© 2014 . All rights reserved.

La leyenda de la Casa Matusita

Las inversiones directas japonesas a pesar de ser menos numerosas, no han sido menos importantes en la economía peruana. Emilio Hideo Matsushita (Wakayama, Japón, 1918 – Lima, 1984), llegó a Lima en 1937, precedido de su padre que había llegado varios años antes. Ambos trabajaron inicialmente en la línea ferretera y en 1950 Hideo Matsushita fundó la conocida Casa Matusita de Lima, dedicada a la venta de materiales de construcción, especialmente de equipos e instalaciones para agua, desagüe y electricidad.

En la década de 1960 ya había incursionado en la industria y construyó varias empresas hasta conformar el Grupo. En varios casos combinó producción y distribución. Produjo y distribuyó, por ejemplo, vajillas de cerámica, termas a gas, equipos de aire acondicionado, tuberías para la construcción, etcétera. Matusita fundó su empresa de productos plásticos, y era una de las principales representantes de la marca “National” en el Perú.

Abajo: Avisos Matusita: 1959, 1967, 1964, 1966.

casa matusita color 1959 arkivperu
matusita S.A 1967 arkivperu
transistor national matusita noviembre 1964 arkivperu
matusita 1966 arkivperu

En esas épocas, Humberto Vílchez Vera tenía 35 años y era una estrella de la televisión. Ganaba dinero y era famoso. Algunos periodistas decían que era un genio. Colegialas histéricas gritaban cuando él las favorecía con una mirada sonriente y sensual. Es lo que él decía al menos. La televisión de entonces, felices sesentas, era en vivo; y cada domingo Humberto desataba verdaderas neurosis colectivas gracias a sus conocimientos de psicología aplicada y de masas. La gente creía firmemente en todo aquello que la estrella, con su peculiar estilo de pronunciar las eses, dijese cada domingo.

Pero Humberto Vílchez Vera no se creyó nunca lo del éxito.

Para mantener el ritmo, el raiting y la vigencia de su encarnación como el subconsciente de miles de televidentes que morían lentamente cada domingo frente a un televisor, recurría a las anfetaminas. Tenía que olvidar, dice, que en el fondo era un hombre de alma niña que le tenía miedo terrible a la gente, a los aplausos, a los reflectores. Dice que tenía los nervios destrozados y que su cerebro era un motor cinético donde giraban a gran velocidad millones de ideas. Una de ellas era lograr la inmortalidad.

Meche Solaeche , Humberto Vilchez Vera y Alicia Maguiña arkivperu
la semana 1971 arkivperu
domingos gigantes 1971 arkivperu
feliz domingo vilchez vera rossie martin 1974 arkivperuArriba: Meche Solaeche, Humberto Vílchez Vera y Alicia Maguiña (60s) / “La Semana” (1971) / “Domingos Gigantes” (1971) / “Feliz Domingo” Humberto Vílchez Vera y Rossie Martin (1974)

El animador ya había realizado algunos intentos en pos de lograr la trascendencia frente a las cámaras. Se había enfrentado a un toro bravo. Se había lanzado en un paracaídas. Rompió la barrera del sonido a bordo de un avión a reacción. Descendió a las profundidades marítimas. Había boxeado con Mauro Mina. Y todo esto no había sido suficiente. Faltaba algo. Tal vez cercano a la muerte. El Más Allá.

En Lima de los sesentas, eso quedaba en la esquina de la Avenida España con Garcilaso de la Vega. Al menos, era lo que decían las leyendas.

casa matusita 1971 arkivperu

Humberto Vilchez Vera, era la voz del programa radial “Los Fantasmas se Divierten”, un coloquio con el público oyente a través del teléfono, que tuvo un éxito extraordinario en Radio América y luego Radio Central entre la década de los cincuenta y sesenta. Un domingo en vivo, Vilchez Vera hizo un anuncio que estremeció al público: entraría a La Casa Matusita.

Se desató la histeria colectiva, La orquesta hizo sonar el estúpido jingle que caracterizaba su programa. Vílchez Vera dijo que cuando escuchó su nombre en los créditos, pensó que lo había logrado. Nunca podrían olvidarlo. La inmortalidad.

matusita fantasmas 1968 arkivperu

El origen de la leyenda de la casa Matusita parece deberse a la notable imaginación de un gran periodista que se llamó Raúl Villarán. Había pasado una mala noche, no había cubierto su página, y al pasar por la casa deshabitada se le ocurrió una noticia: FANTASMAS EN MATUSITA.

