© 2010 . All rights reserved.

Murió el actor Fess Parker, "Daniel Boone", una leyenda de la pantalla chica

Los Angeles. (Agencias)- El actor estadunidense de cine y televisión Fess Parker, conocido por la serie de aventuras "Davy crockett" y considerado una leyenda de la pantalla chica, murió áyer.

En la década de los años 50 el artista se convirtió en una estrella con la serie "Davy Crockett", cuyas aventuras se desarrollaron en los territorios poco explorados del oeste americano.

Además actuó en el programa de televisión "Daniel Boone", de 1964 a 1970.

Parker, quien vivía desde los años 70 cerca de la ciudad de Santa Bárbara, California, se alejó de los escenarios para administrar varios viñedos de su propiedad.

En un comunicado de prensa se informó que Fess y su esposa Marcella celebraron 50 años de matrimonio en enero de 2010.

En tanto, su hijo Eli e hija Ashley, así como sus 11 nietos y un bisnieto, declararon que pasaron un tiempo increíble con Fess en los últimos meses.

27 Comments

  1. zipo

    En realidad el personaje historico nunca uso el sombrerito de cola de mapache (yo tenia el mio, y en Peru antes se vendian muchos pero tenian incluido como que la cara del animalito hasta con bigotes),sino que fess parker simplemente copio la vestimenta que habia usado antes para hacer Davy Crockett para la Disney.
    Davy Crockett es una suerte de heroe de la frontera que murio en el Alamo en las guerras que terminaron anexando una buena parte del territorio Mexicano a los Estados Unidos, en su epoca, Crockett tambien fue idelizado al punto que una vez el mismo vio a un actor representandolo -con el famosos gorrito de cola- y decidio usarlo.
    Los Estados Unidos tienen una historia relativamente reciente y tambien como toda sociedad la necesidad de crear heroes, en este caso el pionero, en otros el cow boy….

  2. Gregorio Huaroto

    Fess Parker aparece brevemente en el drama de ciencia ficción «Them!», sobre unas hormigas mutantes gigantescas, en la parte en que representa a un piloto de una avioneta que es derribada por la pareja de hormigas reinas en su vuelo nupcial…

    Como bien anota Zipo, Parker hizo de Davy Crockett para varias películas sobre el nombrado personaje que se difundieron en «Disneylandia». Luego hizo de «Daniel Boone», serie que daban en el Canal Cinco los domingos hace años.

    GH

  3. Lamentable muerte de Fess Parker quien nos deja a la edad de 85 años de edad.
    Justamente recordabamos de Daniel Boone hace poco: http://www.arkivperu.com/blog/?p=2977

    Al igual que Zipo como ya mencioné en aquella oportunidad, me regalaron la boina de Daniel Boone y encima el bolso!!!

    Desconocía los datos de Zipo sobre la vestimenta.

  4. Luis

    cosa curiosa la gorra que usaba ‘Daniel Boone’ de la cola de mapache, recuerdo que en los 70’s se vendían bastante en los mercados de artesanías y lo recuerdo más porque en los chistes (comics) del Pato Donald, sus sobrinos Hugo, Paco y Luis los usaban cuando se iban con los boys scouts…poco después cuando fui lobato en los boys scouts no usábamos dicha gorra sino una verde con visera y delgados listones color mostaza en la cabezera…

  5. Gregorio Huaroto

    Los sobrinos de Donald pertenecían a «Los Cortapalos», un grupo explorador similar a los Scouts…

    GH

  6. zipo

    Luis yo tambien fui lobato y usaba ese trajecito gracioso.
    el sombrero de daniel boone lo usaban siempre quienes hacian de cazador en el cuento de la caperucita que dicho sea de paso nunca queda clarro como termina (creo que en la version original el lobo se come a abuela y nieta).

  7. Luis

    los ‘cortapalos’ es verdad, siempre se iban al bosque…respecto al uniforme de los lobatos, antes eran más vistosos creo que ahora ya no usan el uniforme de antes: la gorra, la chompa verde oscuro, el short azul marino, medias negras con los adornos de ligas con lanas amarillas…me parece que lo único que permanece en la actualidad es la camisa (celeste en mi época) y la pañoleta distintiva…cuanto tiempo

    • Miguel Palma

      Lo sentimos mucho de Daniel Boone el no se ha ido de nosotros el solo se ha adelantado pero nosotro los seguidoresde la series de. Daiel lo recordaremos en nuestros corazones. A sus hijos y familias un sentido pesame.

