((( La Lista ))) # 31

Las películas del cantante infantil Joselito, “el pequeño ruiseñor”. Todas ellas con finales tiernos donde el chaval no desperdiciaba una chance para hacer relucir su voz. Como esa vez, cuando salva a su caballo de recibir un balazo al interponerse entre él y el villano. Un final tristón…

La frase “pon primera y arranca”. (No fastidies y vete).

Los polos “Pussycat” que aparecieron en el verano de 1976. Venían estampados con frutas caricaturescas, rascabas la fruta y salía un aroma, de fresa, limón o manzana, según el estampado. “Frotalo y disfrútalo, es un polo Pussycat” decía la propaganda de la TV, grabada en el faro de Miraflores.

Los comerciales de cuanto artículo promocionó el entrenador carioca Didí, después de clasificar a Perú al mundial de México, como las “Cariocas Didí” (camisetas de manga larga) o las “Tabazinhas” (zapatos de lona baratos que se les deshilachaban los talones). “Quiero tabazinhas quiero mocoto, la moda de los pies alegres”…

El programa musical “El Tío Johnny a Go-Go”, que iba los viernes. Bastante aburrido porque mostraba un desfile de insufribles niños que concursaban en canto. Nosotros piteábamos porque preferíamos ver series como el “Capitán Marte”, “Los Thunderbirds”, “XL5 Rocket” o dibujos como “Meteoro” o “Porky”.

arkivperu

Las películas juveniles españolas de Pili y Mili y de la cantante Marisol. En algunas de ellas aparece un juvenil partner llamado Miguel Ríos (más tarde un afamado rockero). Que será de sus vidas.

El especial de Willie Colón y Rubén Blades en Panamericana que por un error técnico salió con pésimo sonido, salvo una canción (“Pedro Navaja”). Los soneros caribeños no quisieron volver a grabar el especial.

arkivperuLos restaurantes “Fidel”; inaugurados en los sesentas por el conocido presentador musical Fidel Ramírez Lazo (hermano de Juan, el de “Radioperiódico El Mundo”). Había uno en Pueblo Libre (con bailongo los fines de semana) y otro en Chosica. En la propaganda aparecía de pie junto a una mesa bien surtida de manjares criollos diciendo “¡Qué buena mesa, hay donde Fidel!”.

La ropa para bebés “Policrece” y su temita: “A ver niños, la canción de la ropita: ¿Cuando mamá nos lleva a pasear? ¡Policrece! ¿Cuando mamá nos lleva a estudiar? ¡Policrece!”. Su antecedente fue la ropa “Bebecrece” de la recordada firma “Lolas”.

La serie con David Cassidy y Shirley Jones: “La familia Partridge”, la cual Panamericana presentó a principios del verano 1972,con el monse nombre de “Mamá y sus increíbles hijos”. ¿Quién sería el traductor?

La telenovela venezolana “La Consentida de Papá” con Regina Alcover y “El Puma” José Luis Rodríguez. No hacía reír pero dicen que era de corte cómico.

Otra serie cómica de inicios de los 70: “El Buen Ambiente”, que protagonizaron Delfina Paredes y Mario Velázquez “Achicoria”. Originalmente se llamó “Se Necesita Muchacha” y trataba de la empleada de una pensión limeña. El Gobierno de Velasco le cambió el nombre por considerar que podría tener connotaciones clasistas y racistas.

Radio Libertad, la primera emisora musical del Perú! Ja-ja-ja-ja-ja” (Le ponían la risita del Pájaro loco). Como para tomarla en serio.

La frase guayacólica: “Dos más y nos vamos”. Dos cajas serán…

arkivperu

Cuando PANTEL invio a la selección peruana de fútbol a sus estudios para estudiar un “video tape” del equipo de Marruecos contra Camerún, rival peruano del Mundial España 82. Daba risa porque en la oscuridad de la sala se notaba la silueta de los jugadores con sus espectaculares peinados afro . El partido era en blanco y negro y se veía muy mal (parece lo compraron en la cachina de Camerún).

Las avezadas camisas “Cougar” y su eslogan: “Prohibidas para menores”.

