© 2013 . All rights reserved.

"Radios 'Jara', con jota de jarana" (1977)

Escribe: Gregorio Huaroto, colaborador de Arkivperu.

Los emprendimientos desarrollistas gestados bajo la influencia de las teorizaciones de la CEPAL de Raúl Prebisch y las determinaciones de algunos gobiernos, como el que rigió el Perú durante la década del 70, llevaron a la implementación de políticas de industralización por sustitución de importaciones.

Traducción: se quiso trascender el nivel de desarrollo de nuestras economías, basadas en actividades primarias (agricultura), o en "industrias extractivas" (minería, petróleo, pesca), o en industrias de escaso componente tecnológico (las confecciones textiles) para impulsar una industria manufacturera de bienes de consumo con un mayor componente técnico o tecnológico. Para que ello fuese posible, se pensó, debía cerrarse el mercado a la presencia de bienes manufacturados de fuera proveniente de países con ventajas comparativas mayores en términos industriales.

Sigamos traduciendo: para que el Perú pueda ser industrial y no mero exportador de piedras, se creyó, debíamos incentivar la industria (que incorpora mayor valor agregado a nuestra producción) para lo cual ésta debía recibir estímulos y también protección: subsidios, subvenciones, mercado cerrado.

Quizá los industriales nativos adoraron a nuestros militares setenteros, pero el resto de la población quizá no tanto, pues sólo podíamos acceder a bienes de consumo malos, caros o poco avanzados.

Así, empezamos a comprar pilas hechas en nuestro país, a jugar con juguetes hechos aquí, a ver televisión en aparatos ensamblados acá, a viajar en carros armados en plantas a las afueras de Lima, y a escuchar nuestros programas en radios de sabor nacional, o como un arroz chaufita acriollado.

 

arkivperu

"Lux, la pila chola" (1975)

Algunos de esos emprendimientos si ligaron: los juguetes de "Basa" tenían pocas posibilidades de malograrse pues eran muy básicos (y no tenían competencia japonesa). Pero otros desarrollos, en cambio, sucumbieron a la habilidad de las prácticas más proteccionistas de países que consiguieron su avance jugando ese juego (como el caso de las peruanas pilas "Lux" que no pudieron resistir el "dumping" industrial de la Matushita Electric, que aparte de vender pilas también era una marca lider en radios de transistores que usan pilas.  O sea, la "Lux" quebró porque las pilas "National" se vendían a precios subsidiados y recuperaban sus pérdidas mediante la venta de sus buenos y muy populares radios).

Pero hablando de radios, quizá jugando a acogerse a los beneficios de estas políticas de protección y estimulo industrial vigentes en los 70, hubo una firma que salió al mercado a ofertar sus productos bajo una marca solamente existente en nuestro Perú: "Jara", "Radios Jara, con jota de Jarana", como rezaba su austera publicidad aparecida, a mediados de los años 70, en casi todos los medios impresos que circulaban acá. Que recordemos no anunció ni en la TV ni en la radio.

No queda claro si el anunciante ensamblaba los dichosos radios "Jara" acá (bajo una figura similar a los productos "Imperial" ya recordados en otra entrada) , o se jaraneaba de lo lindo mándandolos hacer fuera bajo la condición que lleven su marca, una práctica que hoy es mucho más común en tiempos de globalización y barata manufactura china.

De cualquier manera, sea bajo una figura o la otra, se llegaron a comercializar tres tipos de aparatos, de tecnología bastante básica: uno era el modelo CR-23 (aparece al final del aviso), idéntico a un modelo de los años 60 hecho en el Japón bajo la marca "Conion" con el mismo código de producto:

El otro era del tipo CR-36S (al medio del aviso), aparentemente basado en el radio japonés también de la marca "Conion" modelo CR-p36f que aparece aquí y que es casi idéntico al "Jara" (incluso, los códigos de ambos productos son muy similares):

 

conion

Y el tercero, que es el modelo más grande (de 4 bandas), se vendió bajo la denominación "modelo 406", el que posiblemente haya sido también algún clon de un radio de esta ya desaparecida marca "Conion", de la fábrica "Coney Onkyo Co. Ltd.; Kobe", y que se comercializó entre 1960 y 1980.

