© 2020 . All rights reserved.

Quino en Lima (1971)

A muchos sorprenderá que Quino, el más famoso humorista del lápiz en Latinoamérica, odie su más redonda creación: Mafalda, la rabiosa e hilarante emanación de una mezcla de escéptico y anarquista.

Sin pizca de humor, Quino advirtió que terminará matando a su personaje. Después del filicidio, muchos querrán acabar con él.

Por César Hildebrandt. (Publicado en Caretas, 1971)

Cuando Franco triunfó,’ dicen que "‘La Codorniz”; la famosa revista humorística española, publicó‘ una caratula rotulada por un delicioso boletín meteorológico: “Un fresco general llegó del sur”. En otra oportunidad, una primera página con un huevo dibujado y con el título “El huevo de Colón”, desilusionó a sus lectores.
Pero “La Codorniz" no da puntada sin nudo y en la siguiente edición repetía el diseño, aunque esta vez con una apoteósica leyenda: “El otro huevo de Colón”.

“Tía Vicenta", la voluminosa revista del genial argentino Landrú, fue cerrada por Onganía, entre otras cosas, por caratular a dos cangrejos cuyo diálogo era el siguiente: ¿Y cómo ves al Gobierno, che? - Y bueno, cada día anda mejor.

El poder corrosivo del humor, su inigualable capacidad de persuasión y su brutalidad muriática para desmitificar es algo de lo que ningún gobernante —aunque sus rabietas no le se traduzcan en represión— puede dudar. Generalmente, el chiste político tiene una delicada existencia. Bastará una acusación por denostar valores cívicos o tratar de dividir a los gobernantes —o cualquier más digesta ambigüedad- para neutralizarlo, y, en el mejor de los casos, imponerle una autocensura castradora.

Pero ¿qué hacer con alguien que exprime su talento no sobre la figura de un Presidente ni de un Ministro ni de un alcalde ni de un recóndito gobernador? A ése no lo van a acusar de desacato. ¿Cómo quitarse de encima a alguien que prefiere roer cimientos y no alborotar campanarios? ¿Cómo romperle el lápiz a un dibujante cuya ulcerante vena se dirige a desplumar al pavorreal de ciertos valores; que prefiere un humor impersonal que apedrea la taxiología de la clase media y que, en resumen, ejerce con semanal y puntillosa dignidad el papel de un rebelde emboscado tras un personaje aparentemente inocentón?

¿Qué hacer con un tipo como ése? Muchas seseras argentinas deben de haber sufrido tratando de hallar la respuesta. La prueba de que no la han encontrado es que Joaquín Salvador Lavado, "Quino”, sigue asesinando a través de Mafalda, una niña de edad indefinida que viene a ser su más lograda irradiación.

Mafalda, cuyo éxito resultó impredecible para su autor, puede ser candorosa hasta las lágrimas o increíblemente revejida. La oscilación es brutal. Mafalda está escindida y satisface a los dos grupos de sus correligionarios.

— Detrás de Quino parece esconderse un anarquista.
— Creo que sí, que algo de eso hay, desde el momento en que no me identifico con ninguna corriente política.

(La última de Mafalda: “Qué bien que soplen nuevos vientos. Lástima nomás ese olor a naftalina”.

— ¿Mafalda es subversiva?
— Si propender a esa... a esa igualdad y a esa justicia es subvertir el orden, sí, en esa medida es subversiva y me parece sano que lo sea.

(La penúltima de Mafalda: “Ya que es tanto lío cambiar las estructuras, no se podría por lo menos darles una pintadita? ¿O ni eso?").

“Yo me pongo a trabajar con el block delante, en blanco, y hago lo que me sale. Nunca me propongo nada. Todo es espontáneo, pero muy elaborado en cuanto al dibujo en sí digamos, El dibujo se supedita a la idea. Ahora, la idea nunca es un propósito claro; Pienso qué puede estar haciendo Mafalda y me imagino una situación X. Ese es el punto de partida...