Sucedieron hechos confusos. Humberto Vílchez Vera desapareció. La gente especulaba. Hasta que la noticia aparecida en un diario creó la leyenda: LOS FANTASMAS LO VOLVIERON LOCO. El animador había pasado una noche en la Casa Matusita, y esa osadía le había hecho perder la cordura. Las leyendas son longevas.

En 1990, Humberto Vílchez Vera publicó una novela llamada “El Cazador de Fantasmas”, donde reveló el misterio.

1350482696734

— Nunca entré a la casa Matusita, decía ahí. Aunque también decía ahí que, imaginariamente sí entró; porque la gente necesita creer en algo y han creído por años esa historia que lo llama loco, cuando en realidad tan sólo sea huachafo, en fin; y que esa noche en la Casa Matusita olía a azufre, que oyó voces en latín, campanas y cadenas y vio tres monjes de gris sentados en sillones de plata, desde donde le revelaron algunas profecías: la tragedia de Huaraz, un golpe de Estado, un hombre cojo, un despertar de odio, muerte, que descenderá de las montañas, alcaldes asesinados, una araña roja asediando la ciudad…

Veinte años después del programa radial, Vílchez Vera se hallaba sin carro, sin casa propia, desilusionado de la televisión porque según él, lo que antes era una mística se había convertido en una máquina tragamonedas. Aún así, se sentía un hombre feliz. Finalmente, soltó una frase:

—Necesitamos creer en algo cuando no creemos en nosotros mismos. Algunos creen en fantasmas…

Datos complementarios: Además de la radio, “Los fantasmas se divierten” tenían un programa televisivo transmitido por el Canal 2 a la 1.30 de la tarde (no era en vivo sino en video tape). Además había un noticiero auspiciado por Matusita llamado “Informe Matusita” (1963), transmitido por el Canal 13 a las 8.30 p.m.

casa matusita 1984 arkivperu

casa matusita guardian arkivperu

casa matusita 1968 arkivperu

casa matusita 80s arkivperu

domingos gigantes 2 1971 arkivperu

Fuentes: Caretas, “Cuando Oriente llegó a América: Contribuciones de inmigrantes chinos, japoneses y coreanos”.

 

30 Comments

  1. George C Coscia

    Los Fatasmas llegaron ya!!..llegaron bailando Cha-Cha-cha!!….eso!!!!

  2. Gary Mendoza

    La historia de Vílchez Vera y la casa Matusita -si no recuerdo mal- la conocí en los 90s; mucho después de saber de la existencia del presentador, a quien conocí en algún programa televisivo de los 80s (puede que transmitido vía Panamericana TV., los sábados o los domingos, no estoy seguro). Con esto quiero decir que, Vilchez Vera no desapareció del todo de la escena mediática. Hago énfasis en esto, porque en internet me he topado con comentarios de algunos, que afirmaban que lo del “autoexilio” televisivo del comunicador fue permanente. Estoy totalmente seguro de que lo ví en el programa antes mencionado; mucho después de su supuesta visita a la casa Matusita.

    • Vílchez Vera regresó a la televisión en varias oportunidades, aquí con Meche Solaeche en “Pase la tarde”, programa de mediados de los 80s:

    • julio Santos

      Es verdad. Yo recuerdo haberlo visto en algun programa de los fines de semana, casi al finalizar los 80s conduciendo junto a su hija.
      incluso en algun sketch de los programas comicos de esa epoca se burlaban de su personaje diciendo “no voy a llorar..”

    • Gustavo

      Cómo corría la info también en esa época! fue un precursor de los hoy en día tan mentados “creepypastas”

  3. jshagfioy w4379ty3n

    En la última foto y en aquella que está sobre los dos artículos acerca del guardián de la casa Matusita hay una incoherencia: El modelo del poste de alumbrado público sobre la Av. España es muchísimo más antiguo que el modelo del que está instalado en la Av. Wilson…

  4. Juan

    De Humberto Vilchez Vera lo que más recuerdo era cuando lo imitaban en “Risas y salsa” y repetía la frase “no voy a llorar”,,,,me daba gracia pero no entendí hasta ahora porque lo parodiaban de esa forma mencionando dicha frase.

  5. erick d

    si tienen mas fotos de los avisos de la casa matusita y el lugar, subanla. Me gustaria muchisimo saber mas de la entonces embajada de EUA tambien.

  6. Hilbert Zeballos

    Conocí a Vilchez Vera personalmente en los ’60s. Un gran caballero con un inmenso corazón. Lamentablemente era bipolar y estaba siempre bajo supervisión medica, de ahi su personalidad exuberante, extrovertida e incluso excéntrica. Tuvo varias admisiones psiquiátricas debido a exacerbaciones de su enfermedad que fueron muy discretamente ocultadas por sus allegados.

