8 Comments

  1. Luis

    viendo las propagandas de los 70′s a raíz de las críticas que se hicieron con la propaganda del “Gusi” de Basa y otras anteriores, me pregunto quienes eran los dibujantes (si es que hay alguno conocido en el medio) que hacían las propagandas porque no sólo escenificaban la propaganda, sino que hacían un calco de las ropas de moda que ofertaban las tiendas de entonces:Sears, Scala, Oeschsle (por cierto, ¿ya habrán parado la mano con el post?) en los periódicos como La Prensa y que más tarde fueran destronados por la magia del color de la fotografía como los encartes de Saga y Ripley

  2. Gregorio Huaroto

    La publicidad intenta venderte un mundo imaginario, idealizado, feliz, basado en la creación de quimeras. El cénit de esa idealización es el de las Navidades, del que ya se ha escrito algo por aquí.

    Sobre la propaganda, “Milo” y sus latas verdes…

    Tanto tiempo!

    GH

  3. PETE

    tu comentario me hace acordar que, antiguamente no se publicaban las fotos en los anuncios, sino que dibujaban los productos que vendían las empresas, como Sears, Oechsle, Etc.

    Tal vez porque resultaría más barato

  4. Diego Mamani

    En 1972 recuerdo que Milo (al dorso de la etiqueta) venia con dibujitos educativos referentes a las batallas de Junin y Ayacucho.

  5. Un comentario si me permiten. Antiguamente se solía dibujar (“ilustrar” para ser más preciso) las imágenes que representaban los productos e incluso servicios de las empresas, por entre algunas razones, la calidad técnica de las imprentas en la generación de los artes finales y reproducción litográfica de las mismas. El sistema offset o litográfico que actualmente conocemos era muy costoso y no precisamente muy agradable a la vista, en algunos casos por un tema de calibración de tintas y sensibilidad de tramas (lo que hoy de alguna manera podríamos llamar “escanear” una imagen). Las grandes y maravillosas ilustraciones a todo color -de mitad de siglo hasta los 70s aproximadamente- eran producto de un proceso delicado y costoso, reservada a publicaciones muy elaboradas y que obviamente, encarecían los costos de producción en publicidad (nótese “publicidad” y no “propaganda” que en realidad corresponde a otro tipo de comunicación persuasiva y no a ésta, de carácter comercial). Agregaba a ello, la gran destreza artística y visual de los entonces dibujantes publicitarios (hoy diseñadores) que hacían, por decirlo así, mucho más conveniente y manejable el tema de producción de piezas gráficas para publicidad. Y es que eran simplemente grandes artistas. Y también lo eran los fotomontajistas, fotomecánicos, grabadores e impresores. Para poner un simple ejemplo, nótese la calidad de impresión de las imágenes fotográficas como la lata del producto… las tramas o retículas para impresión son extremadamente toscas perdiendo con ello detalle y vistosidad. Finalmente recordemos que el gusto estético y visual de nuestras generaciones anteriores fueron adaptándose progresivamente del dibujo o ilustración a la fotografía. Saludos.

    P.D. Y las letras se hacían con “cangreja”, en cajas de tipógrafo, usando Mecanorma o las más grandes simplemente… a mano !

  6. jorge luis

    Preferia el Ovaltine o Nescao, tenian mas sabor

  7. Uchi

    Upgrading dice una gran verdad. El Perú se retrasó mucho en varios aspectos, en especial durante la era Velasco y bueno, ya no se podía importar máquinas conforme avanzaba la tecnología, por lo que se apelaba a lo que él dijo. Ahora con las PCs y Macs se ahorra tiempo en el diseño y se logran maravillas en cuanto a edición de fotografía, diagramación y multimedia. Además que si el cliente pide hacer correcciones se hacen inmediatamente y en sólo minutos se obtienen los finales para imprenta. Bueno, lo que ahora sí sería más costoso es comprar una Macintosh, que es a criterio de muchos, la mejor computadora para diseño y multimedia, y el software de diseño de Adobe (el Master Collection CS4 cuesta alrededor de 2,500 dólares para ambas plataformas, Windows y Mac). Los costos de impresión han bajado en cierto grado debido a la cantidad de competencia y el aumento de imprentas en especial en el Centro de Lima; claro que si el cliente es muy exigente y quiere que se utilicen insumos de mejor calidad ya es otra historia.

    Recordemos también cómo hemos demorado en pasar de la publicidad en formato de videotape a película o Chroma.

    A propósito de lo que dijo Upgrading sobre los materiales, una anécdota: Mi papá estudió arquitectura en la UNI y me acuerdo mucho cuando tenía su cangrejito, las letras de Mecanorma, sus lapiceros de tinta china, el papel mantequilla, etc., ahora que recuerdo todo eso me siento algo triste por haber jugado de chiquita con sus cosas, porque claro, no me puse a pensar lo mucho que costaban esos materiales. Recuerdo que usaba las letras, que se raspaban para transferir, y las pasaba a algún papel o alguna pared de la casa.

    Recuerdo cuando me comía el Milo o el Nescao… mi papá o mi mamá me regañaban cuando me veían abriendo la lata y comiéndolos; bueno, era inevitable en la infancia, no?

  8. Hemos recordado sin querer la publicidad basada en ilustraciones, la imprenta, el diseño, sus implementos y el Milo, Nescao y el Ovaltine, yo me los comia solo, aunque Milo me gustaba más, porque era como de granos mas grandes no en polvo como Nescao.

    Dan
    http://www.tvnovelasperu.com

Deja un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>