((( La Lista ))) # 29

“El Trome”. Superhéroe nacional original de un suplemento escolar en Expreso. Se publicaba junto a personajes locales como “Jaimito,” “Terquino” y “Frejolada Campeón”, así como otros importados como “Mandrake”, “Roy Rogers”, “Brick Bradford”, “Johhny Hazzard”, “El Reyecito”, “Henry” y “Roldán el Temerario”. Cuando uno era bueno o hábil en algo era un “trome”, casi al revés de “maestro”.

La frase “te hago capachún” (Te cargo como caballito).

Los campeonatos interbarrios del diario La Prensa. De ahí salieron Cubillas, Challe, Baylón y Sotil. Pura zapatilla, nada de zapatos de fútbol.

La visita del grupo francés Indochina al gran coliseo cerrado Amauta, cuando “Papá” Chuiman trató de enseñar al cantante a decir “¿Quién soy yo?… ¡Papá!”.

Los televisores Grundig: “Caro… pero el mejor.”

Las fotonovelas de Gladys Mercado al lado de Juan Carlos Oblitas. Alguien me robó mi colección…

El terrorífico spot de principios de los setenta, donde se veía la avenida La Colmena por la noche y se escuchaba una voz macabra diciendo: “¿Señora, sabe usted dónde están sus hijos?”

La telenovela “Quiero ser”, protagonizada por el grupo Menudo. La sacaron de programación después de trece capítulos, según el Canal 5: “Para dejar a la imaginación el fin”. Qué buena.

El enlatado brasileño “Pecado Capital”, que contaba con casi el mismo reparto de “Isaura La Esclava” (mejor lo hacían como continuación).

“Chancalata”. Una variante de las Escondidas entre niños. Primero se regía a la Yan-Kem-Pó para decidor quien la “lleva”. Luego, uno del grupo lanzaba la “lata” (tamaño de leche en tarro) lo más lejos posible. De inmediato el que la “llevaba” la recogía y la ponía en un sitio pre establecido y tenía que “ampayar” o ver a todos de uno en uno. Si ubicaba o chapaba a todos la llevaba el primero que vio. A veces se alejaba y le ganaba otro que salvaba a todos. O a veces se equivocaba, perdía y la llevaba de nuevo.

arkivperu

La actriz venezolana Grecia Colmenares, estrella de Venevisión que terminó en Argentina y que era especialista en telenovelas donde el papel de víctima solo podía ser interpretado por una mujer tan sufrida como ella. Tenía una novela que se llamaba “María de Nadie” y era tan cursi que el título y la canción te deprimían o te hacían llorar desde el arranque.

“Sé exactamente lo que hago”. (De la serie “Sledge Hammer”).

Cuando llevaron un león al Estadio Nacional. Fue para un partido de Copa entre Atlético Chalaco contra Vélez. La idea era que el felino represente a la “Furia Chalaca” y se paseara en camioneta por la pista atlética. Lo malo es que el león se quedó dormido todo el trayecto. Pese a tener carne cerca, ni se inquietó. No molestó a nadie, seguro lo sedaron. Era más viejo y manso que el león de las películas de Tarzán.

Una tira cómica clásica en los diarios, la del cavernícola “TRUCUTU”. Era un personaje viejísimo, incluso antecesor de Pedro Picapiedra.

Otros juegos misios que heredamos de los hermanos: “Bancazo” (sentados frente a frente en dos bancas se trataba de meter la pelota debajo del rival). “Matagente” (“Dodgeball” en EE.UU.), las “Chapadas”, “Plancha Quemada” (escondidas con castigo), “Policías y Ladrones”, la “Botella Borracha” (que luego degeneró), el “Teléfono Malogrado” (generalmente al último siempre iba el más lorna), el “Lingo”, y el clásico fulbito con pepa de melocotón a falta de pelota.

“Diga sólo: Cárguelo a mi cuenta”. Eslogan de Sears.

La propaganda del vaso de leche en la época del alcalde “Frejolito” Barrantes (“tomo mi vaso de leche todas las mañanas, para crecer sano y fuerte junto a mis hermanos…”). Y el supuesto romance de Frejolito con Paloma San Basilio…

Uno que apareció mucho tiempo en un avisito en los encabezados de la portada de El Comercio −¿Se apellidaba Miró Quesada?− era el payaso “Tontolín”. Para mí fue la primera versión del “look” de Robert Smith (The Cure). Admito que una vez lo vi en una matiné y no me defraudó.