    En los ’70s tenia el programa ómnibus “Bingo en Domingos Gigantes”, en el que participaban agrupaciones sin fines de lucro y recibían cinco tareas que debían realizar a lo largo del programa que creo era de 1 pm a 8pm. En una oportunidad salió de que el iba a pasar la noche en Matusita, lo que no se concretó porque su bipolaridad se descompensó por lo que tuvo que ser nuevamente internado de emergencia. Lamentablemente esta vez la prensa se enteró y fue publicado en los medios. Al poco tiempo salio la leyenda urbana que se volvió loco por haber pasado la noche en Matusita, lo que era inexacto. El jamás paso la noche allí y su bipolaridad era un problema que arrastraba desde la adolescencia. Murió en Colombia aproximadamente en 1990, pero la leyenda urbana (totalmente falsa, pues conocí los hechos personalmente) ha persistido hasta ahora…

    • Eduardo Bracamonte

      en 1990 animo junto con su hija un progarama dominical en Canal 7 los domingos

    • LOBITO

      Los programas de Vilchez Vera en los 80s fueron:
      Pase la Tarde en Canal 9 (1985)
      Domingos De La Bondad en Panamericana Televisión (1986-1987)
      Súper Gigante en Canal 7 TV Perú (1987-1989).
      No tuvo programa en 1990

    • Gary Mendoza

      La información que aportas parece bastante precisa.
      No sabía que Vílchez Vera falleció. ¿Se sabe la causa oficial de su muerte?

    • Arnol

      Otro rol de Humberto Vílchez Vera en medios fue el de productor general del programa “Viva el Sábado” en los 80s, tal como podemos observar en los créditos del inicio.

      https://youtu.be/cIB5akIelDM

      Por cierto, sería bueno que se hiciera una entrada en Arkiv sobre ese programa musical que marcó a una generación

  7. Gregorio Huaroto Offenhauser

    Pero lo que no llego a entender es cuándo Vílchez Vera quiso ingresar a la “Casa Matusita”, tal es , en qué año (la nota no lo dice). ¿Fue en los 60? Si fue así se trataba de una época en donde la radio ya andaba de capa caída eclipsada por la TV.
    ¿Por qué, si en la casa no hay fantasmas, ésta aún permanece vacía y lo ha estado por tanto tiempo? Dicen que la leyenda la echa a correr la inteligencia estadounidense para evitar que el predio sea usado para espiar lo que acontencía en la legación gringa.

    Preguntas que aún permanecen latentes sin respuestas claras…

    GH

    • El aviso de “Los Fantasmas se divierten” es de 1968, el programa sobre la Casa Matusita se debe haber transmitido durante esos años. Del por qué permanece vacío sólo queda especular, quizás es un lío burocrático, hay muchas casas y edificios en los alrededores del centro de Lima que han estado vacíos por años. Lo de la embajada estadounidense también suena a leyenda popular, al menos nunca se ha confirmado nada.

    • Hilbert Zeballos

      El incidente sucedio en 1971, cuando se anuncio que Vilchez Vera pasaria la noche en Matusita, lamentablemente tuvo que ser internado por una descompensacion de su bipolaridad y el asunto se frustro. Cuando fue dado de alta, la idea se deshecho y el programa Bingo en Domingos Gigantes fue cancelado (tambien tenia problemas de rating). Al poco tiempo empezo a circular la leyenda urbana que Vilchez Vera se habia vuelto loco al pasar la noche en Matusita, lo que nunca sucedio…

  8. Gregorio Huaroto Offenhauser

    Muchas gracias Hilbert por la amable precisión.

    Saludos,

    GH

  9. ACTUALIZADO: Fotos de “Domingos Gigantes” (1971)
    domingos gigantes 1971 arkivperu
    la semana 1971 arkivperu
    domingos gigantes 2 1971 arkivperu

  10. Luis

    Hace un tiempo, una cámara de TV subió al segundo piso de la casa y los dueños indicaron que era mentira la leyenda urbana de la casa.

  11. George C Coscia

    Y que negocio funciona en el 1er Piso? habia una pequena tienda/sucursal ‘Matusita’ que vendia mayolicas, tuberias y sanitarios por los 60s, pero seria interesante que algun arkivero pregunte si tambien los ‘fantasmas’ invaden el primer piso o son muy respetuosos y solo ‘espantan’ en los altos???/eso es lo que quiere saber la gente!!!

  12. George C Coscia

    Cprreccion: Quise decir que esa tienda Matusita estaba en el 1er piso , que yo sepa, hasta fines de los 80s, donde atendian familiares q tambien apellidaban Matusita, Sato, Amemiya etc todos muy amigables y honestos (cosa rara!)

