© 2018 . All rights reserved.

Velasco en la Plaza de Acho (1968-1971) y "Consuelo" (2018)


La Jet-Set limeña. En la primera foto, Marita Prado Sosa, Marita de la Peña Prado y Cucuchi Prado Sosa. Las Prado daban la hora y eran invitadas predilectas de innumerables reuniones sociales.

Fuentes y fotos: "Los prodigiosos años 60" de Guillermo Thorndike; Correo, El Comercio, La Prensa y Última Hora; Caretas y Gente; Gregorio Huaroto y comentarios en ARKIV.

Octubre de 1968. Luego del Golpe de Estado y acabada la democracia, el Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas comenzaba a tomar forma y en el país se afincaban rápidamente un nuevo régimen de cosas. Dada la impopularidad del Estado encarnado en el Ejecutivo por Belaúnde y en el Congreso por la coalición Apra-UNO, los primeros instantes del nuevo gobierno estuvieron signados por la abierta esperanza de muchos de que las cosas podrían cambiar con la “mano dura” de los militares.

El nuevo mandatario, el general Juan Velasco Alvarado, seguía durmiendo en su casa y en las mañanas pasaba temprano a ocupar las oficinas presidenciales en Palacio. Velasco provenía de un hogar humilde. Era hijo mayor de una numerosa familia del barrio de Castilla en Piura. De joven se embarcó al Callao y se enroló de soldado en la Escuela de Oficiales de Chorrillos, donde hizo una fugaz carrera hasta llegar al tope de los generalatos.

Pero durante ese camino ascendente y luego a lo largo de su gobierno no todos los saludos fueron estrictamente militares, también hubo apretones de mano y palmadas en espaldas. Existía una civilidad con la que forzosamente Velasco tenía que relacionarse: empresarios, inversionistas, banqueros. El general se codeaba con pitucos a través de su gran amigo, el empresario Enrique León Velarde. Hay fotos de ellos departiendo con empresarios a bordo del "Maraya", el yate de los hermanos León Velarde en Ancón. Velasco era un oponente de la oligarquía agraria, no de la burguesía industrial limeña; muchos empresarios nacionales se enriquecieron durante el Velascato por la sustitución de importaciones.

 CONSUELO, "LA MADRE DE LA REVOLUCIÓN PERUANA"

Antes de convertirse en primera dama de la república, María Consuelo Gonzáles Posada era una simpática joven miraflorina de familia aprista; junto a su hermana las conocían como "las Gonzáles": la “Coca” (Bertha Gonzáles Posada, luego congresista del APRA) y la “Chola” (Consuelo). Como la "Madre de la Revolución Peruana", título con la que la anunciaba el gobierno, Consuelo escaló socialmente y se convirtió en una de las mujeres más poderosas, representativas y elegantes de Lima. [1] Su peinador oficial era el famoso estilista "Chocco" y tenía un porte innato que la permitía desenvolverse con soltura tanto con la jet-set limeña como con mandatarios mundiales. Consuelo era presidenta de la JAN (Junta de Asistencia Nacional) y viajaba mucho al extranjero [2] a reunirse con presidentes (Nixon), dictadores (Franco), reyes, dignatarios, primeras damas, etc. para conseguir financiamiento y donaciones para los programas de ayuda social que dirigía. Lamentablemente, no había ningún mecanismo de fiscalización, pues Velasco no lo permitía, y consecuentemente los viajes y eventos sociales de Consuelo eran motivo de muchas suspicacias por parte de un gran sector de la opinión pública. [3] “Esto para la JAN, y esto para Juan” era el chiste de la época, en alusión a que los Velasco se daban la gran vida con las donaciones.


La pareja Velasco hace su aparición en Acho. El general llegó vestido de civil, con saco deportivo y corbata.

PLAZA DE ACHO, 20 DE OCTUBRE DE 1969.