El programa “En la Ruta de los Campeones” que difundió Panamericana TV una noche de noviembre de 1975, tras haber conseguido la Selección de Fútbol el Campeonato Sudamericano, con goles y entrevistas hechas por Humberto Martínez Morosini y Javier Rojas.

El aparato para hacer ejercicios “BVR”, que era recomendado por el fisicoculturista Manuel Talavera, en 1970. Hasta su comercial de TV le hicieron.

La pelea entre Cassius Clay y Joe Frazier que transmitió Canal 5, luego del triunfo del Perú sobre Brasil en Belo Horizonte en 1975. Un veterano comentarista llamado Otto Salas presentó la pelea que casi nadie vio pues la gente estaba en tremenda juerga celebrando la hazaña peruana.

Los programas deportivos de los 70 “Exclusivas Deportivas” de Canal 4 (iba los jueves en la noche, y los sábados en las mañanas), y “Panamericana Deportiva” (iba los viernes en horario nocturno), conducidos por Rulito Pinasco y Roberto Salinas, y Humberto Martínez Morosini y Javier Rojas, respectivamente.

La final de “Miss Perú” de 1971 desde el Teatro Arequipa, donde en una de las presentaciones pusieron a Ferrando. La gente lo pifió tanto al negro que casi no pudo hablar, pidió silencio y dijo que su presencia no había sido idea suya. ¡Te hicieron el avión primito!

El incendio de una turbina de un Boeing 707 de “British Caledonian”, que despegaba del aeropuerto Jorge Chávez, una tarde de 1977. El jet dejaba un humo negro, un enorme círculo que se veía por casi toda Lima. La nave, tras angustiosos minutos en los que iba derramando gasolina de aviación sobre la capital, pudo aterrizar en el Jorge Chávez, sin percances.

La gran maniobra de combate de la Fuerza Aérea, efectuada en 1975, en la Costa Verde, en la que un avión Mirage se estrelló, tras recibir, de lleno, la explosión de una de sus bombas. El piloto se eyectó sano y salvo.

Los aburridos discursos del General Velasco que duraban más de dos horas, y que siempre terminaban acusando de cualquier cosa negativa que sucedía al Perú (alza de la gasolina, arroz, etc.) a los “Pro-contra-ultra-CIA” (Pro apristas, contra revolucionarios, la ultra derecha y la CIA Americana). “¡Velasco Revolución, Velasco Revolución; Chino, Contigo Hasta la Muerte!”. Eran transmitidos en cadena nacional de radio y televisión y terminaban de forma imponente, con coros militares entonando el “Himno a la Revolución Peruana” (“Con Velasco el Perú, Perú hoy te llegó la hora… Las Fuerzas Armadas con el pueblo, de ese pueblo cuyo nombre es el Perú.”)

La programación -radial y televisiva- del Gobierno militar en junio de 1977, durante la tarde del exitoso paro nacional. En la radio, todas (todas) las emisoras entraron en cadena con “Radio Nacional”, donde el locutor oficial del “Sistema Nacional de Información” presentaba marchas militares y marineras por la recordada banda de la Guardia Republicana, dando la hora luego de cada pieza. En la TV privada pasaron “El Gordo y el Flaco” (Canal 4), “Fantasmagórico” (Canal 5), y en el Canal 7, un show grabado de año nuevo de una orquesta policial llamada “La Sonora de la Republicana”, donde un guardia (que era un extraordinario vocalista) cantaba, con mucho son, canciones de Fruko como “El Patillero” y “Virgen de las Mercedes”.

Las miniseries de aventuras “Joyas de la Literatura” (Canal 5 , 1977). Ahí se vio el primer desnudo en un programa de horario estelar, cuando la bella Nadia, de la obra “Miguel Strogoff”, se bañaba calatita en un estanque.

El teleteatro “Tres Mujeres, Tres Vidas” con Elvira Travesí, Liz y Gloria María Ureta. Gracioso porque algunas veces salía Orlando Sacha haciendo de esposo de Liz Ureta, otras de su papá.

Cuando las muchachas en los colegios rompieron todos los tabues y se comenzaron a doblar las medias hasta llegar casi al borde del zapato, moda que descontroló a la chibolada masculina.

“Crisán no lava la caspa, la elimina…” (Salía Roberto Combi, ex de Yvonne Fraysinnette).

