rodado ficción. Es uno de mis grandes placeres.

    Ahora se estrena en la gran pantalla con Goodbye, America, con el abuelo Munster como protagonista haciendo un repaso a la historia más reciente de Estados Unidos… ¿Qué hemos de sacar de esta película, qué me quiere contar?

    Yo sólo enseño y si yo la viera como espectador, ya que por circunstancias me considero un privilegiado, creo que debería hacer más cosas, pienso que eso es lo que quería hacer Al Lewis, darnos una pauta para que nosotros sigamos pensando y reflexionando acerca del mundo que nos rodea. Esa es la sensación que me produce a mí como espectador. A él ya le queda poco y nos pasa el bastón. Y dice “no deben confiar en mí: tienen que buscar por su propia cuenta y decir lo que ustedes quieran”.

    La película comenzó con el propósito de mostrar al mundo la existencia de una radio estadounidense un poco particular…

    Elías me propuso dirigir una película sobre una radio pacifista que se fundó en Berkeley en 1949. Un grupo de pacifistas y objetores de conciencia fundaron una radio que le daba voz a todo el mundo. Allí se trataba de hablar, que la gente escuchara y reflexionara. Es una radio financiada por sus oyentes, lo que quiere decir que no está sujeta a ningún tipo de presión monetaria ni mediática, y aún existe. Así, cuando llegamos allí nos encontramos con que el abuelo Munster tenía un programa. En un principio él iba a ser un personaje más pero, poco a poco se fue cobrando mayor importancia hasta que se apropió de la película.

    ¿Qué significaba en Estados Unidos ser el abuelo Munster?

    Él era un icono y viajaba por todo el país haciendo presentaciones con su personaje en ferias de terror. Caracterizado, firmaba autógrafos y eso. Además, seguía saliendo en programas de televisión, incluso hasta poco antes de morir tenía su programa de radio todos los sábados.

    El título de su película, Goodbye, America ¿sería un adiós a una vida, una última oportunidad para Lewis de mostrarse tal y como es?

    Él es el abuelo de América; la serie duró sólo dos años en la pantalla de la televisión pero en Estados Unidos nunca ha dejado de emitirse. La película es realmente una despedida, con un gran título, idea original del guionista Carlos Muguiro. Es como si el abuelo Munster nos estuviera utilizando para dejar su testamento. Él se despide de “su” América, la que él ha vivido. Para ello evoca muchos momentos claves de la historia reciente de Estados Unidos… Creo que tenía una sensación agridulce; amaba su país, pero al mismo tiempo era un actor cuya madre inmigrante murió sin ver una película. Esta desigualdad es lo que le hizo luchar por los excluidos. Creo que nunca olvidó a su madre.

    En esta evocación del protagonista aparecen imágenes documentales muy diversas, desde la guerra de Vietnam, hasta el atentado contra las Torres Gemelas, ¿formaban parte del guión?

    Nosotros intentamos conseguir las imágenes que Al Lewis visualizaba al tiempo que nos hablaba de sus experiencias. No sé muy bien qué es un guión, creo que la realidad es la mejor guionista, lo que llamamos “guión” es más bien lo “ideal”, lo que nos gustaría tratar, pero hay que estar abierto a la realidad ya que ni el mejor guionista de Hollywood puede imaginar lo que la realidad te puede regalar. Así que el guión que teníamos era simplemente una escena de Al Lewis convirtiéndose en su alter ego, el abuelo Munster, frente a un espejo. Aunque es cierto que había varios temas que nos interesaba tratar, así pues aunque hubo unas pautas, pero fue él quien las desarrolló, al fin y al cabo eran sus recuerdos.
    ¿Nunca se ha planteado hacer ficción?

    No me atrevo, supongo que algún día querré, pero ahora mismo no sé. Lo que de verdad me gustaría hacer es escribir, pero también me da miedo.

    ¿Y este brasileño, se queda en Madrid?

    De Madrid al cielo, no me veo en otro sitio.

