© 2010 . All rights reserved.

"Station Hostess" (1971)

Aeropuerto, ventana del mundo, centro de ajetreos, de sueños y alegrías, romance, nostalgia, cansancio. Por el aeropuerto Internacional de Lima, el Jorge Chávez, pasan al día legiones de viajeros y en su monumental recinto trabajan un ejército de jóvenes mujeres. Las líneas aéreas, por regla general, sólo escogían a las chicas más guapas –lo que no quiere decir que no se les exigía trabajo duro–-.

La primera sonrisa se recibía en el mostrador de la compañía. ¿Boleto? ¿Documentos? ¿Equipaje? Ellas constituían la flora del aeropuerto. Las "station hostess", no volaban, pero podían ser más importantes que las que estaban arriba. Este ramillete juvenil soñaba por pasearse por tierras lejanas: Japón, Grecia y Moscú eran los lugares preferidos que tenían esas chicas de 18 a 25 años; que gustaban de la música "pop" y criolla, y que hacían de su sonrisa el símbolo de su tarea agradable. Soportaban además, la cotidiana admiración de los transeúntes convencidos de que en el Perú era tierra de belleza turística en carne y hueso.

station_hostess5_1971_arkivperu.jpg

¿Qué hacían estas chicas que trabajaban en los mostradores de las compañías de aviación? Desde que madrugaban (o la camioneta de la compañía pasaba por ellas o tenían que conseguir un taxi o colectivo), hasta que cumplían el viaje al aeropuerto, la repasadita matinal (espejo y maquillaje) era obligatoria. Si el avión no venía atrasado, era hora de atrincherarse en el mostrador, armadas de lápiz y el voluminoso OAG (libro de conexiones), mientras ensayaban toda la serie de sonrisas disponibles para atender a los viajeros. Si el que llegaba era un "churro", habría que lucir la sonrisa amplia, divina; si no era tan apetecible como el "profesor Aldao", pero tenía su "gancho", se aparentaba una sonrisa "a media agua", es decir, comunicativa, pero con ciertos reparos; si el tipo que se embarcaba no era nada simpático y si por añadidura tenía aspecto de primerizo, había que tratarlo de tal manera que se pueda salir rápidamente. Su lugar podía ser ocupado por otro pasajero potencialmente atractivo.

Lo demás era rutina: papeles, boleto, impuesto al combustible ("no se vayan a olvidar, porque si no multan a la compañía" recordaba el jefe) "conforme, tenga su pase de ingreso al avión, puerta de salida número tal"; "ya puede pasar por Inmigración" "correcto, ah!" ¿Lleva dólares? entonces, vea a la Policía Fiscal... Si es usted gringo, "dear friend", no dude que recibirá la mejor de las sonrisas y un o.k. de primera clase, y si es criollo, no se desanime, la sonrisa también será agradable, aunque si puede captarla, se dará cuenta que es clase turista. Caprichitos...

Luego, estas jovencitas, se dirigían a la puerta respectiva, para el respectivo chequeo y distribución de asientos. ¿Quiere ventana? No hay problema, todos pueden conseguirlo, pero depende de su blablablá, en todo caso, le quedará el consuelo de recibir el "mejor espacio", al medio, aunque cuando aborde el avión, se dará cuenta de que siempre hay asientos de más.

station_hostess6_1971_arkivperu.jpg

station_hostess4_1971_arkivperu.jpg

Como antes de abordar al "jet" se pasa cerca a los mostradores de los "duty free", la mercadería liberada de impuestos era muy atractiva: licores finos, un whisky o cigarrillos a bajo precio, comprenderá frente a las sonrisas de las chicas que allí atienden que le queda dos caminos: o compra para saborear o compra para impresionar. En todo caso, dependiendo de la cantidad de dólares o el equivalente que usted gastaba, para que las jóvenes que lo atendían se den cuenta de si posee (o no) signos exteriores de riqueza.

