© 2014 . All rights reserved.

"Momón". Estrella infantil en blanco y negro (1968)

La televisión con su eterna magia forma estrellas figuras que como pompas de jabón se elevan, toman formas y luego... desaparecen. El público se pregunta muchas veces qué fue de tal persona, que será la vida de aquél.

Roberto Beaumont Frañowsky, entre sus tres y siete años de edad, (finalizando los años 60 y comenzando los 70) fue una de las más completas atracciones infantiles en nuestra aún joven TV, en tiempos en que ésta empezaba a las 11 de la mañana y acababa cerca de la medianoche. "Momón", como lo bautizara su tío Augusto Ferrando, protagonizaría memorables secuencias en los espacios de Panamericana TV: "Trampolín a la Fama" y "El Show del Tío Johnny" siendo, a su escasa edad, posiblemente uno de los niños peruanos más populares de todos los tiempos.

ARKIV, se complace en presentar este recuerdo a tan entrañable figura, escrita por el propio Roberto Beaumont Frañowsky (hoy, un distinguido abogado), alternada con fotografías de ese tiempo en el que "Momón" era el deleite de grandes y niños en tiempo que nunca más volverá.

ESCRIBE: ROBERTO BEAUMONT FRAÑOWSKY.

Momon arkivperuCuando yo tenía entre tres y cuatro años llevaba algún tiempo leyendo gracias a unos maravillosos libros sobre geografía que una tía mía (hermana de mi padre) me había regalado. Con ello me hacía practicar mi madre y gracias a eso cerré los tres años leyendo muy bien.

A su vez, ese año 1966, mi nana (Chepa) que es fundamental en esta historia, me hacía escuchar la radio. Así me hice fanático de las canciones que en ese entonces sonaban. Un par de años después me volvió fanático de "Radiomar" pues ni bien apareció dicha emisora ella se prendió a la misma y como yo paraba con ella lo mismo pasó conmigo. Escuchaba y cantaba (en realidad entonces era más o menos desafinado) las canciones de Palito Ortega, Marisol, Rocío Durcal, Leonardo Favio, Enrique Guzmán, Angélica María, Karina y Raphael.

Trampolin 17 agosto 1971 arkivperu

El año 1967 veía en el Canal 5 a Ferrando en "Trampolín a la Fama"* y en Canal 4 al Tío Johnny. A mediados del año siguiente le pedí tanto a mi viejo me permitiera ir a ver el programa del Tío Johnny que aceptó. Mi nana me llevó un miércoles --creo recordar-- pero no me dejaron entrar pues tenía cuatro años y según los porteros solo entraban niños desde los seis años. Yo era tan chiquito de estatura que con certeza parecía de tres. Me dio tanta grima que Chepa me prometió llevarme el sábado siguiente a las emisiones de Ferrando. Con eso me calmé.

El sábado siguiente, mes de junio, cumplió su palabra y me llevó a Panamericana. No se qué dijo o hizo pero entramos. Sin que yo supiera, ella logró acercarse a Camucha Negrete y hablar con ella para convencerla de que le hablara a Ferrando y me hiciera aparecer en cámaras. Camucha le mencionó que al negro no le gustaban los niños. Pero le propuso lo siguiente: "Una vez que alguno de los concursantes desafine y entren los guardias a sacarlo, yo te hago una seña y tu lo empujas a tu chico para que se meta en cámaras. Lo demás depende de él".

Momon y Ferrando arkivperu

Así pasó. Un cantante falló y entraron "Tribilín" y Carbajal a sacarlo. Camucha le hizo la seña a Chepa y Chepa me empujó. Yo me metí a cámaras en medio de la sorpresa de Ferrando quien, para poder continuar con su programa, procuró hacerme una chanza. Parece ser que yo le conteste algo muy gracioso e inesperado. Me preguntó como me llamaba y yo le dije "Dobeto Momón". De allí viene el que se convirtió en mi nombre artístico: "Momón". Él, que no perdía oportunidad a pesar de que fuera un niño, me hizo otra pregunta y yo le contesté y así estuvimos casi diez minutos entre la algarabía de la gente y las risas de Augusto.