  8. Daniel García Silva

    Así es Gregorio. Hugo, Paco y Luis, pertenecían al imaginario grupo explorador “Los Cortapalos”, cuya característica era usar esos simpáticos sombreritos de mapache.

    Seguramente también recuerdan, que cuando ellos tenían algún problema o iban en ayuda de su inefable Tío Donald o su avaro Tío Rico Mac Pato, recurrían al famoso “Manual de los Cortapalos”, que daba solución inmediata a cualquiera inconveniente.

    En una de estas publicaciones leí (seria principios de los setentas), que la editorial encargada de las revistas, mejor dicho “chistes” pues así los conocíamos, los puso a la venta. La publicidad decía “son unos ingeniosos manuales, con prácticos consejos que te servirán para cualquier dificultad”. La verdad que la promoción duro poco tiempo, por lo menos yo no puede conseguirlos.

    A propósito, ¿recuerdan el inmenso depósito de dinero, repleto de monedas donde el Tío Rico Mac Pato, desde un trampolín, se zambullía feliz?. Era genial.

    Escapa a mi memoria el nombre de la editorial que publicaba “Disneylandia”, tengo la duda si eran los mexicanos de la añorada Editorial Novaro o la chilena Editora Pincel. Me parece que era esta última.

    Tal vez Gregorio, Felipe F, Luis, Tino, o algún otro memorioso arkivero, lo recuerde.

    Saludos.

  9. zipo

    Daniel yo vi el manual de cortapalos cuando un pata lo llevo al colegio y bueno era como un libro de scout con dibujitos de donald y primos y todos los patos. Por ejemplo habia el codigo de letras con banderas (las dos banderas que usaban los scouts) y el dibujo mostraba a donald como modelo.

  10. Gregorio Huaroto

    Esas revistas de «Disneylandia» venían de Chile, lo mismo que «Tío Rico».

    ¿Y te acuerdas Daniel de la cama de ciuencuenta plazas del Tío Rico, con su símbolo de dólares en la cabecera, y sus decenas de empleados perrunos trayéndole la comida, la bata, los diarios, etc?

    GH

  11. Luis

    ja ja y recuerdan a ‘Giro sin Tornillos’? el tío científico que me acuerdo que les invitaba a Hugo, Paco y Luis una cápsula que tenia el desayuno, almuerzo y cena, tenía una mascota que era una especie de robotito minúsculo que tenía como cabeza un foquito ¿cómo se llamaba?…también al ‘serrucho’ de ‘Glad con Suerte’ que se interponía entre Daysi y Donald…sí esos chistes venían de Chile, hubo algunos que llegaban de Argentina

  12. Luis

    ah y también estaban los ‘chicos malos’ que eran tres tipos con cara de perros…Arkiv, como de costumbre nos desviamos del tema…el pato Donald necesita su post…

  13. El robotito de Giro sin tornillos se llamaba «Eddie» disminutivo de Edison. En España a Giro sin tornillos se le conocía como Ungenio Tarconi pero mi padre lo conocía como Ciro Peraloca y asi lo recuerdo tambien de los comics antiguos mexicanos.

    Una canción sobre Ciro Peraloca a cargo de los Yorsy’s: http://www.youtube.com/watch?v=T7AsKy6vEBo

  14. Daniel García Silva

    Zipo, que buen dato. Siempre pensé que el mentado Manual, había sido una estratagema de la editorial para vender más revistas. Ahora se que si existieron. En la actualidad deben haber incrementado su valor, pues se han convertido en un clásico. Seguramente habrá poquísimos ejemplares.

    Gregorio, claro que me acuerdo de esa supercama del Tío Rico y su gigantesco signo de dólares en la cabecera.

    A propósito de este detalle, hace años leí un libro que se publicó en Chile en 1972, durante el gobierno comunista de Allende, llamado “Para leer al Pato Donald”. Sus autores fueron el chileno Ariel Dorfman y el belga Armand Mattelart. Demás esta anotar, que ambos eran unos izquierdistas convictos y confesos. Seguramente lo siguen siendo, porque esta ideología es una enfermedad incurable.