Texto: Manuel Olivari (Extracto de la revista Caretas, 1971)

station_hostess_1971_arkivperu.jpg

station_hostess7_1971_arkivperu.jpg

station_hostess2_1971_arkivperu.jpg

26 Comments

  1. erick

    ahora los aeropuertos (incluyendo el nuestro) son fortalezas donde si te atienden lo hacen con paranoia. Porque tenemos que pagar una «tarifa unica» por cada vuela que hacemos en el j chavez uh? que va

  2. gustavo

    Mucha gente que conozco llama a las señoritas que atieneden a los pasajeros duarante los vuelos: «Frai Hosters»

  3. Macelino

    Todas chicas entre 18 y 25 años, todas guapas, todas de ascendencia europea..no tengo animo de segregar a nadie puesto que el Perú es un crisol de razas y culturas, pero ¿no creen que los adminisradores del aeropuerto hacian mal en seleccionar a mujeres que no repesentaban la diversidad etnica del Perú? recuerdo haber notado esto cuando era niño allá por los 70s y primeros 80s aunque parece que ahora la situacion ha cambiado un poco.

    Yo vivo hace 5 años en España y en el Barajas encuentras a gente de muchas razas trabajando en el aeropuerto, hace poco me atendió en el mostrador de facturacion una muchacha con marcados razgos andinos, trabajando hombro a hombro con mujeres europeas, sin aparente dicriminacion, eso me parece rescatable y digno ser emulado en nuestros aeropuertos latinoamericanos.

    Con respecto a la belleza y la juventud. me llama la atención que las mujeres que trabajan en los vuelos que unen los paises latinoamericanos o aquellos que conetctan latinoamerica con otras latitudes suelan ser guapas y jovenes. He tenido la oportunidad de viajar por el norte de europa y las azafatas son mujeres de todo tipo jovenes y mayores, delgadas y gorditas sin aparente segregacion de ningun tipo. ¿Por que será que lso vuelos a y dentro de latinoamerica llevan azafatas tipo modelos? ¿en cierta manera somos más superficiales que personas de otras latitudes?

  4. K.·.

    Hola,
    la última vez que volé en una aerolínea «Low Cost» (Easy Jet) dos de los hostess eran claramente gays (no travestidos). Ni que decir que un par de las otras hostess eran señoras de más de 40. Y a nadie le incomodaba esto (el trato que nos dieron era muy amable).
    También vivo en España y aquí mis colegas no me creen cuando digo que las ofertas de empleo peruanas dicen textualmente «Buena presencia», «Universidad de prestigio», «No mayor de 35 años», «Joven nikkei», «chico evangélico», «curriculum con foto», etc.
    Osea que en Perú la discriminación racial, por edad e incluso religiosa y económica en el trabajo es groseramente abierta y nadie dice nada.
    Saludos
    K.·.

    • Jorge Herrera

      Un compañero del colégio que ahora reside y trabaja en España me contó una anéctota suya cuando aun estaba en el Perú e intentaba construir una empresa própia:

      «Estaba en medio de una reunión para ver si conseguiamos vender un servicio de tecnologia de información para una empresa grande, la señora que analizaba el documento me dijo: con estos precios que me pones aquí no pensarás que te voy a aceptar peruanos mínimos me tendras que traer españoles o argentinos».

    • Diego Mamani Crevani

      K: Hace poco recibí un email de la asociación de exalumnos del colegio Markham, donde anunciaban un puesto laboral en una empresa en Lima. Los requisitos, descripción del empleo, etc., todo era normal, excepto por lo siguiente: «edad entre 30 y 35 años».

      Escandalizado, respondí al remitente indicando que en estos tiempos ya no podemos tolerar la discriminación por edad. El tipo me respondió argumentando que «no era discriminación».

    • K.·.