Terminado el programa, Ferrando le propuso a Chepa que me llevara al sábado siguiente. Tras la sorpresa de mis viejos, que solían ver el programa de Ferrando, ellos aceptaron y el sábado siguiente acudí a la cita pactada. Otros diez minutos fabulosos. ferrando tvEl tema se repitió el sábado siguiente. Aquel día yo llegué compungido al canal pues había sido castigado en mi casa. Ferrando se percató del hecho y me preguntó que había sucedido. En mi media lengua le dije que había estado jugando y producto de ello tumbé mi televisor "Philco" de 24" (dije la marca en cámara) y este se había caído desde una altura de casi dos metros al suelo de loza. Ferrando me preguntó: "¿Rompiste tu tele, dónde te están viendo hoy?" Y yo, suelto de huesos le respondí: "En mi casa, el televisor "Philco" (volví a decir la marca) lo levantó mi padre y este funcionó como si nada le hubiera pasado...".

El lunes siguiente, Genaro Delgado fue a casa a buscar a mi padre. Le propuso contratarme en exclusiva. Mi viejo aceptó bajo la condición (que debía estar estipulada en el contrato) de que ello no afectase mis estudios ni los interrumpiese y que siempre estuviera yo acompañado por Chepa. Y, esa semana me volví creo que el primer niño de cuatro años que firmó contrato con un canal de televisión en el Perú.

philcoEl sábado siguiente, cuando acudí al canal, en mi secuencia con Ferrando, se presentó el Gerente General de Philco, un norteamericano que hablaba un castellano masticado. Agradecía la tremenda publicidad que su marca había recibido y debido a ello había resuelto otorgarme una beca para que estudiara toda mi primaria y secundaria (todos los gastos incluidos, ergo, uniformes, libros, viajes, etc.) en el colegio que escogieran mis padres. Y, si yo decidía estudiar Ingeniería Electrónica, la beca se extendía para que yo estudiase en la Universidad de los Estados Unidos que yo quisiera. De la noche a la mañana en el hogar mío, de siete hermanos, pasé a no representar gastos y a contribuir con la casa.

chabuca ferrando momon arkivperu

Cuando gané la beca por el comercial “espontáneo” que hice a Philco, mis padres buscaron hacerme ingresar al mejor colegio posible. Así, me llevaron primero al Champagnat de Miraflores. No me aceptaron pues el cura director arguyó que yo era un niño diabólico. Sucede que hacía unos días había aparecido un reportaje sobre mi persona en "Correo" y en él aparecía una foto mía besando a Camucha Negrete con una leyenda que decía “ESTOY ENAMORADO DE CAMUCHA Y ME VOY A CASAR CON ELLA”. Pues eso bastó para que el cura extrapolara y me rechazara.

La fama ayuda pero trabajé junto a Augusto Ferrando desde 1968 hasta 1971. Fundamentalmente en el programa aunque recuerdo algunas participaciones mías en "La Peña Ferrando". Mi labor en el programa era decir trabalenguas, responder las preguntas entre capciosas y naif que Ferrando le hacía a un niño —eran épocas en las cuales todavía Ferrando aparecía enternado y usando corbata y sus backings no llevaban más publicidad que la de Ambrosoli— cantar algunas canciones y hacer dupla con otros niños que eventualmente fueran por el programa.

momon ferrando arkivperu

Si antes de mi aparición por "Trampolín a la Fama" no aparecieron niños después de mi aparición no dejaron de hacerlo. Sea por querer lograr lo que yo había logrado o porque eran más talentosos que yo, el hecho es que la presentación de infantes aumentó sustancialmente en el programa. Consecuencias de la demanda. Hasta en el campo televisivo las leyes de la economía de mercado son vigentes.

momon vale doble arkivperuEs en esa primera época cuando firmé mis primeros contratos de publicidad. Grabé comerciales para "Scala" (junto a Joe Danova y Regina Alcover); "Navarrete" (junto a "Roncayulo" y "Doña Cañona"); "Ojo"; "Pantalones Cónsul" y algunos más que ahora no recuerdo. Puedo asegurar los que he mencionado pues tengo o bien los contratos o bien las pautas escritas y memorandos que recibí o bien los avisos que salieron en los diarios de entonces. La actividad publicitaria fue declinando con el paso del tiempo y, cuando dejé la televisión sólo quedaba un anunciante haciendo uso de mis servicios.