    En el mencionado libro, se presenta al renegón, pero simpático, Pato Donald, a su familia e inclusive a sus amigos, como “verdaderos agentes de la CIA”, “defensores del imperialismo yanqui”, “encubridores de la ideología capitalista” y “deformadores de las mentes infantiles”, entre otras espeluznantes acusaciones.

    Siempre me pregunto, como hemos podido sobrevivir, consumiendo tan “espantosas lecturas”, que “torturaron nuestra infancia” y porque ahora las recordamos con tanto cariño y nostalgia.

    ¿Por qué nos resultan inolvidables?. Al extremo que muchos años después y ya en una etapa madura de nuestra vida, seguimos recordando y comentando sobre estos queridos personajes, que nos devuelven a nuestra niñez o a los primeros años de adolescencia.

    ¿Por qué al recordarlos, nos invade (al menos en mi caso) una sensación indescriptible de nostalgia, cariño, inclusive un poco de tristeza, por esos tiempos que siempre pensábamos serían eternos?.

    Bueno, mejor lo dejo ahí, porque ya me puse nostálgico.

    Saludos.

  15. Una muestra de lo que señala Daniel, (tomado de un libro peruano de la época):

    http://www.arkivperu.com/comics_alienantes.jpg

    Y después me quejo de las discusiones políticas, cuando yo mismo les doy más cuerda…

  16. Toda creación literaria tiene, indiscutiblemente, una carga ideológica, ya que su autor, como ser social, posee una postura ideológica, y Walt Disney no es la excepción.

    El famosísimo libro de Mattelart es todo un clásico, vigente aún en nuestros días, no ha envejecido, editado en varios países (recuerdo la edición de Siglo XXI Editores), un libro indispensable en toda universidad cuando se trata de estudiar sociología de los medios y citado con frecuencia por muchos intelectuales (y en programas de la TV cultural), en una ocasión a Mattelart le mostraron una caricatura en donde se mostraba al pato Donal leyéndolo a él y ahí decía «Para leer a Mattelart», realmente es un libro infaltable en la biblioteca de todo lector que se precie de serlo, mientras se decía que los cómics de Disney estarían en la biblioteca de los consumidores de paraliteratura (o subliteratura).

    En realidad, no sólo el Pato Donald, sino casi todos los personajes de Disney tienen una latente y subliminal incitación hacia la frivolidad y el capitalismo para su público, tal es el caso de «La Dama y el Vagabundo», en donde el perro protagonista termina dejándose meter el falo por las normas sociales, quedando totalmente aburguesado y viviendo una vida cómoda, olvidando la lucha, un mensaje subliminal para los espectadores totalmente complaciente y reaccionario; otro ejemplo, y que hasta se utiliza cotidianamente en el lenguaje y en el imaginario de las muchachitas aspiracionales es el concepto del Príncipe Azul de «La Cenicienta», en este caso las muchachas cabeza hueca idealizan casarse con un príncipe (guapo, además) y ser ricachonas, lo cual es totalmente aspiracional y reaccionario, es decir que anhelan la traición a su clase originaria, y se crea la imagen de que la realeza es físicamnete bella, esto es algo totalmente falso porque nos consta que la belleza no es una característica de las familias reales, está el orejón de Carlos de Inglaterra para demostrarlo o su feo hermano, así como las feísimas infantas españolas, lo más cuestionable es que las muchachas aspiracionales tienen, como objetivo, no sólo una vida frívola, sino vivir de los impuestos del pueblo, gracias a este concepto hay expresiones perversas como: «Me trata como a una reina», «Eres bellla como una princesa», etc.

    Lo que nadie puede negar es el carácter de uno de los personajes del cómic del Pato Donald, se trata de Tío Rico (o Rico Mc Pato), un personaje que le tiene un amor patológico al dinero, el cual lo ha convertido en su fetiche, sus cortinas están estampadas con el símbolo de la moneda del Imperio, él menciona que su deporte favorito es «nadar en monedas» y tiene el hábito antihigiénico de acostarse entre billetes, amén de ser un avaro que rechaza el compartir lo que le sobra con sus familiares . Realmente, esos ejemplos no son los más adecuados para la lectura de un infante.

