© 2017 . All rights reserved.

La moda que vino del futuro (1967-1974)

Cascos metálicos que descubrían solo una parte del rostro, armaduras de metal o plástico que encerraban el cuerpo, sombras fosforescentes para los ojos, tonos metálicos para los labios. No se trataba de seres extraterrestres, ni un vestuario de los actores de un film de ciencia ficción, era la moda y el maquillaje del futuro.

En la década de los 60 soñábamos con tocar las estrellas. Los viajes de la NASA a través del “Programa Apolo” contagiaron al mundo de una fiebre espacial que se esparcía a través de la cultura popular. Los niños soñaban en ser astronautas y jugaban con cohetes de juguete y cascos espaciales. Los programas de televisión más sintonizados eran “Viaje a las estrellas”. “Los Invasores” y “Perdidos en el Espacio”.

UN PASO ADELANTE: PIERRE CARDIN (1965)

La moda no estuvo ajena a esa influencia. Pierre Cardin, que creó su casa de costura en 1950, estaba fascinado por la exploración del universo. Asistía a conferencias de astronautas y tuvo la oportunidad de ponerse el traje usado por el primer hombre que pisó la Luna. Siempre se sintió atraído por nuestro planeta, por la forma redonda que representa lo infinito y que fue fuente constante de su inspiración para sus creaciones.

En 1965, inspirado en las preparaciones a los viajes a la Luna, diseñó su colección “Cosmos”. Una línea, muy cómoda y funcional que consistía en vestidos, túnicas o chompas y combinaciones de una sola pieza. Fue una declaración sobre la ropa unisex y anticipó el enfrentamiento de moda masculina/femenina que dominó la segunda mitad del siglo XX.

Colección “Cosmos” de Pierre Cardin (1965).

 


DÉJESE LLEVAR POR BRANIFF (1965)

A mediados de los años sesenta, en una búsqueda para renovar su imagen corporativa, la aerolínea Braniff subió a bordo a profesionales de prestigio como el arquitecto Alexander Girard y el diseñador de moda italiano Emilio Pucci.

Contagiado del tema futurista, Pucci usó temas de la era espacial para los uniformes de la empresa. Las aeromozas que solían vestirse muy formalmente con colores bastante sobrios, comenzaron a lucir vestidos en colores rosa y granate, abrigos reversibles en tonos rosa y guantes del mismo color, botas de cuero y cascos de plástico transparente usados entre la terminal y el avión para mantener el cabello en su lugar. La ropa y accesorios estaban compuestos de piezas intercambiables que podrían ser eliminados según sea necesario. A la colección se le llamó “Puccino”, en honor a su creador.

Arriba: Aviso de Braniff (Caretas, 1968). Aeropuerto Jorge Chávez (1971).
Nota de El Comercio (1968).



PACO RABANNE Y LAS AMAZONAS DEL FUTURO (1967)

En 1967 Paco Rabanne creó diseños futuristas que rompieron nuevas fronteras. Determinado en crear prendas sin el uso de tela, utilizó sus experiencias como diseñador de joyas para aplicar en sus diseños materiales como metal martillado, cuero fluorescente, plástico, caucho con colores iridiscentes y piel tricotada. Creaciones audaces y significativas que se trasladaron al cine para filmes como “Casino Royale” y “Barbarella” y que hoy se lucen por los Museos de Arte Contemporáneo, como el MoMA de Nueva York. “Mi moda es una arma diseñada para amazonas”, declaró Paco Rabanne en un artículo para la revista Marie Claire.


Arriba: Creaciones de Paco Rabanne.
Abajo: Madeleine Hartog Bell y Gladys Arista con vestidos futuristas (Caretas, 1969).

 


MAX FACTOR “FUTURO” (1974)

En 1974, en un desfile de beneficio, la empresa de cosméticos Max Factor presentó su nueva línea de maquillajes “Futuro”, junto a las creaciones del modisto vienés Rudi Gernreich.

Los vestidos que creó Gernreich para el año 2000 mostraban una versión de la nueva imagen de la moda femenina del futuro, cuya belleza y feminidad quería conservar, protegiéndola de las presiones del complicado y agresivo mundo del cual debía vivir.

Porque esta imagen, aparentemente fría e impersonal, era sola una envoltura bajo la cual se escondía una mujer vestida con gasas, flecos y túnicas, una combinación del atuendo romanesco de épocas pasadas con la proyección futurista de las vestimentas adaptadas para los viajes espaciales.

Junto a la visionaria moda, el maquillaje de Max Factor proponía colores luminosos, vibrantes, transparentes, que parecían generar su propia luz. Las tonalidades eran diversas; rojas, malvas, bronces, rosadas, naranjas, plateadas pero siempre llenas de destellos metálicos. Con estas vestimentas y maquillaje proponía la conquista del futuro con elegancia y protección de la belleza.

Diseños “Plastic Armor” de Gernreich en revista “Gente” (1974).

Durante estos años, estos astronautas de la moda, entonces copiados por todo el mundo (Perú incluido, ver abajo) habían despegado incluso antes de que el hombre aterrice en la Luna. Cardin, que indudablemente acompañó este camino con una habilidad casi mágica de ver hacia el futuro, afirmó: “La moda que prefiero fue inventada para una vida que aún no existe”.

Abajo: Desfiles en Ancón (1970). Diseños “Quasar” (1968), empresa de moda miraflorina. Modelos: Teresa Cénepa. Marcela Del Solar, Elena Del Solar y María Luisa Checa.


7 Comments

  1. George C Coscia

    Esa Moda…SI .. Incomoda!!!…mezcla de disfraces arlequinescos, ….conexiones de pedazos de metal gasfitericos,…enterizos Linterna-Verduscos Espaciales….y payasadas de accesorios conectados a ridiculos pseudo-vestidos “-Opt Art-” de Modisto con Dawn Sindrome,…que ni la Mama de Chita se pondria en el Zoologico..PLOP!

    • Gus

      todo muy gracioso George pero mas respeto para la gente con Sindrome de Down, te sorprenderia saber las maravillosas capacidades que tienen, asi que la proxima dirijete con mas propiedad y nobleza hacia ellos.

  2. javier

    Felicitaciones ARKIV, por la primera pagina en el Comercio y por el articulo en la seccion luces, seria bueno une reunion de arquiveros, pero no de solo unos cuantos sino una convocatoria mas abierta, despues de todo que seria arkiv sin los arkiveros.

  3. LOBITO

    felizmente esta moda tan huachafa no pego

  4. Luis Ernesto

    Esa moda fue influenciada por los avances aeroespaciales en la llegada a la Luna, el Sputnik, la serie de los Supersónicos y las películas de Jane Fonda ‘Barbarella’ y ‘Odisea 2001’ de Stanley Kubrick

  5. Carlitos Lehder

    ” Que tenia Artola contra los peluqueros? ” Que buena!!! Era moda tambien, no?

Deja un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*