La Plaza de Toros de Acho siempre ha hecho sucumbir duras conciencias de muchos políticos peruanos que no se pudieron resistir a los encantos de una Lima "gagá" muy distinta a la de nuestro tiempo. Desde Manuel Prado, Manuel A. Odría, Fernando Belaúnde Terry, hasta Alfonso Barrantes, todos querían llegar a sus tendidos, todos querían mirar, ser vistos, y aspirar los vapores de la vanidad y aristocracia. El general Velasco no fue la excepción.

El ex-mandatario Manuel A. Odría llegó al Palco Presidencial de la primera corrida de toros de ese año dispuesto a ocuparlo, tal como lo hiciera desde 1948 hasta 1962, basándose en el hecho y no la palabra, de que dicha especial localidad cerrada fue construida durante el "Ochenio" (1948-1956) y aprovechando la circunstancia de que Manuel Prado no era aficionado a la fiesta brava. Pero el jefe de la UNO (Unión Nacional Odriista) olvidó dos detalles importantes: que el referido Palco había sido nacionalizado por el presidente Belaúnde, considerando que se edificó con dinero estatal y que el General Velasco, presidente de la Junta Militar, repentinamente se había convertido en taurófilo.

Todo en familia: El General Velasco, Consuelo, y su hija "Pochita" se instalan en el Palco Presidencial.

Como consecuencia de ambos olvidos, el líder de la Unión Nacional, tuvo que renunciar a su propósito y retirarse acompañado por su esposa, un grupo de amigos y junto a sus numerosas y suculentas viandas, preparadas especialmente para la ocasión. Tuvieron que pasar a almorzar con visible disgusto en el restaurante "El Mesón de la Ronda", ubicado en la misma Plaza de Acho, en compañía de los suyos y Mariano Prado y, más tarde, ocupar una democrática contrabarrera, en la cual permaneció con un gesto serio y sin sacar su pañuelo blanco cual lo hiciera en otras temporadas.

↑ ¡Epa! Velasco responde a los aplausos. Luego llegan los silbidos.

Por otro lado, lado, el Gobierno Revolucionario, dando rienda suelta a su espíritu planificador, ordenó a los diestros que brindasen sus primeros toros al flamante golpista gobernador que estaba acompañado de su esposa Consuelo [4] y su hija María Elena "Pochita" Velasco, cuya boda celebrada en el salón dorado de Palacio de Gobierno fue el acontecimiento social de 1969. En el primer brindis (según un imparcial especialista en sonidos) hubo para el General Velasco 80 por ciento de aplausos y 20 por ciento de silbidos. En el segundo brindis, los aplausos y silbidos empataron. Y en el tercer brindis, el porcentaje arrojó 80 por ciento de silbidos y 20 de aplausos. Alguien comentó: "Otro brindis más y suben los coroneles". Aparte de éstas y otras incidencias, la fiesta brava de esa tarde demostró que era capaz de juntar en torno a ella a los personajes más disímiles y opuestos.

↑ El torero dedica la faena a Velasco Alvarado lanzándole su montera.

EL REGRESO: PLAZA DE ACHO, 28 DE NOVIEMBRE DE 1971.

La segunda vez que el General Velasco visitó los tendidos de Acho ocurrió en 1971 y era considerado como una temeridad, tras la afectación de la gran propiedad agrícola en 1969. Personajes distintos sólo entraban a Acho para hacer labores menores como parte del espectáculo, a no ser que fueran admitidos a formar parte del poder económico, social y político, y no para ponerlos en peligro, que era lo que Velasco había hecho con la Reforma Agraria. El ingreso de Velasco a la plaza de toros fue saludado por una enorme silbatina, de las más grandes que se hayan escuchado en el bicentenario coliseo.


↑ Velasco y su esposa rodeados de los "Altecos", como se llamaba a los pitucos que lo adulaban y hacían labores de "soplonaje" entre su clase social (los de "Altecos" era por “almuerzo, té y comida”).