La transmisión de la partida de la selección a Santiago en la eliminatoria 1973, para jugar contra Chile. Lo presentaban Ferrando y Martínez Morosini desde el aeropuerto Jorge Chávez. Daba vergüenza ver como cinco ministros, con sus comitivas (entre ellos el inefable Javier Tantaleán Vainini) se embarcaban en sendos aviones de la Fuerza Aérea, para ir a presenciar el encuentro. Que tal ostra…

El partido decisivo entre Chile y Perú para ir a “Alemania 74”, jugada en Montevideo, que no se vio por TV porque el satélite estaba ocupado por un programa español (!?). La transmisión del Canal 4, hecha por Pinasco desde el estadio Centenario era misiaza, sólo tenía una foto de la selección en pantalla, más el audio de la narración. En el 5 la transmisión la inició Pepe Ludmir “desde los estudios de 24 Horas”, con un panel donde estaba Alfonso Tealdo, el recordado artista vernacular “Indio Mayta” y el nene Cubillas. Cuando empezó el encuentro, en la pantalla sólo se veía una foto de Martínez Morosini sosteniendo un teléfono. Después de este remedo de antesala nuestra selección cayó por 2-1 y fuimos eliminados.

“La Pomada de las Diosas”. Loción para que el cutis de las veteranas no se arrugara. La propaganda de radio la grabó el recordado disckjockey Enrique Llamosas.

El teleteatro “Angustia” con el recordado actor Ricardo Fernández, que presentaba dramatizaciones de historias de horror. En un capítulo apareció Adolfo Papá Chuiman y una guapa actriz llamada Louise Pastor.

Las actuaciones del actor cómico Álvaro Gonzáles (“Guayabera Sucia”) en la telenovela “Santa Rosa de Lima” y en la tradición de Ricardo Palma “Orgullo del Cacique”. El tío tenía su madera para el drama.

El matrimonio en 1971, del Nene Cubillas, que fue todo un evento y al que concurrió todo el Chollywood de la época (entre ellos, Elvira Travesí, Camucha Negrete, Pocho Rospigliosi y Augusto Ferrando.)

La obra de café-teatro “Todos tenemos el currículum bien sucio” con Tulio Loza.

La presentación del grupo colombiano de “Fruko y sus Tesos”, en 1975, en el penal de Lurigancho, totalmente gratis. Fruko alguna vez había purgado prisión y como homenaje a los privados de la libertad en los países donde tocaba por primera vez, el artista colombiano se presentaba, gratuitamente, en un reclusorio. El especial para la televisión lo animó el locutor Julio Mayo.

–”¿Maestro, que fuma?, Yo fumo Presidente, un cigarrillo para hombres”.

El manjarblanco de Cajamarca, que lo vendía un hombre en su triciclo pregonando con su megáfono: “¡Se vende a un sol, 2.50 el cuarto de kilo de rico manjarblanco!”. La tifoidea venía de yapa.

ARKIVPERU

El espacio “Butaca Siete” del canal 7 (1982), donde a las secuencias de las películas las cortaban de tijerazo para llenarlas de comerciales e incluso hasta las suspendían en el aire, dejando a los televidentes en el sol de Paita y en la Luna de Piura.

El escandaloso final del concurso “Reina del Trabajo” que propaló Canal 4 con Rulito Pinasco una noche de 1972, con una secretaría que ya era bien tía que se picó por no haber ganado el concurso (ganó una chiquilla bien rica). La final con coronación tuvieron que hacerla semanas más tarde en los estudios del canal.

Antes se usaba mucho la palabra “bacán”, y también al revés se decía “camba”, cuando algo era aceptable.

“2 a 2 empatan Alianza Lima y Santa Fé de Bogotá... luego de una linda combinación entre el árbitro argentino Miguel Ángel Comesagna y su juez de linea que no apreciaron la posición prohibida de Céspedes del team colombiano…” (Estupenda descripción desde Bogotá del empate en un partido por Copa Libertadores 1976 y que lo dijo el maestro de la locución Humberto Martínez Morosini).