Y a todo esto, ¿quién fue el tal señor Jara, el ofertante de estos radios? Quizás algún seguidor tendrá una pista, o acaso la respuesta, para resolver este acertijo. Nosotros tenemos una pista, pero esperaremos sus amables intervenciones para desvelarla. ¡A jaranearse entonces!

 

21 Comments

  1. raul eduardo

    ¿Radios tropicalizados? ¿ Cómo era eso?

    • Upgrading

      Raúl Eduardo. «Tropizacalizado» es en términos industriales, la capacidad que tiene algún producto, componente o insumo de resistir más o menos el cambio exabrupto de temperatura. Debería denominarse «climatizado» pero eso depende del clima típico del mercado al que se orienta la producción. Sin embargo, se opta por el término «tropicalizado» haciendo referencia a que el clima y la temperatura que existe en los trópicos (de América, África e incluso parte del Asia) es variante y en algunas regiones, en extremo. Siendo así que un producto tropicalizado, logra mantener su estado, performance o funcionamiento más o menos en igual rango aún varíe el clima o la temperatura. Debemos recordar que los cambios climáticos afectaban particularmente a los transistores, aleaciones metálicas y algunos conductores eléctricos; cosa que actualmente ya no sucede con mucha frecuencia. Saludos.

    • K.·.

      Hola,
      Como anécdota, aunque no tropicalizada, en un proyecto minero teníamo el campamento a 4,600 msnm y descubrimos que sólo las laptops IBM no fallaban a esa altura (otras marcas fallaban y el fabricante respondía que las especificaciones aseguraban hasta 4,000 msnm). Con los monitores pasaba similar, estabas trabajando y de la nada sonaba un chispazo y la pantalla se apagaba un par de segundos. Nunca descubrimos por qué ocurría.
      Saludos
      K.·.

  2. erick

    como era el Peru que no naci, o sea de los 1970s. Me acuerdo de un stereo consola FTA argentino que era hecho en nuestro pais.

  3. Gregorio Huaroto Offenhauser

    Hubo «FTAs», pero también «Imperial», hasta «Akai» ensamblados en Pucallpa… y sobre lo «tropicalizado», pues en alguna otra entrada por ahí se dijo que era para resistir el embate de la humedad caribeño-americana…

    GH

  4. K.·.

    Hola
    Yo tenía (y quizás aún esté en casa de mis padres) la radio pequeña (la CR-23) con su funda de cuero marrón (cuero de verdad, grueso y cosido a máquina, nada sintético) y funcionaba con 6 pilas, creo.
    Saludos
    K.·.

    • Gregorio Guaroto Offenhauser

      Es una sorpresa lo que nuestro buen amigo K nos comenta, pùes es la segunda persona que conozco que refiere haber tenido un radio «Jara». Si pudiera contarnos más sobre ese aparato, donde decía que estaba fabricado, qué tal era su calidad y sonido, que bandas tenía (seguramente, por la época, no tenía FM).

      Hablando de FM y saliéndonos del tema de los radios «Jara», ¿han intentado escuchar radios de AM en la actualidad? En las edificaciones de varios pisos estas señales son virtualmente inaudibles, ¿o será que las transmisiones ahora son menos potentes…?

      GH

  5. Gregorio Huaroto Offenhauser

    Les comentaré que un amigo mío llegó a Bolivia por 1977 intentando buscar mercados para electrónicos ensamblados en el Perú. En Bolivia -donde nunca hubo restricción a importaciones ni fomento a la industria por la ya señalada sustitución de importaciones- les daba risa lo básico de estos «Radios Jara» o de los equipos de sonido «Imperial» (que mi amigo también intentó colocar allá). En Bolivia estaban disponibles los novedosos -por ese tiempo- aparatos 3 en 1 de National, Sony, Sanyo, etc. No vendió nada pero empezaría otros lucrativos negocos… él aún vive por allá. Quizá luego de Panamá o de la zona de la triple frontera Argentina-Brasil-Paraguay, Bolivia debe de albergar los comercios con los electrodomésticos más baratos de Sudamérica…
    GH

    • Gregorio Huaroto Offenhauser

      Conforme el enterado sitio «RadioMuseum.org» en respuesta a una consulta nuestra, los «Radios Jara» pudieron haber sido una fabricación asiática «customizada» para un importador peruano.