      Hola,
      Pues las situaciones que mencionan son pura discriminación. En alguna entrevista que he estado, en que preguntan cosas personales como nivel de ingresos actuales y en los anteriores trabajos, he respondido que puedo darles dicha información si me la ponen por escrito y firmada. Obviamente se echan para atrás ante mi petición.
      Ahora, si me vienen con que los consultores deben ser «españoles o argentinos», respondería que está perfecto, pero que tales consultores querrán reportar a un cliente de la misma nacionalidad.
      Saludos
      K.·.

  5. La situación definitivamente ha cambiado, ahora no solamente predominan en estas profesiones las chicas de ascendencia europea y tampoco es un trabajo exclusivo para mujeres puesto que muchos hombres trabajan tanto en las recepciones de los aeropuertos como en los servicios de vuelo.

    En lo referente a la edad creo si hay diferencia, es muy común que en latinoamérica las azafatas sean muy jóvenes, aunque los hombres no lo son tanto.

  6. Es usual ver a homosexuales trabajando como hostess o aeromozos (se dice así?). Me hicieron recordar un chiste del cómico Jeff Altman en el programa de David Letterman, justamente sobre un aeromozo (no offence), está en el minuto 4:16:

    «Sit down, we are laaaanding»
    http://www.youtube.com/watch?v=hTZMylxXIaM

  7. Macelino

    Tienes razon K, también he comentado a mis colegas lo del requisito de la «buena presencia» y les parece discriminatorio. Aunque para algunos trabajos lo consideren necesario (anfitrionas, por ejemplo) aquí y en muchos otros paises nadie lo publicaria de esa manera, resultaria ofensivo.

  8. Macelino

    Otra anotacion con respecto al racismo abierto a la peruana que comenta K, en Perú es muy dificl ver una pareja peruana interracial. En otros paises del mundo y en especial en Europa (no he estado en USA) es muy comun ver a personas de raza blanca formar pareja con personas africanas o de ascendencia africana y se ve lo mismo con otras razas. No digo que no exista el racismo en Europa, que existe y puede llegar a ser violento, pero es realmente bochornoso que en pleno siglo 21 exista tanta segregacion racial en nuestro querido Perú.

    • Jorge

      Una cosa son tus deseos y otra cosa es intervenir en los gustos de la gente. Los cambios vienen con los tiempos, y no son «impuestos». Tu no puedes «obligar» a nadie a emparejarse con alguien que no le gusta. El «racismo» es constumbre, y no una ley. Ten paciencia y vas a ver. Yo cuando visite EEUU por primera vez vi como enviaban a los morenos al fondo del bus. Ahora hay un presidente afro-americano….

    • tito

      Esas opiniones de Marcelino son de lo que quiere ver, en el Perú se ven muchas parejas interraciales por todos lados, me acuerdo que hasta mi adolescencia en los 80 esto era rarísimo, primero que ni se veían muchas parejas y por la calle las parejas eran bonitos con bonitas y los modelos e incluso los famosos eran todos rubios, los playboys, deportistas y corredores de autos (ojo, ni siquiera blancos, sino RUBIOS, Bradley, Block, Hearne, Dibos, etc.)

      Hoy se ve muchas mas parejas y desde luego, muchísimas birraciales y los modelos y famosos y ricos, chefs, playboys, etc. hoy son mestizos, nikkeis, etc. que antes ni opción tenían antes de salir en una revista social, y los ricos de hoy son así en su mayoría, no se en que mundo de fantasías vives Marcelino, porque ves lo que quieres ver, ahora, que otra cosa es que en Europa se ven EUROPEOS con parejas AFRICANOS, que aquí no hay, entonces el contraste es mayor, pero eso es otra cosa, y otra cosa es que esos mestizos millonarios de el Perú de hoy, al verlos con plata, a tus ojos ya los vez blancos o blanqueados, eso es otra cosa.