Quino es lento, enfermizante meticuloso; en cada trazo. Una página de su personaje puede suponerle un día de trabajo. Un punto que puede ser un ojo tristón, una linea que propone una boca, lo empantanan. Y dale con el lápiz, con el borrador, hasta que Mafalda y su corte puede “estar presentable”.

"¿Sabés una cosa? ¿Un día no hace mucho, descubrí algo. Viendo una foto mía de pibe, me di cuenta que tuve mucho de Mafalda, sólo que sin pelo y sin lacito, claro. Mafalda es autobiográfica”.

Terrible descubrimiento: Mafalda es espectacularmente fea. Quino es menos ostentoso, aunque, observándolo bien, no es difícil encontrarle parecido con sus creaturas. Porque, Quino, esos ojos peleados y esa boca hecha con formón, la verdad, viejo.

Por otra parte, Quino es un padre desnaturalizado. Odia a Mafalda porque se ha humanizado demasiado.

“Me siento muy atado al personaje porque me exige mucho y no me permite hacer lo que me gustaría: desarrollar otro tipo de humor, un humor menos esclavizado al tamaño de la historieta y a sus elementos...”

Patrañas. Quino tiene que querer mucho a su personaje para encontrarle tantos destinos. Además, Mafalda es hija única.

“No tengo hijos... ¿Sabes? te parecerá raro, pero la verdad es que no quiero traer, por ahora, a nadie a este mundo. Si a mi me hubieran preguntado antes lo habría pensado más de dos veces”.

Definiciones de Mafalda según su casi incestuoso padre: Mafalda es el libro de quejas de la gente. Mafalda es la rabieta cada vez que leo el diario. Mafalda es negativa, orgullosamente negativa, porque el futuro de la humanidad es, sencillamente, bastante negro. Además, yo soy bastante amargado y con eso bastaría.

Mafalda tiene conciencia de una inminente catástrofe atómica, como todos los niños del mundo. Mafalda es, bastante, la frustración. El argentino es, por excelencia, un ser frustrado. Basta escuchar un tango para darse cuenta.

Fisiológicamente, Mafalda es un monstruo apocalíptico: nació con la edad crítica. Mafalda no es cerebral. Su padre no es intelectual ni mucho menos.

Leo diarios, escucho noticieros. Mis lecturas de libros son escasas. En eso soy un perfecto alienado. Mafalda es una irresponsable. Si fuera por ella ya me habrían botado de las revistas donde trabajo. ¡Se le ocurre cada atrocidad! Pero como estoy autocensurado...

Como genuina representante popular, Mafalda votaría por Perón. Es que ella no cree en nadie.

Mafalda está absolutamente convencida de que la situación argentina tiene color de hormiga, se soluciona a paso de tortuga y, aparte de las metáforas, tiene mucho que ver con otros animales. Mafalda cree que el verdadero ideal es que todos los hombres sean burgueses.

Quino sacó un cigarrillo diciendo que si mañana hubiera una huelga de transportes todos se volverían locos, pero que si la huelga fuera de humoristas, no pasaría nada.

“Ahora, si la huelga de humoristas dura un año, bueno . . . Empezarán a aparecer cosas pintadas en las paredes. Porque al fin y al cabo el humorismo es la gran válvula de escape y por eso es terapéutico”, agregó.

Desde niño, desde que se parecía a Mafalda, Quino —mendocino— supo que algún día sería dibujante de tiras cómicas.

“Después estudié en la Universidad de Cuyo, en Bellas Artes. Pero fueron dos años nomas. Me cansé de dibujar jarrones y esas cosas que enseñan en las academias. . . Hasta que llegué a Buenos Aires y empecé a colaborar en revistas, periódicos. Ahora veo mis primeros dibujos y me parecen simplemente espantosos... Actualmente me cuesta mucho dibujar, y lo hago mal. Borro muchísimo...”