    PATRICIA CORRAL
    http://www.clubcultura.com, España
    Julio 17 de 2007

    CRÍTICAS

    Actor, activista político de izquierdas, locutor de radio. Entrañable, impetuoso y lúcido, poseedor de una memoria envidiable hasta el último minuto de su vida. Irónico y divertido, de carcajada histriónica y mirada profunda, capaz de albergar los recuerdos de una vida. Todo esto fue Al Lewis —y sigue siéndolo, porque los mitos nunca nos dejan del todo—; todo esto, además del abuelo cascarrabias de La familia Munster que a tantos cautivó desde la pequeña pantalla.

    Ahora vuelve a hacerlo, delante de la cámara y de un espejo que nos descubre su lado más humano, en el documental Goodbye, America, dirigida por el brasileño Sergio Oksman y producida por Elías Querejeta. En un principio, la cinta iba a ser una película sobre la emisora americana Radio Pacific, en la que Al Lewis trabajaba como locutor, pero el actor fue apropiándose del argumento e inspirando su propio guión. “Le conocimos durante el proceso de investigación. No sabíamos que el abuelo Munster tenía un programa de radio y era un activista político, así que la película se fue transformando y Al Lewis fue ganando protagonismo”, cuenta Sergio Oksman. Según Elías Querejeta, “como suele ocurrir en los documentales, aquí tampoco hubo un método de trabajo prefijado, sino que la película fue estableciendo sus propias exigencias”. En este caso, marcadas por el contenido de la memoria de Al Lewis, que, frente a un espejo y durante una sesión de maquillaje, evoca recuerdos, anécdotas y fantasmas mientras repasa algunos de los momentos más importantes de la historia de Estados Unidos de los que fue testigo —y participante activo— durante su vida. El proceso de creación de la película, cuyo guión “se cambió 377 veces”, dice Querejeta, se prolongó a lo largo de más de tres años, en diferentes etapas, y finalizó hacia octubre de 2006. Al Lewis no pudo ver el resultado, ya que murió unos meses antes, en marzo. “Yo creo que si hubiera vivido no habría visto la película, porque en una ocasión le llevé una cinta con material anterior, la puse en su tele porque su mujer quería verla, y él giró la cara y pegando uno de sus gritos, dijo ‘¡no quiero ver eso!”, cuenta el cineasta brasileño. Tal vez, precisamente, porque fue auténtico, porque no engañó al espejo.

    Cuando comenzó a rodarse el documental, Al Lewis tenía 92 años. Las últimas escenas las grabó con 95, postrado en una cama, tras haber sufrido un accidente. “Fue él mismo quien quiso terminar la película. Nosotros teníamos cierto pudor, pero lo pidió él “, añade Oksman, quien reconoce que fue “toda una sorpresa” conocer al actor. “Yo sólo sabía de su faceta como abuelo Munster. Y cuando le vi en la radio gritando delante de un micrófono y cantando, me impactó muchísimo”, dice. “Era ameno y muy divertido, un provocador. Y hasta el último minuto de su vida mantuvo la memoria, el ímpetu y el puro encendido”, añade Oksman, quien ha participado en el guión junto a Carlos Muguiro y el propio Querejeta. Frente a un espejo y mientras el maquillaje va transformando su rostro en el del mítico abuelo Munster, Al Lewis recuerda a su madre —la “mayor influencia” en su vida, dice en el documental—, la guerra de Vietnam, la soledad de los presos en las cárceles, la serie que lo lanzó a la fama en blanco y negro, su época de candidato al gobierno de Nueva York por el Partido Verde —”no ganó, pero tuvo 50 mil votos”, recuerda Oksman—, los sucesos del 11-S… “Y lo hace siempre de la mano del Monstruo. Hasta de muy mayor, se vestía de su personaje y se ganaba la vida viajando por pueblos de Estados Unidos de feria en feria, presentándose a los niños”, cuenta el cineasta brasileño, quien explica que “la decisión de utilizar el espejo se tomó para permitir que, de alguna forma, el actor, el activista político y el monstruo se mirasen”.

    A este respecto, Elías Querejeta añade: “El espejo es como una pantalla abierta a aquello que estaba en la cabeza del personaje. De hecho, nosotros planteamos una situación y lo demás surgió de él; en muchos momentos, nosotros somos testigos de esa red que tenía en su mente y que fue soltando”.