  17. Al estudiar Comuncaciones en San Marcos tuve que lidiar con la tan sesgada literatura que nos ponían en el Sillabus, la marxista «Para leer al pato donald» nos la colocaban como la biblia del comunicador, profesores como Winston Oriillo, Juan Gargurevich y Niezen nos vendían estas ideas de un pais del norte satanizado que lavaba cerebros infantiles a traves de inocentes historietas.

    No entendía como aquellas recistasque mi padre siempre procuraba traer a mi casa con lecciones morales de union familiar, protección y solidaridad eran denunciadas de ser salvajemente capitalistas y panfletos propagandistas yankis.

    Dorfmann se fue finalmente a vivir a USA donde lanzó hace poco un segundo libro «California» hincha de Obama y reconciliado con el pais del que tanto despotricò, mi profesor Orrillo se fué a enseñar a la Univesidad San Martin de Porres y Niezen a la de Universidad de Lima donde trata actualmente de ocultar su pasado izquierdista, sin embargo de todos los comunicadores que formaron, muchos de ellos se quedaron con el estigma antiimperialista y luchando contra fantasmas que nunca los abandonaran.

  18. Daniel García Silva

    Totalmente de acuerdo con el comentario de Tino.

    Por otro lado, según el criterio de Felipe F., para ser intelectual y culto, hay que ser comunista.

    Con todo respeto Felipe, pero esa es una posición que linda con el fanatismo. No admites ideas distintas a la tuya.

    Nadie es dueño de la verdad y el hecho que se crea en algo, no quiere decir que necesariamente sea cierto.

    Respecto a que las revistas de Disney, no son adecuadas para la lectura de un infante, te puedo comentar que yo he crecido leyéndolas, igualmente mis hijos y no somos seres negativos, ni fanatizados por una ideología.

    Ahora las lee mi nieto mayor, los menorcitos, por el momento, solo las contemplan. Estoy seguro que cuando ellos sean adultos, recordaran con nostalgia, al igual que sus padres y su abuelo, a los entrañables personajes de Disney y serán personas valiosas y felices, a pesar de las voces agoreras o de libros llenos de fantasmas, esos a los que acertadamente alude Tino.

    Saludos.

  19. George C Coscia

    Tino, si hablas de Dorfmann que regreso a USA es porque sabe que las ideologia y politica de Obamateur son destruir desde adentro, legalmente, tomando el poder , las estructuras economicas, juridicas, educacionales y politicas de USA..es parte de la guia basica de las enseñanzas de su mentor Sal Ollinski, Dem de Chicago y todo comunista quiere estar aqui ahora, para ayudar a esa causa. En cuanto a Disney, muchos no entienden que son simples ‘comics’, chistes, que hacer burla o exageran personajes para entretener (Rico Mac Pato y su piscina de billetes, Glad con Suerte, etc) hay que tener un poco de sentido del humor, un saludo

  20. Apreciado Daniel:
    La mayoría de los intelectuales no militan en algún partido comunista; es más, muchos ni siquiera militan en partidos, así que no sé de dónde sacas que afirmo que para ser intelectual y «culto» (palabra que nunca utilizo) hay que ser comunista. Incluso no sabemos si Mattelart lo era, aunque sí era simpatizante de la Unidad Popular. Prácticamente todos los intelectuales tienen tendencias hacia la izquierda, sería incoherente ver que Elenita Poniatowska, Saramago, Paco Ignacio, la Loaeza, Monsiváis, Noam Chomsky, Stiglitz, etc. fuesen de derecha. Sí es un hecho que la gente informada e inteligente tiene que ser de izquierda, ya que no está influenciada por las mentiras del capitalismo, el cual sabemos que sólo busca la trivialización del ser humano. Sin lugar a dudas que los niños que crecen leyendo esa paraliteratura luego experimentan antivalores sociales como querer casarse con un Príncipe Azul o ser unos aspiracionales que desean ser millonarios, muy alejados del niño sensible que consume literatura selecta. Vemos adultos que han consumido a Disney de niños y, realmente, distan de ser exponentes de la intelectualidad o la cultura y el arte de su país. Por favor, no sean tan superficiales en sus comentarios, sabemos que toda lectura tienen una implicación ideológica de su autor.

