10 Comments

  1. Raul Graham

    Ese equipo crema debió llegar a la final de la Liberadores ese año, pero luego perdió en un partido de desempate con Racing, y los argentinos al final fueron campeones de América.

    Aún así, la «U» empezaba a vivir los mejores años de su vida ( 1966-1975), con muchos títulos, copas y grandes jugadores. Desde aquel año no ha vuelto a brillar en la Copa

    ¿Volverán algún día los años vividos…los días de triunfo?

    Dale «U» por siempre. Te amo, como mi padre me enseño a quererte…

    🙂

    Raúl

  2. Mario Alberto

    Ese saludo crema, con los once jugadores ubicados en el círculo de la media cancha levantando el puño derecho solo lo he visto en fotos y videos de los años cincuenta y sesenta.

  3. George C Coscia

    RACING : Cejas: Perfumo, Chabay, Martin, Coco Basile, Rulli, Joao Cardoso, Norberto Raffo, Juan Jose Rodriguez, Cardenas, Humberto Maschio..tambien alternaron Panadero Diaz y Mori UNIVERSITARIO: R. Correa: Gonzales, LaFuente, Chumpitaz, Fuentes, Cruzado, Chale,Calatayud, Cassaretto, Uribe y Enrique Rodriguez…dos potencias del Futbol

  4. Alvaro9

    muchas gracias arkivperu !! nunca habia visto una foto ni mucho menos algun fragmento de video

  5. Emilio

    Encontre en YouTube los videos de los goles cremas de ese partido.
    Primer gol:
    http://www.youtube.com/watch?v=JzN-pb7n-ho

    Segundo gol:
    http://www.youtube.com/watch?v=FKaCILSX3fM

  6. Alde

    ¡ÉPICO!!! Soy hincha del antiguo Alianza, pero viví esta época y a la distancia valoro altamente los logros que tuvo la U por esos tiempos. De joven me parecía un equipo LECHERAZO (porque las cosas le salían como por un tubo, al revés de otros teams peruanos muy buenos -quizá con mejores jugadores- pero necesitados de fortuna), pero a la vez reconozco que tenia CALIDAD, un juego elegante, ordenado e indudablemente emprendedor. Esa era la U y bien por ellos que se conserven estos videos maravillosos. Lástima que no llegara a la final de aquella Copa Libertadores por la mañosería del Racing que pudo imponerse en el definitorio gracias a una cancha mojada, más apta para el juego de «ollazo» que practicaban.

    Algo que me gusta mucho de aquellas épocas también es la estética de los uniformes correctamente entallados, del tamaño exácto y bien llevados igual que los zapatos, al revés de lo que se ve ahora, que es una verguenza: trajes enormes, chorreados y bolsudos, zapatos de colores, canillas fuerra de las medias, y para colmo peladas o pelucas medias raras; es decir… las peores pesadillas de un esteta futbolístico.

  7. Kachito

    Que tales aporte , es una gran joyita ver estas hazañas del equipo Universitario, poco despues llegaria la clasificacion de Mexico 70.

    Saludos

  8. SALVADOR

    Referente a este tema reproduzco un ensayo de mi maqueta personal que publique en el Blog Carluccio Historia y Fútbol
    AQUELLA «U» DEL 67

    Indudablemente cuando se cuente la historia del Universitario de Lima y se tome como hito inicial de su proyecciòn internacional el equipo de 1967 debe estar a la palestra, y es que este corajudo conjunto entrenado por don Marcos Calderón a la vera de los tiempos es el arquetipo de esa gloriosa «U» de la garra, futbol atildado y sobretodo de ambición por ser grandes (sentimiento que por desgracia actualmente brilla por su ausencia).