    El documental combina imágenes de Al Lewis con otras de archivo sobre acontecimientos históricos presentes en la narración a través de la memoria del protagonista. Sobre la utilización de estas imágenes de archivo, Querejeta reconoce que “los americanos cobran mucho por la utilización de este material, pero la película lo exigía y hemos utilizado lo que hacía falta. Nunca hay que hacer películas con presupuestos cerrados”. Goodbye, America, quinto documental en el que trabajan juntos Oksman y Querejeta, puede llamar la atención por ser una película política, y en concreto, crítica con el poder norteamericano. Sin embargo, sus creadores destacan que “se trata de una película más cargada de humanismo que de política, aunque la política está presente porque fue una parte muy importante de la vida de Al Lewis”.

    Querejeta anunció ayer que se han propuesto vender el documental en Estados Unidos, donde Al Lewis permanece en la memoria colectiva como icono de la cultura del país. De momento, la viuda del mítico actor ya ha visto la película, y según Oksman, “le ha gustado mucho”. “Dice que quedará para generaciones y generaciones de su familia”, añade Elías Querejeta.

    PAULA ECHEVERRÍA
    El Diario de Navarra, España
    Febrero 25 de 2007

    Goodbye, America

    El nombre de Al Lewis no le sonará a la mayoría de las personas, pero si decimos que fue el actor que encarnó al abuelo vampiro en la serie de televisión La familia Munster la neurona friki que llevamos dentro se conectará rápidamente y al momento le reconoceremos. Goodbye, América se acerca al lado más humano y amable de la figura del actor, que con más de noventa años se subía al escenario con una eterna sonrisa. El documental dirigido por el brasileño Sergio Oksman y producido por Elías Querejeta, el Zanuck español, busca detrás del profundo maquillaje las huellas de un comprometido hombre de izquierdas a lo largo de todo el siglo XX.

    De una puesta en escena simple y con una lírica sobrecogedora, entramos en un set de maquillaje en la previa a una actuación, un maquillador convierte a Lewis en el personaje de La familia Munster que todo el mundo quiere volver a ver, y mientras tanto el actor, con su eterno puro en la boca, da un repaso a su larga vida. Desde su juventud en el barrio judío de Brooklyn junto a sus activistas padres, su madre dejará una imborrable huella en él que le acompañará durante toda su vida, hasta sus últimos días donde da cobertura a cientos de encarcelados que no tienen a nadie con quien comunicarse. Todo ello intercalado con necesarias imágenes de archivo y cortes de voz de la emisora independiente y progresista Pacific Radio. Lo que más sorprende del documental es la lucidez del personaje, su cuerpo está socavado por el terrible tic-tac del tiempo, pero su materia gris, su privilegiado cerebro se mantiene intacto y lo exprime concienzudamente. El paso del tiempo ha hecho mella por fuera al nonagenario actor pero por dentro todavía se encuentra el joven locuaz, excesivo y divertido activista.

    Lo fácil hubiera sido un documental sobre la famosa serie, su vida plácida como estrella de la televisión, las opiniones de los fanáticos por toda la geografía americana y mundial. Pero en el filme apenas se da cobertura a comentar algo de su papel en la serie de televisión. El enorme acierto es que se centra en la lucha de Lewis como activista de izquierdas. Repasa los grandes temas que han ocurrido en Estados Unidos en el pasado siglo. El actor estuvo allí, vivió en primera persona todos los avatares del siglo americano: la terrible depresión americana, su participación en la Segunda Guerra Mundial donde fue herido en el Pacífico y vio la inoperancia de los cuadros de mandos. Fue también testigo de la caza de brujas de la administración McCarthy, luchó para que su país no fuera a la guerra de Vietnam y observó las terribles consecuencias que provocó esa cruenta guerra a la sociedad americana, hasta llegar al 11-S y a las protestas contra la guerra de Irak. Ninguna concesión al poder establecido, ya que Lewis sabía que no había cambiado de manos durante todos estos años. La misma carne de cañón va a morir a la guerra ahora y hace 80 años. Todo ello en apenas ochenta minutos, de crítica consecuente, de reflexión sincera y orgullosa.