El famoso pan de dulce que se comía en Semana Santa. Ahora como que está venido a menos…

Algunas series del Viejo Oeste o “westerns”:

“Laramie”, que lo repitió el canal 7 hasta que se les malogró la cinta. Sobre un vaquero empleado en un rancho en la época que los blancos compartían el Oeste con los indios. Aquí si que corría sangre.

“Hopalong Cassidy”. Una serie que luego fue trasladada al cine. Su verdadero nombre era William Boyd, el legendario “Sheriff de Dos Ríos”. Su puntería era realmente asombrosa.

“El Gran Chaparral”. Otra serie que se escribía con sangre. Transcurría a mediados de 1870, cuando Arizona estaba bajo el dominio de los apaches. La historia sobre la familia Cannon, ganaderos en el Oeste de Tucson. La leyenda decía: “Como adorno llevaban al cinto sendas 45, listas para arrojar muerte”.

“Revólver a la orden” (Esta me suena nomás).

“Maverick”. Protagonizado por James Garner −y Roger Moore como su primo (!)− era un western con una buena mezcla de humor y drama, uno de los clásicos del género. Fue también memorable por ser el trabajo por un hombre que era, y todavía es, considerado un genio de televisión: Roy Huggins, que más tarde nos dio “El Fugitivo”.

“Los Dakotas”. “Chad, Jack, Larry y Rex. Agentes federales dispuestos siempre a morir por la verdad y el honor”. Los Dakotas viajaban por todo el territorio, haciendo acto de presencia dondequiera que sus servicios eran requeridos.

“Cheyenne”. Las aventuras de Cheyenne Bodie, un vagabundo que aprende los trucos de los indios y va de ciudad en ciudad, de trabajo en trabajo y de mujer en mujer. Cheyenne era constante víctima de las severas palizas de los forajidos.

“La Ley del Revólver” (Gunsmoke). Con Matt Dillon, el Marshall de Dodge City. Según la programación, un programa “para todos los gustos”.

“La conquista del Oeste”. Con James Arness y Eva Marie Saint. “La historia de los colonos del Far West”. Mostraba la odisea de una familia de Virginia en su viaje de colonización en 1861. Era bastante educativa.

“Rin-Tin-Tin”. Los personajes eran un astuto perro pastor alemán y el cabo Rusty, un niño que hace de corneta en el regimiento 101 de Caballería. El papel de Rin-Tin-Tin lo hicieron varios perros ya que el original murió (según la leyenda) en los brazos de la actriz Jean Harlows.

 

El concurso del tío Ferrando: “Haga negocio con cuco” (supongo parodia de “Haga negocio con Kiko”) que seleccionaba a gente que había ganado en concursos anteriores y cada uno escogía un balde de pintura vacío ya que en uno de ellos había una cantidad de dinero. ¡Yo nunca te he engañado primito!

La gaseosa Bimbo “Lima Limón”. A veces de regalo venía con su mosca.

“Nunca hubo un cabeceador como Valeriano López”. Esto lo afirmaban los abuelitos, cada vez que hacían alusión al famoso “tanque de Casma”.

Los primeros eslogans de Frecuencia Latina: “La mejor frecuencia” y “Es frecuencia 2, televisión…” Allá por 1983.

“No hay gallo para mi pollo”. En el juego del “Run-Run”, que consistía en hacer bailar una chapa de bebida gaseosa chancada y atravesada por un pabilo, solía decirse “No hay gallo para mi pollo” como invitando a alguien a sostener un duelo, que equivalía a dos gallos de pelea con su respectiva cuchilla.

La actriz venezolana Lupita Ferrer. Tenía 5 años y ya me quería casar con ella.

La novela mexicana “Esmeralda” con Lupita Ferrer y José Bardina. Daba tanto rodeo sin llegar a un final concreto, con argumentos tan sosos y situaciones tan increíbles que más parecía serie de ciencia ficción.

arkivperu

Las famosas zapatillas Chapetex: “Chapetex y el tío regalón vende barato y da yapa a cada rato”.

La margarina “Chef”: ¡Maestra del sabor!

Las famosas batidas a cargo de “los tiras” (PIP) en sus Land Rover crema con verde. Y la cara de mosquita muerta que tenías que poner cuando tus viejitos te tenían que ir a recoger a la comisaría después de fumarte tu tronchito.

El famoso “Sky Bar” del Hotel Crillón. ¡Mozo, un Manhattan doble!

El suplemento educativo “Jaimito, lo sabe todo” del diario Correo que apareció a colores en 1975 y duró varios años. Este no era un Jaimito mañosón sino mas bien chancón.

“Igualito nomás”. Que tal o cual cosa no cambia la situación, que todo está igualito. Era una expresión utilizada por los muchachos en su diálogos de onda “cherry” y los criollazos.