  9. Gregorio Huaroto

    Los tiempos son otros. Tras el fin de la II Guerra Mundial y con el inicio de la masificación de la aviación comercial, las Fly Hostess debían ser jovenes, guapas, de un fenotipo y apariencia lindante con la reina de belleza. Se decía que «Braniff International» tenía, en los sesenta, las más bellas azafatas.

    Con el tiempo ese prerequisito, en los países desarrollados, ha ido desapareciendo. Hoy se ven señoras mayores, gorditas, o personas no necesariamente bien parecidas. En el Tercer Mundo, en cambio, esa auroral condición aún sigue siendo norma.

    GH

    • tito

      Discrepo contigo, creo que hoy en día en el primer mundo y en el Perú ya las azafatas no son muy bonitas, en Iberoamerica suelen ser chicas bastante normales y no las bellezas de la alta sociedad de los años 70 como muestran las fotos de esas épocas.

      Lo que sucede es que en los países desarrollados y en el Perú, igualito, antes, ser azafata era para atender a los ricos, lo únicos que viajaban, viajaba poca gente en EEUU y en el Perú igual, y eran los de clase A-B de entonces (una clase A-B mas tradicional y culta) por eso habían pocos puestos laborales para azafatas y eran codiciados por chicas de alta sociedad en EEUU y en el Perú, porque, en esos días ser azafata era un lujo, y pagaban una fortuna y viajaban por el mundo en primera perteneciendo a una elite social y conocían a millonarios como futuros esposos.

      Por eso en Lima solo eran azafatas las de la alta sociedad, porque antes en Lima las aerolineas eran de Estados Unidos, transnacionales, no lineas peruanas, pero en los años 70 y 80, se crearon las lineas low-cost en EEUU y Europa y hubieron mil veces más puestos y menos pagados y por eso en esas lineas cualquiera es azafata, igual acá, primero con Faucett, y ahora igual ya que Lan, TACA etc, son low-cost, pero si tienes la opción de viajar en la carísima Air France, verás las top que son azafatas allí hoy en día.

  10. Gregorio Huaroto

    Lindas piernas las de Vieri Novak, ahora ya debe de ser una señora mayor.

    GH

  11. Gregorio, Vieri Novak es actual gerente de ventas en Americna Airlines :
    http://www.tnews.com.pe/fotos/e163_f8.jpg
    Aun conserva su sonrisa…

  12. rrv

    yo habia leido que Aerolineas Peruanas habia cesado operaciones ese año, o en todo caso, de que mes mas o menos corresponde el reportaje.?

  13. Rvv. no tengo registrado el mes. Saludos.

  14. Juan Luis

    El 19 de julio de 1946, en el Country Club de Lima, en elegante ceremonia, se graduó la primera promoción de “flight-hostesses” que PANAGRA había preparado a semejanza de los centros que funcionaban en USA para entrenamiento de mujeres destinadas a los servicios auxiliares aeronáuticos. La señora Gwendolyn Raymond tuvo a su cargo la preparación de las graduadas. Las 15 señoritas que integraron esta promoción fueron: Laura Arce, Caridad Bueno, Esperanza Clarks, Beatrice Gautier, Bertha Jochamowitz, Dora Kennedy, María Larrañaga, Carmen More, teresa More, Emma Mústiga, Mary Nicholson, Rosa Serdio, Hilda Sommerkamp y Violeta Van Ronzelen.