Momon Tio Jonny arkivperu

Vamos a aclarar un tema del que se ha dicho mucho. Tiene que ver con el asunto de unas opiniones mías acerca de que había cenado carne y de cómo, ello, habría perjudicado al Tío Johnny**. Eso no fue así en lo que a mí atañe. Sucedió años antes cuando yo participaba en "Trampolín". Mi padre era oficial del ejército (asimilado pues era odontólogo) y además de su chamba en la División Aerotransportada (mi viejo fue paracaidista) tenía su consultorio. Un hermano de mi padre vivía con nosotros y otra hermana pasaba la navidad con nosotros. Un día, por mi casa, aparecieron cinco pavos. Esto es, pavos hasta para regalar.

Al sábado siguiente, pasada la navidad, Ferrando me pregunta que había cenado y yo dije, en media lengua pues tenía cinco años, que había comido pavo y el negro (por joder) dijo: "Cómo vas a haber comido pavo..." y dejó suelta la frase. Yo la completé diciendo: "Es que mi papá es militar".

El lunes, en su trabajo, le dieron un jalón de orejas a mi viejo por tener un hijo bocazas y ese sábado en mi casa presumo que a mi me dieron algo más que un jalón de orejas aunque -afortunadamente- no recuerdo qué.

velascoLo cierto es que, a pesar de las consecuencias de lo dicho, los militares nunca se metieron con Ferrando. La única vez que trataron de hacerlo, por intermedio de Hugo Fernández Durand, el negro los mandó a rodar. Cómo no iba a hacerlo si contaba con la bendición de Velasco.

Cuando ya se habían retirado la mayoría de las figuras de nuestra pantalla, dado que habían emigrado (llámese Kiko a España; Pablo a USA; Pepe a USA) y sólo quedaban él, Johnny Salim, Humberto Martínez Morosini y Ernesto García Calderón, y de los Estados Unidos empezaron a seducir al negro para marcharse a esos lares, Velasco le mandó a llamar. Ferrando acudió y el líder del Gobierno Revolucionario de las FFAA le suplicó a Ferrando que no se fuera, que él era del pueblo, que no importaba que los otros que eran alienados lo hicieran. Le preguntó que podía hacer por él. Ferrando, ni tonto que fuera, le pidió más dinero, Velasco le dijo nones. Ferrando retrucó y le propuso que le dejaran íntegro el dinero que la publicidad interna pudiera generar y, Velasco que sabía de televisión lo que yo de astrofísica termonuclear le dijo "Bueno". Ese fue el momento en el que se multiplicaron por cien los ingresos de Ferrando. Por diez años nadie cuestionó el sistema. Cuando a Genaro Delgado le devuelven el medio y se sienta a negociar con Ferrando trató de quitarle esos ingresos y el negro simplemente le mandó a rodar advirtiéndole que se iba a la competencia.

Con lo dicho queda claro que ni el negro ni el suscrito tuvimos mayores problemas a raíz de mis palabras.

Momon Tio Johnny arkivperu

En enero del año 1968, Panamericana logra contratar a Johnny Salim ***. Y él, con generosidad, pidió al canal que, dado que yo tenía contrato y era niño, me trasladaran a su programa. Desde 1970 yo dejé de acudir los sábados y pasé a acudir al programa en vivo que se emitía de lunes a viernes vespertínamente, lo que implicaba mayores compromisos para mi persona pues debía acudir al colegio y de allí correr al canal. Yo recién hacía tareas a partir de las seis de la tarde. En el programa del Tío Johnny básicamente hice lo mismo que en Trampolín aunque con un entorno más favorable y parejo. Jugué con niños de mi edad y compartí foro con gente maravillosa como Grazia Villagarcía y sus hermanas; Iraida Valdivia ("la Reina de la Guardia Nueva de la canción criolla"), etcétera.

Momon Grazia Villagarcia arkivperu

 Nunca le negué a nadie un autógrafo. A pesar de ser un crío, esos años que estuve en televisión, que abarcaron entre mis cuatro y mis once años (entre 1968 y 1974), nunca dejé de detenerme a las afueras de la esquina de la televisión, cada vez que alguien me pidió le firmara un autógrafo. Y, cuando hasta ahora alguien me reconoce y me piden una foto o un autógrafo lo sigo dando. Por eso no acepto cuando un artista o personaje público se niega a hacerlo. Los argumentos que puedan dar siempre serán pueriles y baladís. Un artista vive del público y lo mínimo que debes darle es gratitud pues por ellos vives y gracias a lo que pagan es que vives.