Las correas que llevaban la inicial de tu nombre, mismo Túpac Amaru.

“Patrulla Juvenil” (The Mod Squad). Que trataba sobre tres jóvenes hippies quienes son arrestados por pequeños delitos y luego ayudan a la policía infiltrándose en las pandillas. A Gerónimo Barbadillo le pusieron justamente “Patrulla” por su parecido al actor de la serie, Clarence Williams III.

Cuando Analí Cabrera “Chelita” imitaba en Risas y Salsa a Michael Jackson. Su paso lunar dejaba mucho que desear.

La fábrica de muebles “Chaide y Chaide”.

El comercial de “Suave Gel” de Helen Curtis donde salía un patita peinándose con los pelos parados. Todo el mundo usaba ese gel hasta que les salió mas caspa que nevada en la sierra.

La serie “Flipper” (“Su nombre es Flipper, Flipper…”). Con el delfín súper-vedette del acuario de Miami. El único inteligente en esta serie era el animal.

El cartel en la carretera central, camino a Chaclacayo, donde se veía un carro accidentado y lleno de cadáveres y el lema: “Fruto de la imprudencia”.

Los jabones Yambal con forma de autos o yates para niños.

La radio “Onda Popular” que reemplazó a la antigua radio San Cristóbal. Transmitía música tropical y boleros. También estaba en el dial la radio “La Crónica” que fue la que difundió las últimas radionovelas.

Galletas Loncheritas: “Rellenitas de sabor”.

Guillermo Campos. El popular “feo” de Risas y Salsa. Era el monstruo “number one” de la televisión, a su alrededor giraron muchos imitadores pero su fealdad no la superaba nadie. Quizás el único que le podía dar pelea era Willy Bisso, el popular “Cochero de Drácula” del programa “Tulio Loza a Cholocolor”.

Los “Correogramas” que eran en realidad simples cartas de correo. Pero había empresas que usaban este término como para darle un tonito de importancia a la cosa.

Los documentales sobre la U.R.S.S. en el canal 7, llenos de propaganda comunista donde pintaban a Rusia como un paraíso. Permítanme reírme.

A quien no le pasaron alguna vez los piojos en el cole y tuvo que usar el champú “Nopucid” y de paso el famoso “peine patrullero” que era perfecto para sacar a los piojos y las liendres. Qué asco…

“Así, así como mueve la colita, si no la mueve la tiene tapadita”. (Infaltable canción del “Triky Trak” con Rulito Pinasco).

El famoso huevo duro que nuestras mamás nos ponían en la lonchera y cuando la abrías apestaba a pedo.

“Salieron con el santo de espaldas”,”se les cerró el arco”; “el fútbol no tiene lógica”; “no hubo suerte”; “no estuvieron en su día”; “hicieron la camita al entrenador”, etc. (Famosas excusas después de perder en el fútbol).

Otro clásico antiguo de nuestro fútbol: llevar un gallinazo al estadio y ponerlo cerca al arco contrario para que de mala suerte al equipo rival.

Una parte del repertorio del programa “Humor Redondo”:
MIGUEL BARRAZA:
−Un hijo pregunta a su padre: ¿Papá, quiere que le diga una mentira…?
−¿Cuál?
−Papá…
CHALO REYES:
−El esposo indignado dice a su esposa: ¿Qué hace ese hombre bajo tu cama…?
−No sé… hace cinco minutos estuvo arriba.
NESTOR QUINTERO:
−Un tipo toca la puerta a una chica. La chica pregunta: ¿Quién es?
−El rápido…
−¡Ay!

La “vedette” brasileña Gal Matarazzo, un mujerón que al final era un travesti. A falta de pan buena son las tortas.

La serie “Ocho son suficientes” que daban en el canal 4 sobre un familión liderado por un viejo pelado y las joyitas de hijos que se manejaba. Tantos problemas les daban sus hijos que se hicieron muchos capítulos.

El capítulo de “Lassie”. Cuando secuestran a Lassie y Timmy comienza a enterrar los juguetes de su perro al lado de su árbol preferido, pensando que nunca más lo verá. Y de repente se escuchan ladridos a lo lejos y Lassie que aparece corriendo por la colina y Timmy grita: “¡Lassieee! ¡Lassieeee!” y corre a abrazarlo… Hasta mi perro moqueó.

Las melodramáticas revistas de Corín Tellado. Dizque traían un mensaje.

El comercial de zapatillas “Hush Puppies”, donde salía un perrito lateando con sus zapatillas y decía: “Camino por la vida y no estoy solo… Hush Puppies”.