    Al Lewis fue tremendamente humanista, con un compromiso con la vida y la dignidad de las personas, del pueblo, que pocas veces he visto en una persona. Digno de una y mil películas. El actor no pudo ver estrenado el documental ya que murió en 2006. Goodbye, América se convierte así en el testamento de un actor secundario que tuvo una vida de protagonista.

    FÉLIX PONS
    http://www.lakarniceria.com , España
    Marzo 22 de 2007

  38. Diego Mamani

    Al Lewis (Grandpa Munster) fue muy longevo; en la decada de los 80s tenia un restaurante llamado precisamente Grandpa’s. La serie anterior a “The Munsters” era “Car 54, Where are You?” donde Lewis y Gwynne hacian de patrulleros en Nueva York.

    Quien tiene un buen recuerdo de Lewis es Peter Falk (“Columbo”, un gigante de la TV). Cuando ambos trabajaban en teatro hubo una obra en la que Al Lewis se quedaba dormido en plena actuacion (fuera de libreto!) La escena era en un bar, y Falk hacia de cantinero, asi que se le ocurrio llevar una escoba para hacerse el que barria, y a la vez la usaba para despertar a Lewis barriendole los pies!

  39. Al Lewis murio recien en el 2006, respecto a la serie “Car 54, where are you” en 1994 se realizó una version para el cine donde el mismo Al Lewis volvia a caracterizar al oficial Leo.

    Fred Gwinne murio en 1993 y entre las peliculas que mencionan se olvidaron mencionar la excelente interpretación que realiza en “cementerio de mascotas”

  40. Diego Mamani

    Hace unos dias trate de averiguar la edad de Al Lewis, que siempre me parecio mayor que Fred Gwynne. Resulta que nadie lo sabe con certeza, y las fechas de nacimiento mas usadas son 1910 y 1923, pero nadie lo ha podido confirmar, ni tampoco ubicar una partida de nacimiento, etc. Lewis cambio su nombre y apellido de muy joven, y para complicar cosas, en cada entrevista que daba inventaba fechas, nombres, lugares, y anecdotas apenas verosimiles.

    Su vida misma era una obra de ficcion… el mismo, cualquiera que haya sido su nombre verdadero, interpretaba el papel de “Al Lewis”, personaje inventado por el.

  41. Gus de Argentina para Max

    Y que tiene de malo que Fred Gwynne y Al Lewis fueran izquierdistas??? que no te parece bien la libertad de opiniones politicas???

  42. Gus de Argentina

    Excelente FUGA EN EL SIGLO XXIII! muy buena serie.

  43. mario santander aguirre

    Sobre Buck Rogers , hay un episodio donde participa la finada conejita Dorothy Stratten , y por eso es que ese capitulo es de culto .
    aqui esta el link con las pruebas que hizo la conejita Dorothy ( QEPD ) para la serie –
    http://www.youtube.com/watch?v=WRGx1Evmi4U
    Sobre Galactica , Dirk Benedict – ese fue su trampolin para los magnificos .
    Y Fuga en el siglo XXIII , tenia pesimos efectos especiales

  44. George C Coscia

    Otro ‘TRIO’ de “Viajeros” Hollywood??..acaba de irse Richard Hatch…. el popular Capitan Apollo de la serie Battlestar Galactica..R. I. P.

  45. Kachito

    Mientras tanto el canal 5 solo tenia por aquellos años la serie Sankuokai, lo que si recuerdo unos años antes presento toda la saga del planeta de los simios, con el fin de estrenar su serie llamado el retorno al planeta de los simios.

    • mikel martinez

      si tambien recuerdo haber visto parte d ela sag del palneta d elso simios cuando tenia 5 o 6 años alucinante me impresiono la escena en qe los simios van a al guerra y aprecen imagene sde llmas de fuego y la estatua de cesar llora sangre buen recuerdo

  46. julio césar

    Ese cine Roma era todo un lujo. Excelente sonido,aire acondicionado, asientos muy confortables
    Similar a lo que se encuentra hoy en día pero en esos años no era así

Deja un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*