Cuando pasé a secundaria mis padres con prudencia y criterio me dijeron "hasta aquí llegamos". Y dejé la televisión aunque ella no me dejó nunca. Mucho de lo que soy y de lo que soy capaz de hacer se lo debo a esos años. Y, al menos en lo que a mí atañe, le estoy agradecido.

Momon Arkivperu

momon papa noel arkivperu

Hice teatro por diez años tras dejar la tele y después de salir del colegio. Llegué a ser miembro fundador del Movimiento de teatro independiente (MOTIN) y miembro de su directiva inicial. Antes de concluir mis estudios tuve el privilegio de ser convocado por Humberto Cavero, a la sazón secretario general del Sindicato de Artistas del Perú, y me convertí en su Jefe de asuntos legales. En el SAP (ahora SAIP) estuve seis años como tal, después como abogado y finalmente como secretario de defensa. Me volví el primer especialista en el país en derecho del entretenimiento y si fui tal fue gracias al conocimiento que de ellos recibí.

Con lo que, a estas alturas de mi vida, cuando uno empieza a hacer cuentas de lo vivido y del personalísimo estado de pérdidas y ganancias, mi balance es grato. Soy rico en lo que más me llena y eso —sin duda— es el alma. De momento con eso basta.


Arriba: Gracioso momento en que Ferrando recrea con un adulto "Momón" como lo sentaba en sus piernas durante los sus participaciones.

(*) "Trampolín a la Fama" era entonces parte del programa ómnibus "Perú", un programa que era una copia fiel de "La Escalera del Triunfo", producción de Guido Monteverde en la que, precisamente, Ferrando alcanzó la notariedad que luego disfrutaría como hombre de TV.

(**) Durante los años surgió una anécdota (existen hasta tres versiones diferentes de esta), sobre una conversación entre el Tío Johnny y un niño —algunos afirman que fue "Momón"— al cual le pregunta que había comido para Navidad. El niño le responde: "carne", y el Tío Johnny le contesta que: "la carne estaba de veda, que era imposible, o acaso era hijo de militar". A esta frase se le atribuye ser el motivo principal por el que el Tío Johnny fue deportado del país por el régimen militar. Nuestra muy personal teoría es que el Tío Johnny pudo haber repetido la misma frase en su programa, pero entrevistando a otro niño.

tio johnny enero 1970 arkivperu
(***) Cuando Johnny Salim tenía su programa en el Canal 4 no tenía competidor y su programa infantil era el más sintonizado de la televisión local. Por eso, el Canal 5 lo jaló, un poco en venganza porque el Canal 4 le había quitado al popular Pablo de Madalengoitia. El Canal 5 lanzó un programa con "Chachita" Hormazábal que no pegó y los hermanos Delgado Parker contrataron al Tío Johnny con todo su equipo, reforzado por nuevas series de dibujos animados ("Astroboy", "La Hormiga Atómica", "Super Six", "El Hombre de Acero", "El Inspector Ardilla"). En respuesta a esto, el Canal 4 lanzó el programa infantil "Cachirulo y los Cuatronautas", conducido por el popular "Cachirulo".

18 Comments

  1. rosa

    COMO OLVIDAR TODO LO CONTADO EN ESTE RELATO QUE QUE ES LA REALIDAD DE UNA ÉPOCA DONDE LOS MILITARES ERAN PRIVILEGIADOS Y LA Libertad de expresión no existía por que controlaban todo , vivencias inolvidables recuerdo a Momòn tan pequeño y a la vez tan grande en personalidad a su corta edad fue en verdad un personaje en ese tiempo y dejo huella en quienes disfrutamos de sus ocurrencias bendiciones !!