    George:
    Por favor, es molesto tu lenguaje pocho, mezclando el inglés con el español ¿tan difícil es escribir en español? Realmente padeces de alucinaciones, la misma izquierda latinoamericana está muy decepcionada de Obama, éste no ha retirado tropas y no ha levantado el embargo contra Cuba, etc. Ya en un programa de Carmen se discutió si Obama era un socialista y hasta Lorenzo Meyer negó que lo fuera, careces de la autoridad para tus afirmaciones, ni Carmen te invitaría a su programa, ni estás a la altura de Lorenzo. El decir que Obama hasta es de ideología marxista es algo que causa pena ajena. También refiérete a los Estados Unidos por su nombre en español, «USA» es una expresión en inglés, que sólo acentúa tu imposibilidad por ser un gringo genuino. Al menos infórmate y ve las discrepancias de Obama con la izquierda:
    http://tinyurl.com/y9bb4

    http://tinyurl.com/yckhqey
    y
    http://tinyurl.com/yj8pb9z
    Mejora tu sentido del humor, del cual tanto pregonas, tus chistes son malísimos, y un mal chiste es peor que la solemnidad, inspírate en el humor inteligente y crítico y no en el superficial. Eres muy epidérmico al no encontrar lo subliminal que hay en toda creación literaria, aunque ésta sea de nivel discutible.

    Cuando sean catedráticos de universidades francesas, recién ahí atrévanse a cuestionar a Mattelart, por favor.

  21. Javier

    Lo de las cargas ideológicas de Disney no son un invento de Orrillo o Mattelart, hay harto testimonio de la participación del tío Walt en la Caza de Brujas de Macarthy, las manías tiránicas que usaba en sus políticas laborales internas y joyitas de sus dibujos animados como el «judío apaleado» de Los Tres Chanchitos o la canción autoinculpante de los trabajadores afroamericanos que levantan el circo de «Dumbo».

    Los Simpson se meten con Disney a menudo, parodiando sus películas y hasta sus parques temáticos. ¡Ah, y qué mejor parodia a Daniel Boone que el fundador «histórico» de la ciudad, el patriarca Jebediah Springfield. En un capítulo, Liza Simpson está a punto de ser linchada por descubrir que Jebediah Springfield no era ningún «Daniel Boone» sino un patán y un sinvergüenza…

  22. George C Coscia

    «OK».Felipe, seguire tus consejos, del Non-Plus-Ultra de la verdad , incuestionable en sus opiniones y Comediante nato que no entiende el sentido o sarcasmo aunque lo atropelle…no puede ser de otra manera….los sovieticos tienen una palabra que implica el ser Consejero e impositor de las normas….ya que para los Socialistas y Comunistas SOLO ellos tienen la capacidad de dictar como deben vivir los demas, ya que ellos lo saben todo y el pueblo es ignorante que necesita «guia»……buscare algunas amistades que me recomienden de catedratico a alguna universidad francesa, gracias

  23. Gracias, George, por seguir mis consejos, es algo que debiste haber hecho desde antes.
    Sí te agradezco mucho el que me consideres un comediante nato, parece que mi público coincide contigo después de cada función que doy de la comedia de humor negro que antagonizo, aunque desconocen que he tenido que leer a Bentley para manejar los géneros dramáticos y, sobre todo, hay que saber manejar el ritmo en escena para colocar los chistes, como solía decir Novo.

  24. Peparias

    Otro post que devino en una discusión interesante. Yo recuerdo que en algún texto de colegio leí un fragmento del libro de Dorfman (claro, era la época de la Reforma Educativa), y me pareció una crítica muy válida, aunque no le di muchas vueltas al asunto. Realmente los chistes del pato Donald siempre me parecieron un poco «monses» (al igual que los de Mickey), pero igual los leía si caian en mis manos. Tampoco creo que nadie buscara «valores familiares» en esos chistes, sino una simple distracción. Pero como bien dice Felipe, todo tipo de literatura conlleva una carga ideológica consciente o inconsciente, el punto de discusión es si en este caso se trata de una estrategia consciente de imponer patrones y valores consumistas. Y creo que está bien el debate al respecto evitando caer en el prejuicio ideológico ( «Que Dorfman es comunista», «que Disney es pro-nazi») Simplemente pensemos por nosotros mismos.

    Saludos.
    PP

  25. Me ha dado mucha pena por la muerte de «Daniel Boone» fui y sere un fanatico de sus series soy de Ecuador.
    ATT.
    Cicerón Álvarez.

Deja un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*