    En sus discursos, los directivos de PANAGRA señalaron que debido al progreso de la industria aeronáutica se requería aquello que los ingleses llaman femenine touch o “pincelada femenina”, y que las graduadas prestarían una solícita atención a los pasajeros a bordo, especialmente damas y niños. Los directivos recalcaron que las graduadas tendrían los siguientes objetivos:

    1. La consecuencia con PANAGRA que las había iniciado en esta atractiva carrera
    2. La responsabilidad que se deriva del trato directo con los viajeros y a quienes a través de ellas mantienen su confianza en el vuelo
    3. La representación de la mujer peruana en el mundo

    El 1 de noviembre de 1970, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones otorgó reconocimiento oficial a la Escuela Privada de “Aerolíneas Peruanas” establecida para la formación del personal especializado de auxiliares abordo o “fligh-hostess”. Muchas promociones habían egresado de la Escuela, desde que entró en funciones. Las aeromozas de APSA recibían una rigurosa preparación a través de cursos intensivos por personal experto sobre reglamentos y manuales, conocimientos básicos de aviación, sociología y relaciones humanas, arreglo personal, atención al pasajero y emergencias y salvataje. Una vez graduadas, completaban sui aprendizaje con prácticas en Estados Unidos y en Europa. Que las convertían en excelentes “anfitrionas del aire”. La directora de la escuela era Esther Castro de Mulanovich.

  15. George C Coscia

    Habia un comic de la seccion ‘The lighter side of Life’ de la revista «MAD» donde una chica estaba leyendo revistas, viendo TV, oyendo musica, bailando, etc., mientras su Mama le pedia que limpie su cuarto y la ayude a poner la mesa…..en el ultimo cuadro ,la chica esta ya adulta y tiene 3 bandejas de alimentos en las manos mientras trata de limpiar un asiento del avion donde trabaja de Flight Attendant-Azafata….ironia de la vida y de esa profesion….

  16. Héctor

    En esos años había discriminación tanto en el aspecto que tenían que lucir las hostess (sic) así como en el trato que los clientes recibían, es decir, si no eras guapo, extranjero y con mucho billete un poco más y no te subían al avión.

  17. Daniel Garcìa Silva

    Tengo entendido, que los auxiliares de a bordo masculinos, son denominados “Purser”. La verdad nunca había leído los términos “hostess” o “aeromozos”.

    Respecto a lo que refiere K, puedo comentarles que hace poco viajé a Iquitos y a los Purser, que atendieron durante el vuelo, tanto de ida como de vuelta, se les notaba sus modales gay. A propósito, siempre escuche que este trabajo tiene fama de ser ocupado, mayoritariamente, por este tipo de personas.

    O sea, apreciado K, que en las aerolíneas peruanas, no existe ese tipo de discriminación.

    Un comentario aparte, con todo respeto. Casi cuarenta años después, Vieri Novak, parece otra persona.

    Saludos.

  18. Daniel Garcìa Silva

    Héctor, estas equivocado en tu comentario.

    La primera vez que viaje a Iquitos, fue en 1966. Desde ese año, he viajado regularmente a esa ciudad. Inclusive entre 1971 y 1973, estudie ahí los tres últimos años de secundaria.

    Junto a mi hermano, veníamos a Lima durante las vacaciones. Viajábamos mucho en avión y el trato del personal, tanto de tierra como el de a bordo, siempre fue amable y sonriente. A pesar que de guapos, no tenemos nada y aspecto de extranjeros o de tener billete, menos.

    De repente, por ahí, alguna persona pudo haber sido maltratada (nunca faltan malcriados o malcriadas, que amanecieron de mal humor), pero eran excepciones.

    En general, el trato que brindaban las aerolíneas en esos años, por lo menos en el Perú, siempre fue muy cordial.

    Felizmente, hasta la actualidad es así.

    Saludos.

  19. Héctor

    Hola Daniel, seguramente tienes razón, aunque deja para la reflexión este artículo donde señala que estas señoritas daban mejor servicio a clientes de esas características, y a los que no las tenían se los despachaba rapidito nomás.

    Y bueno, creo que casi todas las personas –salvo rarísimas excepciones– si comparan una foto donde tienen 20 años con otra donde tienen 60 parecen diferentes personas, El tiempo no pasa en vano. Saludos.

  20. Luis Perdomo

    Se nota que las nenas eran admiradoras de Marcelo Mastroianni, todas quieren viajar a Italia.

Deja un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*