  2. teresa

    MOMON TODA UNA HISTORIA…

  3. Gregorio Huaroto Offenhauser

    Ciertamente «Momón» fue un personaje entrañable de la primera hora de la TV comercial peruana. Pocos años, pero los suficientes para que no se le olvidara tan facilmente al, acaso, niño más popular del Perú. Cuando ya había desaparecido de la TV, «Momón» volvería al recuerdo de todos en la segunda mitad de la década del 70, cuando la cancionista «Veronikha», inaugurando una faceta de comicidad, lo incorporaría como personaje de sus imitaciones en un espectáculo presentado en un conocido local nocturno (el espectáculo lo hacía junto a su marido, Freddy Roland, y al recordado músico Otto De Rojas). Ante un pedido de Veronikha, efectuado un sábado de ésos en los 70, cuando promocionaba su espectáculo en «Trampolín a la Fama», «Momón» volvería a pisar, ya adolescente, el set del programa de Ferrando. Y así como llegó para saludar a su tío y reencontrarse con su público, se fue, para no volver.

    Cuando ya era un señor abogado, Roberto Beaumont reaparecería, en los años 90, en un panel en el recordado espacio «Fuego Cruzado» de ATV. Y sobre «Momón» no volveríamos a saber nada más, hasta este su «reentré» de puño y letra, en sus propias palabras, que nos hace evocar a una Lima diferente, y a una TV distinta.

    GH

  4. Virginia POrtilla

    Excelentes recuerdos !!! quien no te recuerda Momòn….què lindas vivencias tuviste, y què bien que influyeron a lo largo de tu vida. ! slds. !!

  5. Gregorio Huaroto Offenhauser

    ¿Cómo era la TV de ese tiempo, donde brillara «Momón»? Muy distinta, ciertamente. La programación de «Panamericana» empezaba a las 11 del día: se tocaba el himno, se daban las características técnicas de la señal, los programas eran, o la «Serial Matinal» (con viejas producciones que, cada semana, nuestros padres veían en los cines en episodios de 12 o 15 capítulos, y que, a nosotros sus hijos, nos tocaría ver, diariamente, en la TV), o la «Patrulla de Caminos» con Broderick Crawford (el gordito jefe policial ése, una vez ganador de un Oscar, quien al término de cada episodio en la lucha contra la maldad en las carreteras, nos recordaba que era mejor dejar nuestra sangre en la Cruz Roja y no en los caminos por imprudencias), o a la «Isla de Gilligan» o a «Los Cavernícolas» (ambas series cómicas, a la segunda, casi nadie la recuerda). Luego veíamos a Martínez Morosini y a García Calderón en «El Panamericano», cuando el rostro y la voz grave de los presentadores eran el sinónimo de confiabilidad de la noticia. Y luego estaba el recordado «Hit de la Una» con Ramírez Lazo (Fidel, no Juan), quien empezaba con su clásico «Buenas tardes familia, qué buena mesa!». De ahí las telenovelas, o los consejos de la argentina Queca Herrero. Y de ahí el Tío Johnny, de quien los niños alabábamos sus emocionantes series (¿se acuerdan de «Supercar», serie fantástica con marionetas creada por Gerry Anderson, o las aventuras de «Meteoro», cuando los dibujos animados japoneses lo eran todo?). Claro ahí también habían secuencias en vivo, de las que los más niños rescatábamos a la «Feria de Juguetes» (una mesa en el plató, y los chicos que llevaban ante el «Tío que se las trae», sus mejores juguetes cuando los más entretenidos eran los de pilas: carritos, aviones, tanques, robots, todos hechos de lata reciclada japonesa o de Hong Kong). Y la otra era las comparecencias de «Momón», sea dialogando con el Tío Johnny, sea cantando en el «Tío Johnny a go-gó» (junto a «La Vitrolita» o a Enrique Bejarano o las estrellas infantiles de su tiempo). Porque el niño «Momón» también cantaba.

    «Momón» dupleteaba los sábados de «Perú» el espacio ómnibus de Canal Cinco en memorables secuencias con Augusto Ferrando, cuando (como bien recuerda Roberto) éste se presentaba de camisa blanca, corbata y panuelo en el saco y el elenco eran «Tribilín» (Felipe Pomiano, quien fue presentado ante Ferrando por Hugo Muñoz de Baratta, «Moncherí», para que sea su colaborador), Leonidas Carbajal y la guapísima Camucha Negrete (morena loretana de contorneadas piernas, aún no habían ni Gringa Inga ni Violeta Ferreyros). «Momón» hablaba de tantas cosas, de sus ropas, del porqué de su corte de pelo (decía «mis estilistas me lo han recomendado»), incluso cantaba, contaba chistes y narraba goles en imaginarias transmisiones radiales. Era la gracia de un niño de tan corta edad, de más que notable espontaneidad y aplomo y de manejo tan propio del idioma y de la información, de las noticias y los sucesos de su tiempo.