El chocolate “Golazo” de Motta que apareció en el Perú el año 1969-70, casi con la clasificación peruana al Mundial de México 70, y con la realización misma de ese campeonato. Tenía una propaganda de TV con canción muy pegajosa (parecía que no estaba hecha en el Perú) con unos niños y adultos viendo un partido de fútbol desde una gradería:

“Yo me como la cancha
yo me como la cancha,
porque la cancha, la cancha, se come
Muerdo un ‘Golazo’,
tiro pelota,
ahí viene un golazo
‘Golazo de Motta’
Un gol de media cancha
con cancha y con maní
Es ‘Golazo’ con cancha
‘Golazo’ con maní “

Era la guerra de los chocolates que auspiciaban los programas infantiles de TV. Mientras que al Tío Johnny lo auspiciaba su propio chocolate “Tío Johnny” de Field (una barra muy parecida a los “Tres Mosqueteros”), a “Cachirulo y sus Cuatronaútas” lo auspiciaba este “Golazo” de Motta. El “Golazo” de maní tenía una envoltura que ilustraba un estadio de fútbol, se veía las tribunas, a los equipos, y la cancha verde. El de cancha tenía la envoltura que ilustraba a un arquero que se tiraba una volaza para las cámaras, en fondo amarillo.

Las clásicas láminas con figuritas de angelitos y flores para recortar y hacer las tarjetas que nos mandaban las profes de primaria.

Los calzones “Mochita”, bien tapaditos.

El Gran Reto de “Blackaman”, el mago e ilusionista argentino afincado en el Perú, quien en el programa sabatino “Perú 70”, fue enterrado vivo por ocho horas, en los jardines de la cuadra 11 de la avenida Arequipa. Ernesto García Calderón y Humberto Martínez Morosini, hora a hora, iban cubriendo las incidencias del reto. Al culminar, los bomberos desenterraron a “Blackaman”, quien tardó varios minutos en recobrar la conciencia. Más peliculero…

Las muñecas recortables para vestir de las niñas. Eran españolas y tenían una pequeña historia al reverso.

Mira arriba: te cae un huevo en la barriga. Mira abajo: el estropajo. Mira al frente: tu presidente”. Mira al costado: tu enamorado. Lapicero: el hombre de acero. Lata: tu mamá calata”. ¡Que monses!

El programa “Trampolín a la Fama” del 3 de junio de 1978, que se emitió inmediatamente después del Perú-Escocia, que la selección ganó 3 a 1. El Estudio 5 de Panamericana estaba abarrotado de gente. Espontáneamente comenzó a congregarse, en la “esquina de la TV”, caravanas que festejaban el triunfo del Perú. Ese día no hubo concursantes, se entrevistó a los asistentes y la media hora final lo dejaron al pobre Melcochita solo con su guitarra.

El especial de “El Gran Combo de Puerto Rico” que animó Ricardo Belmont Cassinelli, en el Canal 5.

Las galletas Loncheritas de Royal: “Calidad que suena rico”.

Las tiendas de los milicos llamadas “COOPOL”. Tras la asonada policial del 5 de febrero de 1975, el Gobierno intentó restablecer la moral de la “familia policial” surtiendo a su bazar-cooperativa llamado “COOPOL” con muchos productos, que el Guardia podía sacar para serle descontando. “COOPOL” llegó a estar surtido, incluso, mejor que los otros almacenes de la ciudad como “Super EPSA”, “Scala Gigante” o “Monterrey”. Tuvo hasta propaganda en la TV, que por cierto era bien torreja.

Las películas que Panamericana pasaba a repetición, como “Muertos Congelados”, “La noche del espantapájaros” y “El santuario de Lorna Love”.

La marca de galletas “Cookies” que sacó Field allá por 1968. Eran de vainilla y redondas (parecían unas Coronitas pero sin relleno). En el comercial de la TV, que sólo lo pasaba el Canal 4, aparecía el recordado “Mipayachi”.

La película “Fiebre de Sábado por la Noche” de 1977 llegó al Perú al final de la gira mundial, la anunciaron por meses y era un éxito rotundo en países vecinos que la mantuvieron en cartelera por largo tiempo pero al Perú no llegaba la cinta, solamente se escuchaba constantemente la banda musical y cuando finalmente llegó a Lima, en Setiembre de 1978, ya en USA se estaba repitiendo su re-estreno con el titulo “SNF Catch it again!” (“Contágiese de la Fiebre nuevamente”) en combo con la recién estrenada “Grease”. Eran los tiempos que el Perú por culpa de los milicos era la última rueda del coche en materia de cine, aunque muchos negocios de baile se crearon de la noche a la mañana en Lima prometiendo a enseñarte a bailar “Travolta” en una semana.