  13. Datos complementarios: Además de la radio, “Los fantasmas se divierten” tenían un programa televisivo transmitido por el Canal 2 a la 1.30 de la tarde (no era en vivo sino en video tape). Además había un noticiero auspiciado por Matusita: “Informe Matusita” (1963), transmitido por el Canal 13 a las 8.30 p.m.

  14. Gregorio Huaroto Offenhauser

    “Domingos Gigantes” era el programa dominical con Humberto Vílchez Vera que estaba al aire aquél domingo 31 de mayo de 1970 cuando un violento terremoto sacudió el Calleón de Huaylas, sismo que se sintiera en una buena parte del Perú (Lima, por ejemplo). El programa iba en vivo y volvió al aire tras el fuerte terremoto, con modelos, bailarinas y cantantes llorosas, y un Vílchez Vera que intentaba infundir calma. La imagen desde el “Estudio Cinco” (el auditorio principal del canal, desde donde se transmitía el programa de Ferrando y que albergaba a “Domingos Gigantes”) se interrumpió entonces y un cartel de “Flash de El Panamericano” apareció en los televisores. Sería el primero de muchos “último minuto” con el que la TV de ese tiempo intentaba informar sobre el desgraciado suceso.

    GH

  15. George C Coscia

    Gregorio, recuerdo claramente aquel Domingo…y justo estaba viendo ese programa, al principio Humberto trato de calmar a la audiencia presente y televidente , repitiendo :”ya pasa, ya esta pasando, calma”…yo seguia pegado al TV, aun cuando ya mis familiares habian ‘tomado ‘las de villadiego’ escapando a la calle mas rapido que Houdini … seguia hipnotizado viendo el programa, ahi comenzo a moverse el suelo , el persistente movimiento sismico iba tomando mas intensidad, Vilchez Vera comenzo a perder los papeles cuando los adornos y carteles de la escenografia empezaron a caerse y los gritos de las feminas eran mas sonoros….eso si, NO escuche ninguna lisura o interjeccion peyorativa, el encuadre de la pantalla se movio intespestivamente (seria por el camarografo abandonando la camara?) y ahi si sali disparado afuera, mientras el sismo tomaba mas fuerza aun…….la gente perdia los papeles en la veredas…..un vecino salio desnudo ,seguro de la ducha, pero cubriendose sus partes intimas con un cuadro de un Santo y repitiendo a todos ::”Rezenle a EL!!”, “Rezenle a EL!!”, señalando la imagen del cuadro..SIN percatarse que en su apuro habia roto la pintura del Santo casi por completo y apuntaba a otro “miembro” del Clero ..que tal “Pingues” ganancias de todas las Tias del vecindario!!!!…la verguenza vino despues de Yapa

    • Patrick

      Que buena anécdota George, yo recuerdo vagamente ese incidente, yo vivía en un edifico de 5 pisos en Jesús María, para hacerla corta, recuerdo a Vilchez Vera (inclusive, creo que en algún programa posterior se pasó esa secuencia) con cara circunspecta trataba de tranquilizar a las personas del set y por ende al público televidente, al igual que tú, lo miraba hipnotizado y con al intensidad del terremoto Vilchez Vera perdió el aplomo y según recuerdo salió del encuadre de la cámara y con él los pocos limeños que seguían en sus casa, en las calles se daban escenas de repentino fervor religioso, como si una epifanía de masas hubiese invadido Lima. Otro recuerdo, esa noche calurosa y lluviosa, una lluvia inusual (parece que en ese año sufrimos un fenómeno del niño), desde mi ventana veía los pequeños ríos de lluvia invadían las calles y en la radio de casa sonaba y la lluvia caerá de los Iracundos.
      Saludos

    • K.·.

      Hola George,
      la anécdota que comentas era un clasicazo en los discos de Chalo Reyes y Nestro Quintero. ¿Ya no se sacan discos de monólogos chistosos?
      Saludos
      K.·.

  16. Koke

    Nuevas entradas por favooooor!!

    Gracias

  17. David Jara

    Recuedo que a fines de los 80 o serian comienzos de los 90 Humberto Vilches Vera tenia un programa en radio antena uno llamado “Cuando los fantasmas se divierten a las 11 de la noche” y siempre decia en su programa que contaria lo que le paso en la casa matusita pero nunca lo hacia XD

  18. Pedro Magallanes

    La embajada de estados unidos, es ahora en real plaza, dicen muchos trabajadores de limpieza mañana y noche que ahi mismo.. escuchan fantasmas, sepa la bola!!!

Deja un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*