    Su nuevo retorno, esta vez a través de la internet, para evocar con nosotros sus años de triunfo, nos remonta a tiempos de nuestra TV, si no más felices, cuando menos distintos, donde la procacidad y pequeñez de los contenidos no eran la impronta y en donde la felicidad parecía que se había mudado a vivir a tu casa o a la casa de tantos niños. Como el recordado «Momón».

    Cuántos años!

    GH

  6. George C Coscia

    Quizas Roberto podria comentar sobre las «intervenciones» de chanza y burla que SIEMPRE hacia Lalo Archimbaud cuando Momon estaba siendo protagonista en algun dialogo con el Tio Johnny…..le lanzaban indirectas y decian cosas con doble sentido haciendolo parecer como que Momon era ‘lento’, retardado o ingenuo y presa facil del ‘cochineo’ o la criollada….ESO lo recuerdo claramente y sucedio en los ultimos anos..cuando inicialmente se habia ponderado los conocimientos e inteligencia de Momon, considerando su tierna edad….algun otro Arkivero recuerda ese detalle??

    • Mario barthelmess

      Buenos días..si, quien de nuestra niñez y preadolecenxia no recuerda a momon. Mi compero de estudios por el año 74 Manuel frías conocía el departamento donde vivía el. Y enn el colé nos decía para visitarlo. Claro que la familia de momon nunca nos invitó y nos engañaba para así ir con el…..recuerdo a juan Vasquez ,Manuel frías yyo(Mario Barthelmess) tocar su puerta del departamento del teatro de barranco…y después de pedir a laa familia salía momon a atenderlos con forma curiosa que lo hizo famoso.gracias Manuel por tus agallas de Visitar a momon.

  7. kACHITO

    NO sabia que momón había aparecido primero en Trampolín a la fama, solo lo recordaba en el programa del tío Johnny.
    Y como bien indica momón con relación a la anécdota donde el tío Johnny pregunta que había comido en navidad , no era él sino otro niño , como yo lo recordaba y lo di a conocer en otro post.
    Lo nuevo para mi es que esta pregunta se lo hiciera inicialmente Augusto Ferrando a él.
    En aquel entonces Trampolín a la fama no le prestaba atención por no ser un programa infantil.

  8. Caracol3000

    ¡Qué buen post!

  9. jshagfioy w4379ty3n

    Algunos periodistas despistados decían que el delincuente (a) Momón en su infancia había aparecido en TV confundiéndolo con el niño de este post…

  10. Pepe

    Momón wow al leer este articulo me hizo recordar mi niñes el tio Johnny era lo maximo Momón era muy inteligente respondia con mucha abilidad te felicito.

  11. Ricardo

    Excelente post.
    En esta oportunidad, se cumple que «todo tiempo pasado fue mejor»

  12. Diego Mamani Crevani

    Como menciono el amigo Gregorio mas arriba, «Momon» aparecio en el programa Fuego Cruzado en 1991. Aqui esta el programa completo, en alta resolucion. Roberto B sale desde el minuto 1:13:57.

    https://www.youtube.com/watch?v=7LTOZ0O7FWE

  13. Luis Ernesto

    Bayly en un monólogo recordando en una forma graciosa la historia de la televisión peruana, recordó el episodio del pavo que cita Momón: al día siguiente el tío Johnny fue deportado a Ecuador, su padre degradado y el pequeño Momón niño estrella, repitió de año en el colegio

  14. Actualizado: Graciosa foto que muestra como Ferrando y ya un adulto «Momón» recrean la secuencia que realizaban en «Trampolín»,

  15. Rosario Steer

    Cuántos recuerdos! !! Recuerdo a mi madrecita como se reía de las ocurrencias de Momón !! Increíble la memoria busqué tanto en internet a Momón y al final lo encontré 😁😁😁😁

  16. Ángela

    Quisiera saber si habrán más fotos de esta época, o vídeos de los concursantes de talento de canto. Mi abuelo Ricardo Estrada Palomino concurso en los 60s con temas de Raphael.

Responder a Luis Ernesto Cancelar respuesta

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*