El especial de la película “Fiebre de Sábado por la Noche” que Canal 5 promocionó como “La hora de John Travolta”.

“Eastern, las alas de América”.

La ley del “Pelícano”. Nadie sabía de donde surgió esta costumbre, pero en el colegio o con los amigos del barrio, siempre nos golpeábamos cada vez que veíamos un pelícano. Las raras veces que pasaba volando este animal, ya sea en la playa o en un mercado al aire libre, la ley era que tenías que darle un puñete en el hombro al compañero más próximo y este no te podía hacer nada porque de inmediato le decías la palabra “PELÍCANO” y a la vez, le hacías la seña respectiva con la mano haciendo un puño, menos con los dedos indice y meñique (que luego se convirtió en el “cheverengue”). Otro juego parecido, era el “Inmóvil”. Si te decían la palabra y no estabas con el puño “en contra”, ¡zas! te quedabas ahí quietito hasta que te zampaban un golpe.

El comercial de “Baygón” de 1970, de los “Tres Mosqueteros”, que eran Alvaro Gonzales, Antonio Salim, Jorge Montoro y Lalo Archimbaud (de relleno, porque ni habría la boca).

Humberto Horacio Ballesteros. Arquero argentino que llegó a inicios de los setenta y de inmediato la rompió. Se vestía completamente de traje negro o blanco y con un estilo sobrio. Se hizo pronto con el arco de la “U” y completó un récord de imbatibilidad y obligó a que lo pidiesen a la selección nacional. Fue, de alguna manera, un revolucionario, porque hasta Ballesteros los arqueros peruanos no le daban tanta importancia al saque con el pie. El General Velasco Alvarado impidió su nacionalización, pero Ballesteros quedó definitivamente instalado como uno de los grandes en el puesto. En las radios lo llamaban “Hache Hache Ballesteros” y se le recuerda también por los avisos de camisas Yartex; “Los hombres que caen bien usan Yartex”, donde HH salía volando al pie del arco.

Otro recordado arquero: Otorino Sartor, campeón sudamericano de 1975, el último arquero en vestirse con el short y medias blancas de la selección. Sartor sucedió a las “hamburguesas” (por ser puro nervio) Luis Rubiños y Manuel “Chicho” Uribe, de 1970 y 1973, respectivamente.

El “Balde Payaso” que sacó BASA en la Navidad de 1970, para llevar a la playa y hacer tus castillos. Fue sucedido, años después por el popular “Don Rascaplaya”.

“Somos la alternativa”. Slogan que lanzó el Canal 7 en 1982. La alternativa era que mientras que otros canales ofrecían dibujos animados, telenovelas o noticieros, el canal del estado daba la posibilidad de escoger programas diferentes (por no decir recontra aburridos) como “Mediodía Familiar” o “Mi Barrio”.

Las reuniones de la patota en la esquina del barrio para cantar canciones de Nino Bravo y Camilo Sesto. No faltaba uno que supiera tocar guitarra. Romántica la muchachada.

“Mundo de Juguete” (Canal 5) Con Ricardo Blume y algunas venerables momias del cine mexicano como Sara García y Gloria Marín. La novela era una adaptación (o calco) de la novela argentina “Papá Corazón”, de la autoría de Abel santa Cruz: un joven viudo con una hija pequeña, la cual estaba en una escuela de monjas, el papá quería volver a casarse pero la niña se engreía y choteaba a la elegida, hasta que llega la monjita que abandona los hábitos.

La pelea de catchascán “Pelo contra Pelo” entre el malvado” Vikingo” y el actor cómico Hugo Muñoz de Baratta, “Moncherí”, una noche de invierno de 1972, en el coliseo “Amauta”, con la narración de Fernando Farrés y transmitida en vivo por Panamericana Televisión.