      Efectivamente, conforme «Radiomuseum.org», hecha una búsqueda en la Internet aparece que la dirección Av. Aviacion, 254, La Victoria (que aparece en la publicidad de los radios «Jara»), pertenece a la empresa «Compañia Nacional de Importaciones S.A.»:

      http://www.sitiope.com/empresa/compa-ia-nacional-de-inportaciones-s-a_20122505848.html

      Uno de los primeros apellidos de los gerentes de esa firma es JARA. Los «Radios Jara» pudieron haber sido pedidos a un fabricante asiático, usando una patente antigua, y llamados así en el Perú en honor a los dueños de la importadora.

      GH

  6. Carlitos Lehder

    FTA (Fabricantes Técnicos Asociados). Mi pata tenía una tocadiscos FTA que era buenazo!

  7. Patrick

    He demorado varios días para participar en esta entrada porque tenía algo de información en algún lugar de mi cerebro que de alguna manera tenía de ser recuperada y corroborada con la fuente principal, mi viejita, por asuntos de trabajo, la segunda parte no se ha cumplido, pero aporto lo que recuerdo:

    En casa tenía un radio a transitores marca Jara, no era como los modelos posteados, era de bakelita color verde agua o celeste claro y plateado, no tenía FM, pero si onda corta, en algún momento de 1973 logre captar a eso de las 10 de la noche la BBC en español y la Voz de America.

    Recuerdo que el artilugio de marras era «Made in Holland», pero en un mail, un muy estimado amigo me reveló que los hacían en Checolslovaquía.
    El radio en un primer momento tenía un estuche de cuero cocido con un punto tipo hilban.

    Puedo conjeturar que estos radios debieron ser comprados en volumen a precio huevo y remarcados en Perú acogiéndose a la ley de desarrollo industrial que se menciona en el post, lo que me sugiere que deben de haber comercializado otros modelos y quizás hechos en diferentes latitudes.

    Lo que hay que señalar es lo frágil de las leyes de protección a la propiedad intelectual que se manejaban en los lejanos años 60’s y 70’s, porque esos modelos deben haber sido pirateados de modelo National o Hitachi o Phiilps o de alguna marca conocida.

    Puedo estar equivocado, pero me parece que «Jara» llegó a comercializar televisores B/N portátiles, no de mueble, tengo un lejano recuerdo de ello, pero no puedo afirmarlo al 100%.

    El radio de mis recuerdos era como este:

    http://lagalenadelsur.files.wordpress.com/2012/12/p1140307.jpg

    Saludos a todos

  8. Micky

    al igual que los juguetess japoneses de aquella epoca no tenian marca , lo unico que hacia el ingeniosos Peruano era sodar el logotipo JARA a los radios que compraba hasta por kilos algo similar a los que compran Jeans por lotes y despues les pone el logotipo de marca

  9. mario santander aguirre

    Se parece a mi radio, solo que tiene para poner USB y a estos les falta.

  10. Ronals Azañero

    Estoy casi seguro que esta empresa perteneció a mi profesor de la Universidad san Marcos: CELESTINO JARA HIDALGO, por eso de la marca JARA.

  11. Juan Carlos

    Hola a todos Jara también fabrico Tocadiscos, o los comercialiso con el nombre Jara yo tengo dos tocadiscos Jara funcionando el día de hoy muy bien, y con muy buen sonido para vinilos

  12. rusbelt aguirre paz

    yo tengo un tocadiscos JARA q me recuerda mi niñes en el año 1970 fue q mis padres compraron y hasta ahora lo tengo guardado !

  13. rusbelt aguirre paz

    Del tocadiscos JARA empieza mi afición por los tocadiscos ahora colecciono tocadiscos y radios !

  14. Nuevo aviso de tocadiscos «Jarana» (1979)

Deja un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*