“Estoy aquí porque, bueno, no me voy a suicidar, ¿no? ”. -Quino.

En todo caso, no es un iconoclasta ni un pesimista lombrosiano. Su aspecto es apacible, su voz lánguida y sus ademanes algodonales.

“Pensándolo bien, Mafalda es una maldición para mi. Con decirte que jamás haré otro personaje. Los personajes atan demasiado. Antes de hacer a Mafalda, yo dibujaba mucho mejor. Ahora estoy inaguantable, totalmente amanerado y... profesionalizado” (¡Quino! ) .

Todo hace prever que un día de estos, Quino continuará con su viejo oficio de asesinar mitos y matará impunemente a Mafalda, la borrará sin muchas lágrimas. Puerco ingrato.


 
Arriba: Merchandising de Mafalda de los años 70:
Pelotas Viniball (1976), Long Play (1973), juego de mesa (1974), aviso (1973), otro LP (1977), la muñeca característica de Basa (70s). Los dibujos de Mafalda se transmitieron en el Perú entre 1974-75

9 Comments

  1. Ronald Coronado

    Genial entrevista. Guardo un cariño especial por Mafalda que, ciertamente, a la vez, siento hacia su creador. Saludos, excelente página.

  2. LOBITO

    no sabia de la existencia de ese LP, va directo a categoria discos bizarros

  3. Patrick

    Tampoco sabía de la existencia del LP. tengo la película, recuerdo los cortos en canal 4, tengo el libro «Todo Mafalda», leyendo la gran entrevista de Hildebrandt se percibe lo mismo que en su tiempo sintió Connan Doyle por su obra prima Sherlock Holmes, al grado de «matarlo» y «resucitarlo» por clamor popular, debido que el personaje no lo dejaba desarrollar sus cualidades de escritor, en el caso de Quino de humorista, lamentablemete, para él y afortunadamente para nosotros, Mafalda está simbioticamente unida a Quino, como dice él es Mafalda y Mafalda es la voz de toda una generación Latinoamaericana que clamaba por libertada y se sentía asfixiada por los régimenes militares, ignorantes, autoritarios y criminales, hay una tira que no he encontrado en internet pero que es genial: pasa un tipo paseando a un perro de raza y se ríe, pasa una señora y lo mismo, otro más y pasa riendo, todos con perros de raza, en la última viñeta, Mafalda paseando a su tortuga Burocracia, gritándoles ¡¡Racistas!!.
    copio una cronologia de esta dirección:
    http://elbauldelsaqueador.foroactivo.com/t54-mafalda
    a la vez es una copia de Wikipedia, recomiendo la descripción de los personajes
    Cronología
    * 15 de marzo de 1962. Quino dibuja a Mafalda como parte de una campaña para las lavadoras Mansfield, que nunca se realizó.
    * 1964. En el suplemento humorístico «Gregorio» de la revista Leoplán aparecen tres tiras de Mafalda.
    * 29 de septiembre de 1964. La tira Mafalda comienza a publicarse (a razón de dos por semana) en la revista Primera Plana. Aparecen como personajes Mafalda y su papá.
    * 6 de octubre de 1964. Aparece la mamá de Mafalda.
    * 19 de enero de 1965. Aparece Felipe.
    * 15 de marzo de 1965. Quino se traslada al diario El Mundo y Mafalda se apresta a comenzar el jardín de infantes.
    * 29 de marzo de 1965. Aparece Manolito.
    * 6 de junio de 1965. Aparece Susanita.
    * Febrero de 1966. Aparece Miguelito.
    * Agosto de 1967. La madre de Mafalda se entera de que está embarazada.
    * 22 de diciembre de 1967. Cierra el diario El Mundo y Mafalda deja de aparecer por cinco meses.
    * 21 de marzo de 1968. Nace Guille mientras la tira no se publicaba.
    * 2 de junio de 1968. Mafalda vuelve a publicarse, esta vez en el semanario Siete Días Ilustrados y con cuatro tiras por semana.
    * Fines de 1969. El papá de Mafalda se compra un Citroën 2CV (automóvil económico, típico de la clase media argentina en los años sesenta y setenta).
    * 15 de Febrero de 1970. Aparece Libertad.
    * 25 de junio de 1973: Aparece la última tira cómica de Mafalda.
    * 1976: Quino realiza un afiche que ilustra los principios de la Declaración de los Derechos del Niño con los personajes de Mafalda.
    * 23 de octubre de 2009: Después de 33 años, Mafalda reaparece por una sola vez en el diario italiano «La Repubblica» para criticar las declaraciones misóginas del primer ministro italiano Silvio Berlusconi.
    Otra viñeta genial es esta y la paso a explicar porque creo que el sentimiento de los chicos ya no es el mismo:
    http://3.bp.blogspot.com/-cXnqugA9MkA/T8by_ofHeLI/AAAAAAAAAW8/JCb-FSVLBdY/s1600/Mafalda+01%5B1%5D.jpg
    Los niños de nuestra generación no iba a vacaciones útiles en verano ni se la pasaban todo el día pegado al cable, Nosotros jugábamos, eramos sociables, teníamos amigos y una vida fuera del colegio, por lo tanto el final de la vacaciones de verano era de tristeza, hoy los chicos tienes sus amigos en el colegio, no juegan en las calle, en muchos casos no tienes amigos donde viven y son casi autistas, por eso lo genial de la viñeta.
    Otra es esta donde Felipe está enamorado de una bella chica y no sabe como caerle, creo que muchos pasamos por eso y nos sentimos algo Felipe en su momento:
    http://sp9.fotolog.com/photo/9/15/91/i_chan79/1185859193_f.jpg
    Esta transita entre la realidad y el no saber si reprimir o alentar al «artista»
    http://1.bp.blogspot.com/_35NQjbH-Rek/SmS92jPsNsI/AAAAAAAAAN8/baCZTzVkkiE/s400/mafalda-guille.jpg
    Para terminar, me parece que Quino estuvo en esta hermosa tierra del sol hace poco (un par de años. creo)
    saludos