    Aquel conjunto tuvo su singladura dos años antes con la incorporación de grandes futbolistas y que la sapiencia de un sabio del futbol como «El Chueco» Calderón supo sacar provecho de las virtudes técnicas de cada uno, En el arco hoy se acepta que Rubèn Correa no era precisamente su punto fuerte pero si se reconoce su don de ubicación y el de cumplir acertadamente en la mayoria de partidos, una de sus debilidades y que fue bien explotada por los arietes racinguistas era su poca proclividad a salir a cortar las pelotas aereas que llovian sobre su área; en la defensa se conjuntaba la desición en el quite de Pedro Gonzàles, el posicionamiento y audacia en la marca de Luis La Fuente con la fortaleza, don de mando y técnica de Hèctor Chumpitaz con la exquisitez en la marca de Nicolàs Fuentes, estos defensores a fuerza del rigor técnico impuesto por el entrenador lograron una excelente sincronización tanto para la marac en postas como para los cruces ante las diagonales de los delanteros argentinos, asi se explica que ni River ni Racing pudiesen concluir en goles las tradicionales corridas de sus atacantes. Aparte del soporte en la defensa del baluarte Hector Chumpitaz, el gran nucleo generador de futbol se hallaba en el mediocampo donde todo el talento y garra de Roberto Challe se complementaba con la fuerza y despliegue de Luis Cruzado, ambos autenticas usinas de generar futbol del bueno, es decir no solo vistoso sino efectivo. A su influjo Universitario entre 1965 y 1967 batio records de goles marcados y la mayoria de gran factura. Demás esta aquilatar lo que esa dupla marco históricamente, todos aquellos hinchas del futbol que tuvieron el privilegio de observarlos hasta hoy tendran grabada en sus retinas la magnificencia del futbol que se mostraba.

    Para ser efectivo el futbol generado en el mediocampo, indudablemente debía existir un gran complemento en la delantera, asi la alternancia de bullidores, esforzados y sobretodo técnicamente bien dotados jugadores aportaron esa cuota de gol que todo equipo que quiere ser grande debe poseer, los nombres de Victor Calatayud, Enrique Cassareto, Angel Uribe (hace poco desaparecido) y Victor Lobatòn se alternaron en cada partido para demostrar lo temible que era aquella delantera para cualquier defensa.

    Dos detalles describen la grandeza a que llego ese gran equipo en la copa del 67 : como gran innovador el entrenador M. Calderón, había observado la gran velocidad en el desborde de Victor Calatayud y el perfecto acompañamiento de Angel Uribe o Enrique Cassareto como arietes y creo la jugada conocida por el periodismo de «la puñalada», que consistía en una espectacular corrida por las bandas laterales de Calatayud o Angel Uribe hasta ganar la linea de fondo y luego a rigor del entrenamiento de memoria sacar el balón rodado o a media altura hacia atras, en el espacio entre el punto penal y la linea del área grande, para que el ariete de turno (Cassareto o Lobatón) con su acostumbrada fuerza la introdujeran en las vallas rivales.

    El otro detalle del gran futbol mostrado por Universitario en 1967 fue resaltado por la prensa continental cuando sorpresivamente Universitario derrotó 2-1 a Racing en su propio estadio de Avellaneda, se refiere a aquel primer gol cuando (tal como describe una publicación argentina y nos lo cuenta emocionadisimammente don carlos Ochoa) «EN UNA MARAVILLOSA SUCESIÓN DE TOQUES LA PELOTA VIAJO DESDE EL TERRENO DEL EQUIPO PERUANO HASTA DESCANSAR EN LAS MALLAS DEFENDIDAS POR CEJAS, SIN QUE NINGUN JUGADOR ARGENTINO PUDIESE HACER ALGO», aquel gol impresionó sobremanera a los afortunados hinchas racinguistas presentes y años más tarde era recordado como uno de los mejores goles que habian observado en dicho estadio.

    Particularmente observando las grandes performances de aquel equipo creo que Universitario empezo a ser reconocido internacionalmente desde ese 1967 como «el club copero más grande del Perú» gracias a la habilidad, derroche de energías y sobretodo a nunca bajar los brazos en su noble lucha por brindar alegrías a sus hinchas. Ese sentimiento de no sentirse derrotados aun estando con marcador en contra patento lo que hasta hoy es reconocido como la «Garra Crema».

    Totalmente de acuerdo con la opinión de Alde, la estética y elegancia de aquellos uniformes antiguos y la corrección en las formas de celebración de los goles no tiene parangón con las estridencias y funambulescas demostraciones de los futbolistas actuales (coreografías, peinados, tatuajes, etc.) que solo han contribuido a quitarle al fútbol su esencia de apego a sus colores, seriedad en la lucha por la gloria en la lucha deportiva y su genuino espíritu viril, para convertirlo en un estrafalario sainete del fútbol-estafa de la actualidad. Aunque en gustos y colores no han escrito los autores, personalmente para mi, es una pena.

Deja un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*