Esta vez, Velasco no se ubicó en el palco presidencial cerrado sino en los tendidos. Acudió con su esposa, nuevamente vestido de civil, pues la corrida era a favor de las obras sociales comandadas por Consuelo. El torero español (Galán, Ángel Teruel o Dominguín), le iba a brindar el toro, pero al final tuvo que desistir. Un espectador —pudo ser el "Gritón Bermúdez", un aficionado que solía gritar cosas en las corridas, algunas muy ocurrentes— vociferó: "¡A La Chola, no!!!", cuando el matador quiso brindarle el toro a Consuelo. El griterío posterior que incluía mentadas de madre, fue tan ensordecedor que el matador terminó desistiendo a su dedicatoria.

Esa tarde Velasco y su corte tuvieron que abandonar la corrida antes de la finalización del quinto toro, para no volver nunca más. Pero antes ordenó a sus soplones que tomen fotos y los días posteriores la PIP se dedicó a llamar a sus instalaciones a todos aquellos que aparecían retratados y que tenían visos de estar gritando y los buscaron para intimidarlos o para acusar a otros.

El año siguiente hubo un fallido intento de Velasco de suspender la Feria el cual nunca prosperó. Muy poca prensa divulgó detalles de este incidente (uno de ellos fue el diario Expreso, donde el periodista Francisco Moncloa desató su ira contra la "silbatina de los señoritos de la sombra" y de "la pituquería limeña que tuvo su momento de desfogue"). La Oficina Nacional de Información, un órgano dependiente del gobierno militar, indicaría al país que durante su visita a Acho, el Presidente Velasco había recibido una "cálida y prolongada ovación".


Arriba: "Consuelo" (2018) por ARKIVUn experimento audiovisual basado en el artículo.


DATOS DEL BLOG DE ARKIV:

[1] Una vez, Enrique Escardó, director de la revista “Gente”, contó que en 1972 su revista iba a declarar a la esposa de Mercado Jarrín como la mujer más elegante del Perú. Cuando la revista ya estaba en prensa, un par de efectivos de Seguridad del Estado llegaron para detenerlo y conducirlo a Palacio de Gobierno. Ahí lo esperaba Velasco, quien le pidió no declarar a la mujer de Mercado como la más elegante porque “eso le iba a crear un problema en la casa”. Escardó dijo que nada podía hacer porque la edición ya estaba en prensa, tras lo cual Velasco lanzó una interjección y abandonó el ambiente donde se produjo la conversación. Escardó no tuvo que esperar mucho tiempo para ser subido en un vehículo celular y dar con su rolliza humanidad en un calabozo de la prefectura, por unos días. La edición de “Gente” fue requisada en parte por “Seguridad del Estado”, menos algunos números para vanidad de la matriarca del matrimonio Mercado Jarrín-Neumann, que llegaron a circular en niveles selectos.

[2] En 1971 o 1972, en el programa sabatino “Trampolín a la Fama”, Augusto Ferrando, presenta a una concursante y le pregunta: "¿Cómo te llamas, mamita?"; a lo cual la chica le responde “Consuelo”, y Ferrando exclama: “¡Consuelo! ¿Y tus maletas?” (en alusión a la primera dama que solía viajar mucho). La algarabía fue general. Se dice que Velasco montó en rabia ante el comentario de Ferrando. En los siguientes días, con una prensa censurada, y ante la carencia de noticias confiables, corrían múltiples rumores en Lima que Ferrando estaba preso, que lo habían deportado, que su programa no iba más, incluso que al pobre Ferrando ya lo habían “fondeado” en el Callao. El sábado siguiente “Trampolín” salió al aire como si nada hubiera sucedido. La "bola" que circulaba era que, calmada la rabieta del dictador, sus generales le convencieron que seria contraproducente para el gobierno sacar a Ferrando del aire, dada su gran popularidad y llegada al pueblo peruano. “Quieres que la gente no tenga nada que hacer los sábados por la tarde y se reúnan y conspiren para derrocarte; deja al “negro” en paz y que tenga quieta a la gente”, le habría dicho un general a Velasco.