  4. Tino Guzmán

    Quino fue un grande y mi padre lo sabía. En casa nunca faltaron sus libros, aparte de los de Mafalda, existían otros trazos magistrales en los que con su buen ingenio y mordaz sarcasmo expresaban lo que mil analistas no podían.

    Aunque ya es sabido por todos, recordar que no deja de ser irónico que Mafalda, icono del antiimperialismo, es creado por encargo a Quino por lavadoras Mansfield, de ahí su nombre.

    En una ocasión le preguntaron a Giacosa, a quien aún le falta entrevistar y el contesto enfaticamente: «A Joaquín Lavado, Quino».

    Cada día se hace este reto mas difícil para este gaucho periodista.

    pd. Nótese en la foto principal, que Quino está leyendo el diario «Última Hora» tal vez lo impreso mas risible por esos días a nivel nacional.

  5. LOBITO

    Mafalda tuvo un timpo y lugar, se la imaginan ahora gritando Conga no va? o tal vez ya asimilada al sistema llena de gadgets y en un puesto clave del gobierno

  6. Carlitos Lehder

    RIP Quino, Mafalda es universal, no importa de qué lado estés.

  7. Diego Mamani Crevani

    Joaquin Salvador era muy reservado y dio muy pocas entrevistas. Esta es una muy buena, inusualmente larga, de la televisión española en 1977.

    https://youtu.be/3vUjXtQkoDY

  8. Gustavo

    Yo no se si Mafalda votaria por Peron, el primer gobernante que masifico la corrupcion en la politica argentina, de hecho Quino dejo de publicar Mafalda por presiones de sectores que apoyaron el regreso de Peron a la Argentina en 1973.

  9. LOBITO

    RIP Quino, se nos fue un grande de verdad

Responder a Diego Mamani Crevani Cancelar respuesta

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*