8 Comments

  1. Daniel García Silva

    Ese aparato no es un Betamax?.
    Mi papá tenía uno igualito, por la misma epoca (1981).

  2. Es un modelo posterior al publicado en este aviso de 1980:
    http://www.arkivperu.com/blog/?p=749

  3. Javier

    En los ochenta los Beta y los VHS eran exclusivos de familias bienpudientes. Hoy los reproductores de Cds o DVD los puedes encontrar en las cachinas de los barrios populosos.

  4. César

    Tuve mi 1er.VHS y TV Color en 1,989 o 1,990 , como dice Javier , tenerlos a principios de los 80s era un lujo que sólo los pudientes podían darse.

  5. Quizás tener un VHS era un lujo, pero los televisores a color ya estaban bien establecidos a mediados de los años 80.

  6. gustavo

    Tal vez ese haya sido el caso en las familias de clase media y alta, pero las familias de los sectores C y D, las cuales eran la mayoría del Perú hasta hace poco, tenían que conformarse con su televisor a blanco y negro.La prueba está en que yo recuerdo haberme comprado un televisor blanco y negro( con perillas y todo) en pleno año 1997!! y les puedo asegurar que aparatos similares se vendían como pan caliente a precios de cien soles y pico; además estos televisores continuaron vendiendose cada vez mas baratos hasta inicios del siglos XXI.

    Por otro lado, es cierto que los VHS eran aparatos de lujo en los 80s,de acuerdo a mi propia experiencia me parece que el grueso de las familias de clase media recién pudieron comprarlos a inicios de los 90s cuando el gobierno empezó a liberalizar la economía y a bajar los aranceles.

  7. Daniel Garcíaz Silva

    Por favor, no exageren, en 1997, solo en algún museo de la electricidad, se podía encontrar televisores en blanco y negro.

    Escribo por experiencia propia.

    He vivido en el Rímac , como ya he comentado anteriormente, casi toda mi vida y el primer televisor a color que se compro en mi casa, fue en 1981 y en mi barrio, cercano a la Alameda de los Descalzos, zona populosa por excelencia, todos tenían uno.

    Algo más, la video grabadora, tambien era un aparato común, inclusive, intercambiabamos peliculas con los vecinos.

    En el Mercado Limoncillo (Prolongación Tacna, Rimac, donde se hacían las compras de mi casa), habia comerciantes que daban crédito para adquirir estos articulos y cualquier hijo de vecino , con un ingreso familiar moderado, podia tenerlos.

    Por tanto, no es cierto aquello, que eran artefactos de lujo, exclusivos para gente pudiente de las clases media y alta.

    Sin animo de entrar en polemica, pero me parece que en nuestro país, siempre tendemos ha resaltar lo malo. Expresiones como «somos pobres» (gracias a Dios, mi familia nunca lo ha sido), «los sectores c y d son la mayoria» y otra frases similares, no hacen sino poner en evidencia un aspecto negativo de nuestra idiosincracia.

    La verdad, que en esta entrada, encuentro mucha palabreria comunistoide.

    No seremos un país del primer mundo, pero tampoco somos esa republiqueta bananera, que algunos quieren pintar, donde en 1997, la masa empobrecida, seguramente por culpa del imperialismo norteamericano, todavía compraba televisores en blanco y negro.

    Por favor, no exageren.

  8. Estoy de acuerdo con Daniel, recuerdo que alrededor de 1982, casi todos mis compañeros de colegio (Pueblo Libre) tenían TV a color en sus casas. La popularización del VHS sí llegó varios años después.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*