Arriba: Consuelo de Velasco junto a Carmen Polo, esposa del dictador Franco,
durante un desfile privado en Madrid (1969)

[3] Luego de una larga gira por Europa y Asia Consuelo de Velasco fue recibida en el aeropuerto con bombos y platillos por autoridades, miembros del gabinete ministerial y sus esposas, políticos, decanos, alcaldes de Lima Metropolitana (entre ellos Eduardo Dibós) y amigos personales. La llegada se transmitió por televisión a través de todos los canales y en el la rampa de los vuelos internacionales se levantó un escenario en el cual durante una hora antes del arribo de la viajera se presentaron conjuntos musicales y artistas que interpretaron bailes y música del folklore nacional. ¡Toda una celebrity!

 [4] Otro chisme sobre Consuelo Gonzáles Posada fue que se dijo que fue “víctima” de los celos de Velasco. Consuelo asistió a una reunión en un círculo militar donde bailó alegremente con el dueño de la marca Moraveco, el empresario judío-peruano Samuel Drassinower Katz. Pero los rumores que corrían eran que Drassinower tenía otras intenciones para con la mujer de Velasco. Al final Velasco se dio cuenta, pero todo quedo dentro del círculo. En una entrevista que César Hildebrandt le hace a Drassinower en ATV en 1995, el empresario dio a entender algo, aparte de hablar de otros temas.

18 Comments

  1. George C Coscia

    Esa mujer fue simplemente una trepadora resentida e hipócrita. Da escalofios pensar que todavia la vean como a una heroina cuando fue una persona fria de corazón que uso a los pobres para alcanzar sus propias metas egoístas de enriquecimiento que dividio a una sociedad y genero odio y resentimiento en un pais. Que le hizo creer a la gente que por ser pobres debian solamente reclamar y destruir, en vez de enseñarles la cultura del trabajo. Ella y su esposo sembraron la mala semilla de la división, azuzaron el odio y la victimización.
    Solo se dedicaron a vaciar las arcas del estado , declamar demagogia y ella cubrirse de joyas y vestidos Dior ,mientras viajaba a pantagruélicos festines , cocktails y shopping en Europa durante la ………… qué???………como dice???………….que ésta entrada es de ‘Consuelo 2018-Conchuda 1968’ ?? …AAHHH !! ,disculpen !!, pense que era de Evita Perón (misma «Chola» , diferente Calzón….PLOP !)

    • jorge ochoa

      Desgraciadamente hay gente que hasta la fecha, llama «Revolución», a esta junta de militares golpistas, que se metieron a la prepo a gobernar el país, con el pretexto de que en el futuro el Péru iva a salir del subdesarrollo, cuando el saldo final, después de 12 años de dictadura (1980), dejaron económica y socialmente un país en crisis, con el surgimiento de Sendero Luminoso, como una estrategia de estos militares, para de esa manera cogobernar con los gobiernos de turno; Abimael y compañía jugaron el papel de chivos expiatorios con los grupos de poder que se sucedieron

    • Juan

      George sabes si ese supuesto affair del dueño de Moraveco con la esposa de Velasco fue lo que motivó o tuvo algo que ver con la intervención estatal de aquella empresa? Recuerdo en el Jirón de la Unión por una de sus paredes en los 80s se veía una inscripción pequeña que decía «Moraveco no es cuartel,es centro de trabajo» ,otra anécdota que mucho se recuerda es la famosa frase del tío Johny cuando le dijo a un participante de su programa «comiste carne,eres hijo de militar ?» una «majadería » que le costó el exilio en Ecuador.

    • erick d

      Bien dicho, George. Lo que si llamo mucho la atencion en los anales de la historia peruana durante el periodo 1968-1980 fue la estrechez que ella y la primera dama de EUA, Pat Nixon, tuvieron y especialmente cuando el terremoto de Ancash dejo devastado el departamento. Ellas coordinaron la ayuda humanitaria de ambos paises para la region,
      Saludos para Arkiv y Jorge Tambien, happy new year, feliz 2019

    • erick

      Ni siquiera Melania le llega a los talones a la sra. Nixon, George
      https://www.youtube.com/watch?v=3hi8CmsOVAs
      Saludos

    • Diego Mamani Crevani

      Erick, gracias por compartir ese excelente video. Contiene filmación a colores y de alta resolución de Yungay y Huaraz menos de un mes después de la tragedia de 1970, además de escenas en Palacio de Gobierno, el aeropuerto Jorge Chávez, y el Hospital del Niño en Lima. Además de Consuelo, Pat Nixon, y el dictador de ese entonces, hay una alocución del embajador peruano en Washington, Fernando Berckemeyer, que creo que era diplomático de carrera.

