© 2018 . All rights reserved.

Playas (1958)

Arriba: Perspectiva de La Herradura.

Una medida que no prosperó en 1958 fue aquella que obligaba a pagar a todos los que ingresaban con vehículos a las playas de Agua Dulce y La Herradura. Las protestas fueron varias y de todos los sectores. El público ganó.

La llamaban “Miss Universo” y no tenía nada que envidiar a Gladys Zender que era la vigente reina. En pose desafiante aparece luego de darse una larga zambullida en el mar de La Punta.

Arriba: Perspectiva de Agua Dulce, la playa más popular de Lima. Su fácil acceso y su gran extensión la hacían la preferida. Pero Lima ya crecía en habitantes y se preguntaban hasta cuando podía soportar las invasiones domingueras.

Verano. Los niños estaban en su época más feliz. Mientras los chicos capitalinos gozaban de su barquillo, para muchos provincianos como el heladerito de la foto, no existían vacaciones.

Típicos ambulantes que recorrían las playas. Heladeros con sus carretillas amarillas en ruedas y jóvenes como estos, en uniforme sudando la gota gorda para ganarse el pan de cada día.

La Punta: La playa chalaca era una de las preferidas por su tranquilidad y la cercanía a los parques que la rodeaban.

14 Comments

  1. Ozacris

    Hoy en día las diferencias sociales y culturales lejos de desaparecer se ahondan y muestra de esto es el abusivo, ilegal y además anticonstitucional acto de muchos vecinos de condominios privados en el litoral de Lima de apropiarse de las playas. Las playas son y deben ser siempre libres; ninguna persona o negocio puede apropiarse de ellas bajo cualquier causa, pretexto o razón. Las playas son de todos los peruanos. A reclamar y recuperar las playas del Perú…! para todos los peruanos, no solo para aquellos con ínfulas de grandeza…desde el más pobre hasta el más adinerado…todos tienen derecho a bañarse en cualquier playa!!

    • Beto Hunter

      Todos tienen derecho a ir a cualquier playa que desee. Lo que no tienen derecho es de ensuciarlas y contaminarlas y hay muchos que no respetan eso. Saludos!

    • Gustavo

      Lamentablemente, la gente de bajos recursos es la mas ignorante por la falta de educacion y civismo, y son los primeros en ensuciar las playas; aunque no faltan pitucos que tambien ensucian por supuesto. Sin buena concientizacion y educacion desde el hogar, todos hacen cochinada y media, por ende, no se puede disfrutar de ninguna playa

  2. Diego Mamani Crevani

    ¿Cómo sabe el autor de la nota que el heladero es provinciano?

    • Porque estaba escrito en la revista que se publicó.

    • Hilbert Zeballos

      Me haces recorder a Abraham Valdelomar que en el Palais Concert de Lima llamaba al mozo como “Quechua”!!!, pues consideraba que llamarlo mozo denotaba degradacion y servilismo, mientras que “Quechua” era un gentilicio como decirle chino, gringo, americano, gaucho, etc. En fin, excentricidades del “Conde de Lemos” o “El Conde” como le gustaba ser llamado…

  3. jshagfioy w4379ty3n

    Falta el que vende SNO CONES.

    El fenómeno en Perú de las playas privatizadas es similar al de las calles enrejadas: Temor frente a quien se percibe diferente.

  4. jshagfioy w4379ty3n

    Cabe la reflexión cómo, a través del tiempo, ha cambiado la actitud hacia el bronceado… de los extremos en los 80 cuando mientras más se rostizaba la persona se consideraba mejor a hoy en que para protegerse de los rayos UV hay que salir con gorro, manga larga y bloqueador así esté nublado…

  5. Ricardo

    Bonito recuerdo de épocas en que se iba a la playa “abajito nomas”, mi experiencia playera no es muy antigua, data de finales de los años 80s cuando tenía unos 8 años y de los 90s principalmente, aún puedo recordar a la herradura en el 89 y haber disfrutado de su arena, y de las playas redondo, makaha y demás allá por el 93, cuando todavía eran concurridas….. bonitos recuerdos de adolescencia, ya por entonces también se iba al sur, al silencio, caballeros, señoritas, punta negra, Santa María, también Ancon al norte…. esos paseos implicaban todo un desplazamiento logístico y constituían verdaderos días familiares…. que buen recuerdo, finalmente no estoy contra las urbanizaciones de playa, creo que ofrecen un ambiente seguro para las familias que pueden costearlo y eso desde el punto de vista de un padre de familia es importante, claro se puede objetar que se dificulta el acceso a la playa para todos, lo cual es cierto, sin embargo también es cierto que a esas playas nadie iba cuando no habían urbanizaciones y justo ahora que las hay, algunos quieren nadar y tomar sol justo en ellas…. bueno hay un tema largo en este punto que daría creo para otro post…… lo que si me da nostalgia y lo que si me da para reclamar es haber perdido casi todas las playas de la costa verde (playas de arena), sería hermoso que se recuperara la arena en estas playas de “abajito nomas”, se qué hay maneras de hacerlo, maneras que no son muy costosas y que significarían una verdadera transformación de la ciudad y una maravilla natural en plena ciudad de lima, y así la gente podría disfrutar sin hacer esos largos desplazamientos al sur de la ciudad

  6. erick d

    Increible como la vida social alrededor de las playas ha cambido bastante en lo relacionado a nuestras playas Limenias. Y que hay de la playa de Asia?

  7. Viviana

    Me parece algo increíble que en esa épocas los vendedores llevarán uniforme en pleno verano…..como se nota que los tiempos cambian…

  8. Castores

    Lindos recuerdos !! Tenía 4 años en el 58 y pasaba bellos fines de semana con mis padres en La Herradura.
    Gracias por el artículo.

  9. Peparias

    Mi experiencia de las playas de Lima data de la costa verde en los 70s. Las playas de arena iban desde Las Cascadas (bajada de Armendariz), pasando por Las Sombrillas, Los Yuyos, Los Pavos, Barranquito, Barranco, Agua Dulce, Pescadores, Club Regatas, hasta la Herradura. Mientras que las playas de piedras eran todas las anteriores a la bajada de Armendariz. También recuerdo los clásicos chorros de agua que caían del acantilado, en los que la gente se sacaba la arena de encima.

    Otro recuerdo es los buses que iban a la playa. Eran buses escolares, esos amarillos largos de una sola puerta, que pasaban por distintas urbanizaciones y bajaban a la costa verde. Recuerdo en particular uno que pasaba por mi urbanización (San Miguelito) y terminaba en la playa de Pescadores. Uno podía pasar varias horas en la playa para luego regresar en el mismo bus.

Deja un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*