© 2008 . All rights reserved.

La "Peña Ferrando" se va a provincias (1979)

Ferrando había hecho radio desde joven, muy joven, siendo desde narrador de noticias, relator de fútbol y otros deportes, presentador de música (lo último que hizo así fue “Mediodía-Bailando con Ferrando”, por RPP, en 1982), y relator y comentarista de las carreras de caballos. Laborando en casi todas las emisoras limeñas (solía decir que él había narrado para todas las radios, menos para “Radio Patrulla”).

Recordaba que una vez vino un equipo argentino al Nacional, y se armó una bronca en pleno partido. Augusto que bajó desde su cabina de transmisión a trompearse con los “chés” abusivos (que le habían pegado al pequeño “Vides” Mosquera) y que cuando se acabó la trifulca, dos zambos lo cargaron en hombros, un tercero le alcanzó un letrerito, que en la confusión sostuvo. Un cuarto le tomó una foto. A los días, en todas las publicaciones periódicas salió Ferrando en una propaganda de “Ovaltine”, tras su trompeadera (la publicidad sugería como que Augusto tomaba esa malteada y eso le daba fuerza),

Bueno, cuando ya estaba más metido en la hípica radial, entre carrera y carrera, solían llevar discos al hipódromo, para matizar los espacios con música de moda. Un día se los olvidaron, y comenzaron a contarse chistes al aire, con mucha replana criolla e injundiosa, y a los oyentes les gustó. Luego llevaron más que cómicos y repertorio de chistes, sino cantantes (entre ellos a la recordada Lucha Reyes).

Y pensaron porqué no presentar un espectáculo en los barrios de Lima, donde estaba el público objetivo de los artistas de la caravana estelar de Augusto.

Cuando encontraba algún talento en la radio, Ferrando lo capturaba y decía “Va pa’ la Peña”, que es como comenzó a llamarse su espectáculo. Con personajes como “Doña Cañona”, “El Chino José”, y artistas cómicos como Miguelito Barraza, Néstor Quinteros (quien fue el tercero de una competencia hecha por Ferrando buscando talentos del humor) y Guillermo Rossini (un propagandista médico quien fue el primero en ese mismo concurso, ocupando el segundo lugar un efectivo de la Guardia Civil que hacía sonidos de animales).

La popularidad de Ferrando se acrecienta cuando llega a la TV, y se convierte en animador de “La Escalera del Triunfo”, un espectáculo para artistas aficionados producido por el también desaparecido Guido Monteverde (que iba por el antiguo “Canal 9″). Las desavenencias surgieron y Ferrando pasó al “Canal 5″, con “Trampolín a la Fama”. En ese mismo canal se comenzó a publicitar la “Peña Ferrando” mediante avisos basados en la voz de Augusto, mientras en la pantalla veías un cartón con la cara de Ferrando y unas caras dibujadas de gente que se reía.

No es que fuera nada del otro jueves, pero ahí estaba la replana, el humor básico, y los criollos y boleristas nuestros. E iba por años y años, y tras Lima, comenzó a ir a las provincias. Y un día no muy bueno, a presentarse ante las colonias peruanas a los Estados Unidos (ocasión en la que se le escaparon unos artistas).

Fue parte del color local peruano, de un tiempo que ojalá hubiera podido haberse sustituido por otro mejor que el de las Lauras, las Magalys y la farándula nuestra.

Colaboración: Gregorio Huaroto.

One Comment

  1. cormoran440

    Se olividaron de mencionar a Ferrando Farrès que hacia el personaje de un policia el «Sargento Troncoso» y de Felipe Sanguinetti que hacia la voz de un Gomosexual «Pepucho» que era gracioso cuando se molestaba y le decia a quien lo molestaba «Fu – fu para ti» ..la Peña por Radio Victoria era lo maximo en esos años …

Deja un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*