El término “Tombas” que viene de la jerga “Botón”, porque el uniforme de los Guardias Civiles tenía una infinidad de estos dorados ornamentos sobre el pecho de la camisa, se formó a mediados del Gobierno de Velasco (1975) para demostrar que la “Revolución” incorporaba a la mujer en todas las labores cotidianas (aunque les suprimió los Miss Perú, después llamada “Señorita del Trabajo”). La primera promoción de tombas fue integrada por envaradas (familiares y conocidas de algún militar o funcionario público de peso con los Velasquistas) todas ellas más altas que el promedio, de buen porte físico, buena preparación educativa y acomodada clase social (entre ellas una reina de belleza, quien años más tarde se suicidó). Sus labores debieron ser únicamente formales y simples, de ínfimo riesgo y buena paga, ya que ningún militar quería a su hija o sobrina mezclándose con el “populorum” o ser víctima de agresión alguna. Después estos requisitos fueron descartándose y ahora felizmente tenemos diversidad y hasta shipibas de tombas. ¡Cómo has cambiado pelona!

 La pedantería de un argentino entrevistado por Johnny López, en la previa a Miss Universo 1982, en el Amauta, cuando el faltoso le dijo al animador que la corbata de su smoking estaba mal puesta. ¿Quién se habría creído?

El sketch del programa “Estrafalario” (1976) llamado “Papito Cucharón” una parodia de la novela “Papito Corazón” donde el “Loco” Ureta hacía el papel de Pinina y Felipe Sanguinetti la del papá. El grupo musical de Estrafalario sacó un par de temas originales salseros: “Aceite para mi máquina” y “Te tienen pisao”; aunque no se si este último era original pero lo cantaban a cada rato.

La propaganda de galletas “Soda Día” (1984) donde un niño pedía galleta de soda y a cada sugerencia del bodeguero el repetía en este orden: -“Pura grasa, pide Soda Día…- Puro hueco, pide Soda Día…- Na’ que ver, pide Soda Día…”. Justamente esa frase “Na’ que ver” se popularizó a partir de ese instante y se perennizó en el lenguaje cotidiano de todos los limeños.

La frase “Buenas noches los pastores”. Anticucha, debe ser de la época de Piérola más o menos. ¡Que viva Piérola, carajo!

El programa “La Música en el Aire” que difundió en primicia los primeros video clips juveniles -antes incluso que “FM 7” y “Disco Club”-, en el verano de 1977, por Canal 5.

El bloque de “Trampolín a la Fama”, donde dos concursantes consecutivos saludaron con frases poco amables a Augusto Ferrando. Le dijeron “mono gigante”, “panetón de ejército” y “barril de aceitunas”. El animador, dirigiéndose a la cámara dijo: “Ahora, señores periodistas, ¡defiéndanme!”, e inmediatamente, sin perder la costumbre, calificó a los participantes de “pulga de perro danés” y “payaso de provincia”.


La Lista # 31. ¿Algún aporte para “La Lista”? Envíalo a: cartas@arkivperu.com

3 Comments

  1. Upgrading

    Pomada de las Diosas no es una loción sino una crema para la piel tipo Nivea (fabricada entonces por los Laboratorios Abeefe de la Avenida Arica en Breña) y que hasta el día de hoy se vende en las farmacias. Su spot radial tenía como fondo el conocido “Tema de Lara” que me parece es de la película “El Doctor Zhivago”. Saludos.

  2. George C Coscia

    En USA no se utilizan los “Pastores…buenas noches” sino la frase incorpora a las enfermeras…..do this and that and GOODNIGHT NURSE!!.. ..precisa la alegoria, ya que despues de hacer todo lo que te encargan te indican que YA puedes descansar. o sea, te despides de la enfermera de cabecera para empezar a dormir..ZZZZZzzzzzzzzzzzz

  3. Hector Portocarrero

    Eso de la ley del pelícano me pareció gracioso, me hizo recordar a algo similar que hacíamos en algunos colegios de fuerza armada, el famoso “Capi”, que si no tenías los dos dedos(indice y medio) en la sien en todo momento, a manera de saludo militar, te agarraban a patadas y hasta a veces más de un compañero a la vez, a menos que “la cortes” con los amigos … de lo contrario… pobre.. p… jajajaja!, fuera de este comentario, excelentes publicaciones y muy ameno!

Deja un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*