Cuando se decía que Los Pitufos eran diabólicos. Se hablaba incluso de que una chibola se suicidó con un muñeco del Papá Pitufo a su lado. Yo tenía mi toalla de los Pitufos y nunca me pasó nada.

Banco de Crédito: “El banco”.

Los famosos peinados “Honguito”. El que diga que no lo usó miente.

“Bájate del colectivo”. Una frase muy criolla, que significaba rozamiento o poner a su sitio a alguien que quiere dársela de vivo. Como diciendo: Compadre, bórrate ipso pucho, suéltate del pasamanos, mira que ni al fondo hay sitio así que espírate, chaufa, o te apesta la vida.

“Sankuokai, Sankuokai, es una nave, que gana batallas…”. El disco en versión peruana de la serie “Sankuokai” −con letra de Andrés Dulude, cantante del grupo Frágil−. Ver Sankuokai era como ver La Guerra de las Galaxias pero llena de japoneses.

El famoso álbum de Pepsi: “El regreso del Jedi”. Jamás pudimos canjear la famosa espada o alguna máscara de plástico. Nunca dimos con la dirección de canje.

La cerveza “Cóndor” y su comercial cuando un tipo salía con su chela en la mano y gritaba: ¡Abran cancha!

El cajero automático “Ramón” del Banco Continental. ¡Hablaba!

Ese chiste algo cruel, que se decía cuando un chibolo nacía y sus viejos eran feos: “Si vuela es murciélago”.

“Carnaval, Carnaval, es el grito general. Carnaval, Carnaval, de alegría popular…” (Polquita de Filomeno Ormeño, bastante popular en los carnavales).

La Lista # 29. ¿Aportes para “La Lista”? Envíalos a: cartas@arkivperu.com

8 Comments

  1. Vicente

    Quisiera saber la fecha exacta de publicación del ejemplar de Tele*Guía que aparece en esta lista por lo de Grecia Colmenares. Solamente se distingue el año: 1986.

    • Tele Guía era pésimo para poner las fechas de publicación. Solo dice “Año 9 Número 212”.

    • DrRockas

      La revista Teleguía en la cual aparece Grecia Colmenares en la portada es de Mayo de 1986. Recién dos años antes Teleguía publicaba el año( y hasta el mes) de cada edición. Antes sólo le ponía el número del ejemplar.

    • Drec

      Teleguía era así al inicio no colocaba la fecha, recién en 1983 coloca la fecha en la portada.

  2. Manolo

    En 1986 estaba la novela “Topacio”, y poco despues “Maria de Nadie”

  3. guillermo

    Muy buena la pagina, me hace recordar muchas cosas que ya habia olvidado, recuerdo a inicios de los 80 creo, pasaban en la tele una serie de vaqueros en la que el protagonista estaba vestido de pies a cabeza (mascara incluida) de blanco y montaba un caballo del mismo color, quisiera que me ayudaras con el nombre de la serie. saludos

  4. George C Coscia

    Los Campeonatos Interbarrios de La Prensa…que recuerdo!!!…hummmm..conoci alli a varios provincianos que eran la primera generacion, en sus familias, en usar zapatos…DE RIPLEY!!! aunque Ud no lo crea…es mas, soy testigo que a uno le ‘birlaron’ su veintiunico par de zapatos todo-terreno/fiesteros/de-labor-etc , cuando se quedo dormido (tono de SabaRON por la noche ) en un Bus y tuvo que pasarsela varios dias descalzo hasta poder “agenciarse” unas ojotas de Segunda que caminaban solas y hasta levitaban!!, a causa del fetido y pesado hedor impregnado en esos retazos de llanta semi-vulcanizados a-la-prepo…..solo comparables a unos famosos ‘perfumados’ guantes de Arquero…bueno eso es otra historia para otra entrada..

  5. Ricardo

    Los famosos peinados “Honguito”. El que diga que no lo usó miente.
    A principios de la década de los años 90s, Pablito Ruíz aparece con el famoso peinado “honguito”, también conocido como “corte hongo”, en el Perú se puso muy de moda desde finales de 1991 hasta 1994 poco mas o menos, todo adolescente que quería imponer estilo debía llevar un hongo en la cabeza, jajajajaja!!!, hay que admitir que aunque un poco ridículo, el peinado fue un total éxito y marco con fuerza a toda una generación……. pero las modas son pasajeras, y este tipo de corte fue reemplazado por el no menos famoso corte “Eros”, es decir una imitación del peinado de Eros Ramazzotti, cabello muy corto, echado hacia adelante, por lo menos se veia mejor que el popular Honguito…..

Deja un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*