    • Silver Jesus

      El resentido es Ud. por la forma como se expresa, queriendo creer que tiene la razón

  2. Ricardo

    La huachaferia Limeña de ayer, el resentido y su mujer , que odian al rico, pero que darían lo que fuera por ser como ellos, siempre fueron vistos como advenedizos en los sectores pudientes de la sociedad……la inmensa huachaferia gaga, del jet set, de la gente bonita…. jajaja!, las cosas no han cambiado mucho, no es así Nadine?

  3. Alfredo Murrugarra

    Después de Consuelo, Violeta, Pilar Nores, Keiko, Eliana Karpp, Nadine y la gringa Inga, de mal en peor…..

    • George C Coscia

      Despues de Conchuda, …Viejoleta, …PI-lar-N-ores-GA-rcia, …Keikonchuda,… Horteliana Karppazo, …Mezquine Humaldecida… y , ..Irrelenancy Kuchi-Kuchi…. hasta Imelda Marcos parece una honesta y adusta Monja de la Santa Inquisición.
      Sobre el Affaire Moraveco….su caida y desaparicion ocurrio cuando perdio el monopolio de mercado que gozaba, dado que los contratos de obras/productos metalurgicos fue abierto a transnacionales del Grupo Andino, Y , me olvidaba !!, .. tambien porque Sammy ‘The Jockey’ Drassinower resulto «muy aficionado» a montar Caballos…err.. Yegua Iqueña de Fino Herraje?? ..Bandera Arriba!!!!! ..NO te Pares Negrito!!!..PLOP

    • Gus

      No Alfredo, no te pases, que tiene que ver la Gringa Inga en todo esto? Ella si era una mujer buena.

  4. Carlitos Lehder

    Arkiv, digamos las cosas como fueron: » muchos empresarios nacionales se enriquecieron durante el Velascato por la sustitución de importaciones.» Ejem….»muchos empresarios nacionales y muchísimos militares se enriquecieron durante el Velascato por la sustitución de importaciones y el asalto a las instituciones del país con el Golpe de Estado de 1968. NINGUNO fue juzgado o fue a prisión luego con el retorno de la democracia en 1980. » Entendido? Otra cosa, Luis Gonzalez Posada, el hermanito de la Consuelo, era agente de la CIA. Mira: https://cavb.blogspot.com/2007/02/gonzales-posada-agente-de-la-cia-segn.html
    Se te olvido agregar que hay que ser bien mujerzuela para acostarse(?) con el dictador Velasco. No?

  5. Hilbert Zeballos

    Habia olvidado que el sobrenombre de Consuelo era «La Chola», que al parecer lo llevaba desde su juventud. Recuerdo que Velasco no la llamaba Consuelo, sino Chola…

  6. Luis

    Consuelo era hermana mayor de Luis Gonzales Posada, el canciller de Alan en los 80s.
    En Piura, hay un asentamiento humano llamado Consuelo de Velasco y en uno de los muros del Grupo Aéreo No 7 de la FAP han sobrevivido unas pintas dando vivas y la bienvenida a Velasco en una visita a su tierra natal.
    Saludos.

  7. Diego Mamani Crevani

    Gonzáles-Posada es apellido compuesto, aunque la ex primera dama se hacía llamar Gonzáles, a secas. Consuelo era como 20 o más años mayor que su medio hermano Luis, que como se mencionó líneas más arriba, colaboró con la CIA.

  8. juan

    todos esos que se consideran del jet set, en un momento sus antepasados fueron ladrones y traidores,,,sin ir mas lejos los prado y son pitucos?

Responder a Carlitos Lehder Cancelar respuesta

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*