INICIO MAPA DEL SITE NUESTRO EQUIPO TARIFARIO CONTACTENOS
  Perú, jueves 26 de agosto de 2004  

Un viaje a las imágenes del pasado

CREATIVO a tiempo completo. Jorge Marín radica en Estocolmo, Suecia, donde se da tiempo para recopilar material que recuerda las décadas de los 60, 70 y 80 en el Perú. Detrás de él, un antiguo equipo de grabación.

 
     
 

Datos

PARA ENTRAR. La dirección de la página web es: www.arkivperu.com. Un disfrute seguro.
NO SE DETIENE. La primera edición de ARKIV apareció en enero de 2002. Y sigue en la brega.


 
 

Raúl Lizarzaburu.-

Quienes bordeamos la base cuatro remontamos nuestros recuerdos más lejanos entre fines de los sesenta y principios de los setenta. Cuando veíamos televisión en blanco y negro, sin muchas alternativas para elegir, y solo existían los canales 4 y 5, agrupados bajo una sola entidad llamada Telecentro, ya que estábamos en pleno régimen militar y en plena censura.

Todos los días había que esperar el ‘patrón de sintonía’ que daba paso a la programación a partir del mediodía, y los fines de semana desde las 9 am. Por un sol, el chino de la esquina nos vendía 20 galletas munición, a medio (o sea cinco centavos) cada una.

Un portal entretenido

Nuestro primer acercamiento a los cómics se daba con las historietas de la editorial mexicana Novaro, que traducía en México desde Tarzán y El Llanero Solitario hasta Archi y La Zorra y el Cuervo.

A Jorge Marín, un peruano que radica en Estocolmo, Suecia, desde mediados de los ochenta, se le ocurrió la idea de reunir imágenes de esa época –en un espectro de unos veinte años– en una página web llamada ARKIV (archivo), que además de textos incluye fotos, videos y hasta audios.

Confesamos que descubrimos el portal por pura casualidad, y el resultado es inusitadamente entretenido, distinto y ágil, y evoca intensas épocas vividas.

Un Archivo de décadas

Jorge, creativo publicitario que sigue actualmente estudios de guión de televisión, nos cuenta un poco su experiencia: "Vivo fuera del Perú desde 1985. Salí del país terminando mis estudios secundarios, tenía familia en Europa, fuí a estudiar unos años afuera y al final me quedé".

Años después, concretamente en 2002, nacería ARKIV. "La idea nació después de diversas reuniones con amigos peruanos en el extranjero donde las anécdotas y recuerdos estaban a la orden del día. Se me ocurrió entonces crear un foro donde los peruanos en el exterior pudieran compartir sus recuerdos y vivencias".

Nos cuenta también que primero publicaba listas de anécdotas y la página se fue ampliando hasta llegar a lo que es hoy.

"Soy nostálgico por naturaleza y desde pequeño me gustaba coleccionar juguetes, cómics, álbumes, discos, revistas, etc, y lógicamente que estando fuera del país tus sentimientos hacia tu gente y tu patria se fortalecen. Pero pongo en claro que no soy de los que consideran que todo tiempo pasado es mejor, es lógico sentir algo especial hacia tus épocas de niñez o adolescencia, pero estoy completamente a gusto en lo que vivimos ahora".

Teniendo en cuenta que viene desde la lejana Escandinavia, lo que llama la atención es la variada iconografía de la página. Aparecen datos, ilustraciones y logotipos de los que nos habíamos olvidado hacía mucho tiempo debido a que en muchos casos ya no existen, desde marcas de ropa hasta cadenas de supermercados, comerciales de televisión y etiquetas de golosinas.

"La página la elaboro prácticamente solo. Cuando viajo a Lima aprovecho en recopilar todo el material posible: fotos, revistas, noticias, artículos, para posteriormente redactar y diseñar la página".

Un gran recopilador

"De vez en cuando recibo también colaboraciones de visitantes a los que denomino corresponsales, aunque no son tan frecuentes como desearía. No tengo contactos con canales ni agencias, la mayor parte del material proviene de archivos personales y otros que he logrado recopilar durante mis viajes al Perú. Es como buscar tu niñez perdida dentro de ferias, bibliotecas, tiendas de antigüedades y lugares de segunda mano. Últimamente me han enviado también colaboraciones provenientes de gente del espectáculo, quienes participaron en programas o comerciales y conservan este tipo de material".

También preguntamos a Jorge si conoce alguna página similar en otro país. "Me he topado con varias páginas nostálgicas, pero generalmente abarcan temas específicos: televisión, moda, etc. Mi página, si bien abarca muchas cosas relacionadas con los medios de comunicación, pretende también tratar de rescatar jergas, frases o costumbres que se van perdiendo en el tiempo".

Ingresamos, por ejemplo, a la lista número 8: vemos una escena del programa de televisión Las Manos Mágicas (años 60), el gallo que identificaba a la Polla del Fútbol (mediados de los 70), escuchamos el tema musical de la serie japonesa de ciencia ficción ‘Ultrasiete’ y leemos una lista de algunos equipos que pasaron por la primera división como el Centro Iqueño, Defensor Lima o el Frigorífico del Callao. "Muchos visitantes me piden incluir recuerdos de fines de los ochenta o de los años noventa, pero yo personalmente no me puedo identificar con ellos puesto que ya estaba fuera del país".

Recreando sensaciones

Por lo pronto, la única manera de acceder a la información de ARKIV es a través de su página web, y no por otro medio como podría ser una publicación escrita: un libro, una revista. "La idea nunca ha sido la de crear una página que sirva como una forma de recopilación científica, sino que está hecha principalmente para recrear sensaciones y vivencias de una manera más espontánea y libre, hasta frágil, como la memoria misma. Pienso que una de las labores más importantes y necesarias de este proyecto es la de difundir nuestra cultura popular, la cual pienso no se valoriza ni recibe la atención que se merece. Hace unos años estuve por ejemplo en Londres y asistí a una excelente exposición de empaques de dulces antiguos. ¿Se imaginan algo parecido en el Perú con productos de empresas como D’Onofrio, Motta o Field? Ese tipo de actividades tendrían un gran éxito, pero lamentablemente no son muy comunes en Lima".

De este modo podemos ingresar en una suerte de túnel del tiempo a través de la web. Eso sí, estamos de acuerdo con Jorge Marín en algo muy importante: miramos con gratitud y nostalgia el pasado, pero acogemos con los brazos abiertos los adelantos tecnológicos de este mundo globalizado. Por ejemplo, la internet, donde pudimos encontrar una página como ARKIV.